Casas gemelas de Paseo de Montejo abren sus puertas al público

Los recorridos se podrán disfrutar también en maya, inglés, alemán, francés e italiano
Foto: Juan Manuel Contreras

En la avenida más emblemática de Mérida, se erigen -desde principios del siglo XX- dos construcciones que por más de 100 años han despertado la curiosidad y el asombro de propios y extraños: las Casas Gemelas de Paseo de Montejo. Hoy, gracias al interés en compartir su historia, las propietarias de una de ellas decidieron levantar el telón y abrir sus puertas a los interesados en estas icónicas joyas de la arquitectura.

“Que deje de ser una leyenda urbana y se convierta en un hecho”, coinciden las hermanas Maruja y Cristina Barbachano Herrero, quienes desde la década de los 60 habitan el palacete, al que aseguran, no se le ha hecho ninguna modificación estructural en estilo o decoración. Han procurado mantenerla intacta en aras de preservar la memoria de sus antepasados.

 

Foto: Juan Manuel Contreras

 

En uno de los salones del inmueble, entre añejas fotografías y luminosos ventanales, las hermanas Barbachano relataron a La Jornada Maya que la construcción de la vivienda dio inicio en 1906; y su inauguración se llevó a cabo el 24 de diciembre de 1911. En sus casi 110 años de historia, ha sido el hogar de dos familias: Cámara Zavala y Barbachano Herrero, esta última llegando a habitarla en 1964.

Maruja y Cristina Barbachano aseguran que, no obstante, su hogar ahora se encuentra abierto al público, no se le efectuó adecuación alguna. Permanece intacta desde los orígenes de don Fernando Barbachano Gómez Rul, su padre que fue uno de los más destacados empresarios de la industria turística en la entidad.

La idea de compartir con la gente parte de su patrimonio surgió el pasado 20 de mayo del 2020, tras el deceso de su madre, la señora Maruja Herrero de Barbachano. Maruja, la hermana mayor, convocó a los seis hermanos para preguntarles si estaban dispuestos a abrir la casa; y todos accedieron con el afán de compartir esta importante pieza de la historia del estado.

 

Leyendas urbanas

 

Foto: Juan Manuel Contreras

 

Para las hermanas Barbachano, es difícil ocultar la emoción que les genera el interés que el palacete ha despertado en propios y extraños; y aunque reconocen que no deja de ser complicado prescindir, hasta cierto punto, de la privacidad de su hogar, aseguran que es más importante difundir el gran acervo histórico que guarda la icónica propiedad.

“Hay muchas leyendas urbanas en torno a la casa; y buscamos que de nosotros emane lo más exacto que hemos podido investigar. Incluso mandamos a expertos a Francia para que nos precisen su historia e impacto cultural”, detalló Cristina Barbachano.

Desde pequeñas, ellas han escuchado que uno de los Cámara Zavala construyó la casa contigua; y que fue su hermano quien mandó a hacer una igual. Eso es falso, pues en archivos localizados en París, figura que el arquitecto Gustave Umbdenstock hace los planos de ambas casas simultáneamente.

“Son un poco diferentes, lo que no quiere decir que una tenga más valor que otra. La situación es que en la casa en la que estamos vivieron doña María y don Ernesto Cámara Zavala, quienes llegaban a la tercera edad cuando la casa se termina; y al lado vivía don Camilo Cámara Zavala, su esposa e hijos”, añadió.

El inmueble, que se encuentra en la esquina de la calle 45 con Paseo de Montejo, cuenta con tres habitaciones; una sala de estar y todos los servicios que se requirieron para brindar servicio a las familias acomodadas, a la usanza de la primera década del siglo XX.

 

Pioneros de la industria turística en Yucatán

 

Foto: Juan Manuel Contreras

 

“Mi padre fue hijo del pionero del turismo en Yucatán, un hombre muy visionario y emprendedor que amó profundamente el estado de Yucatán y que se entregó a estas actividades para que el nombre de la entidad figurara en los mapas del mundo”, sentenció doña Maruja Barbachano durante el encuentro.

“De alguna forma, el vio en esta casa la oportunidad de poder atender a un grupo de personalidades que después iba -como ahora- a comentar sobre ella, sobre Yucatán, sobre las zonas arqueológicas; pues el motivo principal para traerlas siempre ha sido la civilización maya”.

