Katia Rejón
Foto: Fernando Eloy
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 21 de junio, 2018

“La gente usa el mercado sin detenerse a pensar en la patrimonialidad o historia del edificio. La imagen del comercio es más fuerte que la del patrimonio cultural edificado porque deja ver el estado de la identidad, economía, influencias y procesos sociales en estos espacios públicos”, afirmó Mauricio Velasco Ávalos, investigador de la Universidad de Guanajuato durante su participación como conferencista en el Seminario de Centros Históricos en el Cephcis, con la ponencia [i]Límites reales e imaginarios para los mercados en Centros Históricos[/i].

Agregó que en espacios públicos como los mercados, hay mayor representación cultural por la concentración de actividades y evidencias de la organización social, desde los estratos socioeconómicos, las prácticas olvidadas hasta la gentrificación y las nuevas prácticas de comercio.

La plática se centró en la discrepancia que existe entre las delimitaciones oficiales de los mercados con los intereses de los usuarios cotidianos. Velasco Ávalos cuestionó la efectividad de la delimitación de los mercados y la manera en la que han participado en la conservación del patrimonio urbano.

“En los Centros Históricos de las ciudades sobreviven actividades cotidianas que utilizan el patrimonio cultural edificado sin consideraciones sobre la materialidad, pero con un fuerte sentido de pertenencia e identidad”, explicó.

Explicó que las actividades comerciales en la mayoría de los casos se extienden más allá de los límites físicos de la edificación, sobre plazas y calles aledañas, como sucede en Mérida con los puestos alrededor del mercado y el ambulantaje en el centro histórico; pues los principales consumidores para los comerciantes son los peatones.

“Las delimitaciones oficiales de los Centros Históricos pocas veces incluyen criterios como las dinámicas económicas y las actividades cotidianas, que son la esencia de los mercados y que dan vida a estos espacios públicos como indicadores puntuales de la mutación de los hábitos de las ciudades”, agregó.

Durante este segundo día del Seminario de Centros Históricos el tema central en todas las ponencias es el comercio. El también investigador de la Universidad de Guanajuato, David Navarrete Escobedo habló sobre las desigualdades territoriales y el uso del suelo como espacio comercial de lujo, así como su impacto en la estructura urbana y el orden social.

“En todas las grandes ciudades está surgiendo una topografía social cada vez más contrastada, y reconocible en las prácticas del espacio urbano como en los imaginarios colectivos”, comentó citando al urbanista Bernardo Secchi.

Explicó que ahora los centros históricos compiten con otras “centralidades”, es decir, nuevos polos de desarrollos que generan una estructura urbana extensa y segregada, en la que queda muy claro qué lugares son para poblaciones ricas, y qué lugares son para poblaciones pobres.

Manifestó que el turismo y la migración son dos dimensiones que impactan en las desigualdades socio-territoriales y las prácticas culturales. “La ocupación del espacio es el instrumento en el que me reflejo como un individuo superior o distinto sobre las personas que no tienen los recursos de consumo que yo tengo”, agregó.

Opinó que en ciudades como Mérida se ha visto una “gentrificación”, es decir, un proceso de transformación de un espacio urbano abandonado que a partir de la rehabilitación aumenta el costo del espacio.

“El patrimonio como nuevo elemento de desigualdad tiene un valor simbólico y comercial muy alto en la organización de la ciudad neoliberal. La ciudad se vuelve un producto de consumo de lujo en particular para el turismo de masas y las clases acomodadas, aumentado por el deseo de la inversión inmobiliaria”, finalizó.


Lo más reciente

Ni se extraña el carnaval

Con tanta obra que están haciendo ya dividieron la ciudad igualito que cuando estaba en Montejo

Jhonny Brea

Ni se extraña el carnaval

Somos gente de acción

La palabra es uno de los más grandes inventos de la humanidad, ¡es poderosa!

Margarita Robleda Moguel

Somos gente de acción

Risa, sarcasmo y tragedia: Una tríada inesperada

Invitación a la lectura de 'Los otros siempre tienen la razón'

Rulo Zetaka

Risa, sarcasmo y tragedia: Una tríada inesperada

'Allá vamos, otra vez': de nuevo año y proyectos desarrollistas

Gobernanza y Covid-19 en Yucatán

La Jornada Maya

'Allá vamos, otra vez': de nuevo año y proyectos desarrollistas