¿Por qué permitió el ayuntamiento que se fraccionara tan cerca de esta fábrica? Todos tuvieron sus beneficios, menos nosotros”, reclamaron.

El polvo ha provocado que nuestros hijos se enfermen de asma y bronquitis, denuncian las madres.

Verónica Camacho Chávez
Fotos: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
10 de abril, 2015

Cómo un pueblo fantasma donde la mezcla de sol candente y viento cubre todo y al respirar se siente cómo los granos de polvo y arena penetran en la nariz y los ojos, así se observan las casas y calles que rodean a la empresa Procon, del Grupo Abraham, dedicada la distribución y fabricación de materiales de construcción, en Kanasín, Yucatán.

La fábrica está ubicada en la calle 17 por 19 y 50 de la colonia Cuauhtémoc, y desde 2009 más de 250 familias están siendo afectadas por el ruido y el polvo que se desprenden. Este viernes realizaron una manifestación pacífica y cerraron las calles que dan acceso a los camiones que transportan los materiales.

“Estamos cansados de comer polvo; tenemos el problema desde hace más de 25 años. En 2002, en la administración del gobernador Patricio Patrón Laviada, hicimos nuestros primer plantón, y en 2004 nos dijeron que iban a dejar de usar los explosivos que utilizan para demoler y hacer la grava y que se iban a retirar de aquí. También tenemos documentos firmados de 2009, con la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, y todo sigue igual: el polvo ha provocado que nuestros hijos se enfermen de asma y bronquitis. Estos señores trabajan los 365 días al año, las 24 horas”, señaló el vecino Roberto Nieves Ruiz.

Expresó que en sus casas no pueden abrir las ventanas por el polvo. Tienen que limpiar todos los días los coches, los muebles, porque se echan a perder.

Yeni Mendoza, otra vecina, expresó que han hablado al ayuntamiento de Kanasín y a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del gobierno del estado (Seduma), y nadie se ha acercado a ellos para solucionar el problema.

“En una ocasión los representantes de la empresa dieron a unas cuantas familias blocks para sus techos, y creen que con eso ya el resto de las familias estamos conformes con lo que están haciendo. Creen que con eso las enfermedades y el malestar que causan todos los días van a desaparecer”, comentó la señora Yeni.

“Quedaron en que iban a regar con agua para que el polvo no se levantara, pero ellos mismos no se dieron abasto porque es mucho, como se observa son cerros de polvo y grava que tienen ahí, ya no lo soportamos ya no queremos que este aquí”, dijo Nieves Ruiz.

Expresaron que han tratado con Sergio Pérez López, gerente administrativo de la empresa Procon, quien les firmó un documento en que se comprometen a no permitir que los volquetes salgan sin lonas; humedecer la calle 15, donde se encuentra la salida de los camiones; poner señalamientos para que los camiones no pasen por la colonia; mantener mojados sus materiales para que no se desprendan, multar a los volquetes que no cumplan con los señalamientos y vigilar que todo eso se lleve a cabo, pero desde que se firmó esa hoja nada se ha llevado a cabo, “sólo lo hacen unos días y, listo, se acabó”.





Todos los vecinos están muy molestos, cansados de que nadie, ninguna autoridad les dé respuesta. “De qué nos sirve que nos firmen un papel si de todos modos no lo cumplen, esos papeles tienen seis años y nunca han hecho nada; lavamos la ropa negra y se vuelve blanca, la blanca se pone gris, los niños enfermos, igual que los adultos mayores. La piel todo el tiempo esta reseca; hay nubes de polvo todo el tiempo sobre nuestras cabezas, las casas, los muebles; todo está lleno de polvo. Los dueños viven muy bien en grandes casas, lejos de esto y, como siempre, los más pobres somos los que padecemos los daños porque nadie se ha preocupado por arreglar esto. ¿Por qué permitió el ayuntamiento que se fraccionara tan cerca de esta fabrica? Todos tuvieron sus beneficios, menos nosotros”, reclamaron.

Señalaron que permanecerán ahí, cerrando la calle, hasta que alguna autoridad les ofrezca una respuesta. Ellos quieren que la empresa Procon se vaya de la colonia. “No importa si tenemos que estar aquí una semana; no podemos seguir aguantando que desde las 2 hasta las 5 de la mañana estén reventando bombas para romper piedra. ¿Qué clase de descanso, de vida es esta? Vamos a interponer denuncias ante otras instancias, como Derechos Humanos y la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Profedema), pero nuestra última palabra es que ya no queremos esa empresa junto a nuestras casas”.


Lo más reciente

Valladolid: Conoce la Expo Dinosaurios con figuras animatronics de más de 20 especies

Los visitantes podrán recorrer salas ambientadas con iluminación y proyecciones audiovisuales

La Jornada Maya

Valladolid: Conoce la Expo Dinosaurios con figuras animatronics de más de 20 especies

Paraguay confirma el primer caso de sarampión en 25 años

Las coberturas contra dicha enfermedad en el país ''no son óptimas''

Efe

Paraguay confirma el primer caso de sarampión en 25 años

El riesgo de cáncer aumenta con sólo 20 minutos de luz ultravioleta para uñas

Estos secadores de esmaltes causan muerte celular y mutaciones en el ADN

Europa Press

El riesgo de cáncer aumenta con sólo 20 minutos de luz ultravioleta para uñas

'Los Simpson deportados a Auschwitz', murales para conmemorar el holocausto en Milán

Desde la central de trenes de esta ciudad cientos de judíos italianos fueron enviados a campos de concentración nazi

Afp

'Los Simpson deportados a Auschwitz', murales para conmemorar el holocausto en Milán