Arturo Jiménez
La Jornada Maya

12 de febrero, 2016

La vida humana es otra forma de poesía, dijo el poeta Raúl Renán, y amplió su planteamiento: Por ejemplo, dentro de mí hay otro yo, como sucede con la idea del poema dentro del poema, ese otro yo que es el domador de palabras. Así que es el poema dentro del poema, y el ser humano, dentro del ser humano.

También narrador, ensayista, editor y maestro de poetas, Renán (Mérida, 1928) habló durante la presentación de su Poesía completa: tomo I, que incluye ocho de sus poemarios, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia.

En ese espacio del Instituto Nacional de Bellas Artes, en la colonia Hipódromo Condesa, también participaron los escritores Armando González Torres, Claudia Hernández de Valle-Arizpe, Javier Perucho y Felipe Vázquez.

Disfruto mucho mi escritura, porque cuando encuentro las palabras y las observo detenidamente, descubro que el origen de esas palabras es muy grande. Las muchas letras son cómplices de esos sonidos maravillosos con que llenamos nuestra habla y escritura, compartió Renán.

Tengo varios poemas escritos en homenaje a las palabras. Un poema o un pequeño texto narrativo explican cosas que de otra manera nos ahogarían si no las entendiéramos. Esa medida con las palabras es lo que mejor me ha acompañado en la vida, gracias a ellas existe lo que he hecho.

Acerca del oficio de escribir, Renán aseguró que no es con afán de eternidad, aunque sí considera necesario escribir para soltarse un poco en la vida y no estar sujeto, amarrado.

Mediante el trabajo con los alumnos de sus talleres de poesía descubrió esa forma suya del poema dentro del poema, pero luego se percató de que había más hallazgos:

Hay otra forma de poema que es la vida humana, otra forma de poesía. Es el poema dentro del poema, el ser humano dentro del ser humano.

Muchas personas, dijo, se ponen a buscar esas cosas fuera de sí, muy lejos. No, están dentro de nosotros mismos. Ese es el poema dentro del poema.

Contó que de España le pidieron escribir una autobiografía y marcó distancia de los que se ponen a escribir sobre sí mismos. Renán escribió Rauliteo: domador de palabras, autorretrato con armadura.

Siempre ando buscando cosas que están fuera de lo común, otra interpretación de las cosas. Si rascamos un poco en el todo, encontramos otras versiones de ese todo. Esa búsqueda interior, agregó, proporciona una visión que ni uno mismo había descubierto.

Todos buscan en su superficie y en las cosas que tienen encima, pero si buscamos dentro, estamos haciendo la literatura como nos viene en gana. Lo bello de la literatura es reinventarla cada vez que nos ocupamos de ella.

[b]El tomo II, en breve[/b]

Alguien del público preguntó a Raúl Renán, ¿qué es la poesía?, y éste respondió: Todo lo que he estado diciendo aquí. Dijo que el tomo II de Poesía completa se publicará en breve.

Armando González Torres comentó que la reunión de la poesía completa de Renán es un acto indispensable de justicia y de memoria poética, pues su obra rica, variada y exigente se ha dispersado en numerosas ediciones, algunas inconseguibles, por lo que hacía falta una visión integral.

Agregó que Renán “es un poeta de la brevedad y del largo aliento, de la evocación épica y de la vida cotidiana, del homenaje a la tradición y del divertimento experimental. Si lo habitual en muchos autores consiste en buscar ‘una voz propia’, patentarla y vivir de sus rentas, la vocación poética de Renán es más bien nómada, reacia a numerar y explotar parcelas y muy dispuesta a explorar nuevos territorios”.

La voz de Renán, destacó González Torres, se ha adiestrado en muy diversas formas, tonos y temas, desde el epigrama hasta los neosonetos, desde el trovar amoroso hasta los experimentos tipográficos, desde la sátira hasta la poesía religiosa.

En un medio literario proclive al resentimiento y la competencia, dijo, Renán es una afortunada excepción de bonhomía y generosidad y su temperamento responde a un optimismo inteligente.

Claudia Hernández de Valle-Arizpe comentó que en la poesía de Renán hay revelaciones de la forma, pero también revelaciones de hondas verdades, de cosas que quizá ya sabíamos, intuíamos acaso, o ignorábamos, y que él nos dispone en el verso a través de sus minificciones, de sus poemas breves como aletazos que nos provocan o conmueven, de sus poemas rematados con broches de oro y con giros que nos sorprenden.

Felipe Velázquez recordó que Rubén Bonifaz Nuño dijo que Renán escribe como un niño, y agregó: este poeta juega y llama a jugar en sus textos.

Javier Perucho también destacó que el espacio de confort del poeta es la experimentación y la apuesta por el riesgo. Publicar su poesía reunida, agregó, es un tributo mayor al trabajo de Renán.


Lo más reciente

Desenvuelven a un 'chico de oro' de más de 2 mil años

Portaba 49 amuletos, revelan tomografías

Europa Press

Desenvuelven a un 'chico de oro' de más de 2 mil años

Identifican dos especies de primates de hace 52 millones de años

Son las más antiguas que han habitado al norte del Círculo Polar Ártico

Europa Press

Identifican dos especies de primates de hace 52 millones de años

Aryna Sabalenka, nueva campeona del Abierto de Australia

Se impuso a la kazaja Elena Rybakina en un juego ajustado y donde conectó 17 saques directos

Efe

Aryna Sabalenka, nueva campeona del Abierto de Australia

''No hacer una película es lo segundo mejor'', señala Guillermo del Toro

'Pinocho' es una película sobre vida, muerte y desobedencia; no es para niños, reitera

Ap

''No hacer una película es lo segundo mejor'', señala Guillermo del Toro