Felipe Escalante Tió
La Jornada Maya
Todavía el año pasado vio la luz un libro que atraía mi atención por el tema y por cómo había sido elaborado. Se trataba de la primera edición de Víctor Cervera Pacheco. Anécdotas de reporteros, para el cual se reunieron colaboraciones de 57 reporteros de prensa, radio y televisión, siguiendo la idea y dirección de Félix Ucán Salazar. Por varios motivos, simplemente no alcancé a obtener una copia de esta primera edición, así que cuando se hizo público que una segunda sería presentada durante la pasada FILEY, decidí acudir.
La expectativa de mi parte era grande. Haber reunido tal cantidad de autores, provenientes además de distintos medios, pudo haber sido uno de los trabajos de Hércules sin lugar a dudas. La lectura de las anécdotas debía echar luces sobre un tema muy particular: la relación del extinto gobernador Cervera con los encargados de cubrir la fuente. No es la relación entre el gobierno y los medios de comunicación, sino entre el individuo encargado de ejercer el poder y quienes traducen los hechos a palabras escritas e imágenes.
Admito que considero a Víctor Cervera Pacheco como el político más destacado de Yucatán para la segunda mitad del siglo pasado… y en una de esas, de toda la centuria. Se puede haber estado en desacuerdo con su forma de gobernar, pero a diez años de su muerte, sigue siendo un referente en la cultura política local. Querido por unos, odiado por otros, pero todos estaban al pendiente de sus pasos. Su figura se asemeja mucho más a la del general Francisco Cantón Rosado, quien gobernara el estado entre 1898 y 1902 pero sus adversarios vigilaron sus movimientos desde 1867 hasta 1909.
Pero bueno, dejemos la historia y volvamos al libro. La anécdota es por excelencia amena, hasta divertida, y en este caso tenemos textos de lectura ágil; en varios casos parece que los autores están respondiendo a un entrevistador. Esto deja ver un libro con muy poco cuidado en su edición. La consecuencia es que en algunas anécdotas se notan errores de ortografía, mal manejo de los modos de los verbos, o terminan siendo relatos que dejan la sensación de estar inconclusos.
Como toda relación, está la comunicación de ida y vuelta. Cuando se trata del personaje central del libro, el ex gobernador es dibujado en trazos gruesos y termina por quedar encuadrado en tres opciones: se le ama, se le odia o se le teme. La imagen que queda de él es que tenía muy en claro la diferencia entre el medio de comunicación y las personas que laboran en ellos, y a estos últimos les guardaba consideración y los distinguía con comidas o favores como hacerlos llegar a sus domicilios en vehículos del gobierno después de alguna de las extenuantes giras, o algunos más específicos. Es notable que varios reporteros han tenido motivos de agradecimiento. Por otro lado, está el asombro porque “Cervera lo sabía todo”, hasta dónde y con quién se habían ido de fiesta la noche anterior.
Por parte de los reporteros, queda de manifiesto una falta de compañerismo y solidaridad entre ellos, capaces de abandonar al fotógrafo que pretendía tomar una imagen desde una escalera que han utilizado todos, o gritando “¡que la dejen!”, por una colega que se había atrasado para abordar el autobús. Todos espantados cuando otra reportera pretende matar un mosquito posado en el rostro del gobernador.
Queda pendiente otra cuestión: la ausencia de fechas que permitan corroborar la información. ¿Cómo ubicar al lector en un mes y año específicos? Esta exigencia pertenece, por supuesto, al ámbito de la historia, pero precisamente por el tiempo que ha transcurrido desde el fallecimiento de Cervera Pacheco, el libro pudo haber estado mucho más cerca de la disciplina histórica que de la licencia literaria.
Entonces, ¿cuál es el valor de este libro? Todavía es arriesgado aventurarle un juicio. Será lectura básica para quienes pretendan historiar la figura del dos veces gobernador, pero difícilmente será la fuente que aclare el panorama de los interesados en Víctor Cervera. Todavía hay mucho por decir acerca de él, como el complejo ser humano y líder político que fue. Esperemos hasta la próxima.


Lo más reciente

Brevísima teología para ateos indecisos VI

Imaginar un mundo sin ateos es como imaginar un dado con una sola cara

José Díaz Cervera

Brevísima teología para ateos indecisos VI

‘Ciudad Boutique’, un retrato de Mérida desde la óptica de Mario Galván

Una propuesta compuesta por 14 cuentos escritos en clave satírica

Juan Manuel Contreras

‘Ciudad Boutique’, un retrato de Mérida desde la óptica de Mario Galván

Obra de los alumnos de Stefanie Schikora se expone en el Pasaje Picheta

Las piezas, en su mayoría, fueron creadas un año antes de la pandemia del Covid-19

Juan Manuel Contreras

Obra de los alumnos de Stefanie Schikora se expone en el Pasaje Picheta

DIF de Mérida inicia nuevo ciclo del programa ''Bordamos por Mérida''

Oportunidad para que mujeres puedan formar un negocio a través de la elaboración y venta de productos

La Jornada Maya

DIF de Mérida inicia nuevo ciclo del programa ''Bordamos por Mérida''