La familia Barbachano Herrero consta de seis integrantes: Fernando Eugenio; Maruja, Carmelina, Cristina, Isabel y Juan Antonio, varios de ellos dedicados aún al negocio del turismo. Todos vivieron parte de su infancia entre las paredes de una de las casas más emblemáticas de la capital yucateca.

“Mucha gente piensa que es una casa difícil para vivir, pero no fue así. Siempre fue la casa de reunión familiar a donde todos regresábamos a platicar nuestras experiencias durante el año”, detalló doña Cristina.

“En la infancia pudiera parecer extraño, que, siendo niños, y teniendo una casa de este tamaño, no era la mejor casa -desde nuestro punto de vista- pues no tenía los jardines que tenían nuestras amistades, piscina y otras comodidades que en los años 60 ya se daban en otras residencias”, explicó.

 

‘Vida común, tranquila y simple’

 

Foto: Juan Manuel Contreras

 

A pesar de vivir en una casa tan amplia, este hecho no impidió, según relatan las hermanas, que su familia llevara “una vida común, tranquila y simple”. Existían, por supuesto, restricciones en ciertas áreas en donde no era adecuado que los infantes jugaran o corrieran.

De cualquier modo, Maruja y Cristina Barbachano coincidieron en que poco a poco se fueron acostumbrando a la belleza y luminosidad de la construcción; que incluso en sus días más tristes, el sol de sus grandes ventanales las despertaba con la mañana, sonriéndoles con alegría.

“Es nuestro interés compartir el acervo histórico y cultural que la casa representa, tanto para la ciudad de Mérida, como para el estado de Yucatán; y para quienes nos visitan. Nos encanta la idea de en un futuro tener grupos de estudiantes que puedan ver de primera mano cómo se vivía en el Yucatán de 1900”, señaló la señora Maruja.

Entre las curiosidades que guarda la vivienda figura que se trata de la primera casa en territorio yucateco -y quizá nacional- con plomería, electricidad y telefonía interna, es decir, no puede verse cable alguno, toda una novedad para la época.

“Es importantísimo que se siga estudiando y tengamos más conocimiento sobre la vida de Yucatán en las primeras décadas de 1900, la caída de la industria henequenera y el principio de la turística. Es parte de nuestra historia y de la vida cotidiana de todo yucateco”, concluyeron.

 

Museo de puertas abiertas

 

Foto: Juan Manuel Contreras

 

Uno de los aspectos más importantes para la familia Barbachano Herrero radica en que toda la gente se sienta libre de visitar el museo, que no se dejen intimidar. Las puertas, aseguran, están abiertas para todo quien tenga interés en Yucatán y su historia a través de la arquitectura.

Entre las características que más destacan en el servicio que ofrecen, está el hecho que mayahablantes puedan visitar la propiedad y disfrutar el recorrido en su idioma, pues además del inglés, alemán, francés e italiano, este se ofrece también en lengua maya.

Para quienes deseen visitar este icónico monumento, la entrada para turistas nacionales e internacionales asciende a 250 pesos; a los residentes de Yucatán se les cobra la mitad, 125 pesos; y el monto a cubrir para las personas de la tercera edad o estudiantes -presentando las respectivas credenciales- es de 50 pesos. Los menores de tres años entran gratis.

Edición: Elsa Torres


Lo más reciente

Nicaragua registra 537 sitios arqueológicos en su mapa de patrimonio cultural

También incluye paisajes naturales, urbanos y culturales, además de inmateriales

Efe

Nicaragua registra 537 sitios arqueológicos en su mapa de patrimonio cultural

Se reunieron Adán Augusto y Alejandro Encinas con ministra de Bolivia

Hacen entrega de libro de Luis Alberto Arce Catacora, presidente del país sudamericano

La Jornada

Se reunieron Adán Augusto y Alejandro Encinas con ministra de Bolivia

Concluye temporada de mariposas monarca en santuario de Ocampo, Michoacán

Los lepidópteros emprendieron su viaje de entre 3 mil y 4ff mil kilómetros hacia EU y Canadá

La Jornada

Concluye temporada de mariposas monarca en santuario de Ocampo, Michoacán

Clausuran talibanes única radiodifusora de mujeres en Afganistán

Acusan que la emisora violó varias veces ''las leyes y reglamentos del emirato islámico''

Ap

Clausuran talibanes única radiodifusora de mujeres en Afganistán