Texto y foto: Óscar Rodríguez
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 13 de septiembre, 2016

Los diputados izquierdistas, Jazmín Villanueva Moo y David Barrera Zavala, manifestaron su preocupación por la evidente injerencia de la Iglesia católica en las movilizaciones en defensa de la familia “natural”, ocurridas en todo el país, que generan un ambiente de intolerancia al querer discutir desde un dogma de fe un asunto que es exclusivo del Estado laico.

La legisladora del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Villanueva Moo, aseguró que es necesario el respeto de los derechos humanos por parte del Estado mexicano, pero sin coartar el derecho a la libre manifestación.

“La sociedad es la que decide en este momento, nosotros somos legisladores y se debe escuchar a la ciudadanía, con total respeto a los derechos humanos”, manifestó.

Sobre la presencia del senador panista Daniel Ávila Ruiz, en la movilización del pasado sábado, opinó que el representante popular albiazul debe responder a su partido y a los ciudadanos sobre su abierta participación en la movilización en defensa de la familia “natural”.

“Ellos (Acción Nacional) tienen sus estatutos y nosotros los nuestros; siguen sus líneas de partido. Como Morena siempre vamos a estar con los ciudadanos y respetando los derechos humanos”, insistió.

Villanueva Moo se dijo dispuesta para legislar en la materia, toda vez que es un tema que debe ser analizado y discutido con la mayor seriedad y con la firme convicción de que las garantías individuales de los ciudadanos deben ser respetadas por encima de cualquier cuestión religiosa.

“A nadie le afecta si Juan y José se casan, son derechos humanos que se deben respetar”, finalizó.

[b]Preocupa injerencia de Iglesia[/b]

Por su parte, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Barrera Zavala, consideró que lo preocupante de las movilizaciones es que sean impulsadas desde el mismo clero, con un tufo de odio e intolerancia.

Barrera Zavala, quien impulsa una ley para lograr que el matrimonio civil entre personas del mismo sexo sea una realidad plasmada en el Código Civil del estado, dio su opinión sobre las movilizaciones ocurridas el pasado fin de semana.

“Lo preocupante es que la gente no ha querido ver la intervención de la Iglesia católica en este tipo de acciones. Son leyes para la sociedad, señaló.

Calificó como inconcebible la postura de llamar sólo familia a aquella estructura conformada por hombre, mujer e hijos, pues existen otros modelos sociales que responden al mismo nombre.

“Lamentablemente en esta marcha participó un senador del PAN, a quien yo le preguntaría si ahora que vaya a pedir votos a favor de su partido va a decir que las personas con preferencias sexuales diferentes no voten por ellos, porque los discrimina”, e hizo un llamado a sus compañeros de legislatura para entrarle a la discusión de las iniciativas de ley que actualmente permanecen en la “congeladora” donde está contemplada la legalización de la unión civil entre personas del mismo sexo.

[b]Deslinde empresarial[/b]

Por otra parte, el titular del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Mario Can Marín, indicó que ese organismo en sesión reciente decidió no fijar postura alguna en torno a las movilizaciones promovidas por el FNF.

“Creo que ante todo debe existir el respeto a las personas y como tal, mientras le demos el valor adecuado a los usos y costumbres de nuestro estado; eso es lo importante”, comentó.


Lo más reciente


Jefes-Águilas, un Súper Tazón inédito que debe ser muy emocionante

Filadelfia arrolló a San Francisco; dramático triunfo de Kansas City: 23-20

Ap

Jefes-Águilas, un Súper Tazón inédito que debe ser muy emocionante