Despiden en Gaza a decenas de muertos por represión israelí

Al menos 60 palestinos murieron, entre ellos una bebé de ocho meses; y 2 mil 771 resultaron heridos

Dpa
Foto: Afp
La Jornada Maya

Ramala/Gaza
Martes 15 de mayo, 2018

Miles de palestinos en la Franja de Gaza dieron hoy el último adiós a las decenas de personas abatidas por soldados israelíes el lunes durante una protesta multitudinaria en la frontera con Israel, mientras se vivieron nuevos enfrentamientos en Cisjordania.

Al menos 60 palestinos murieron, entre ellos una bebé de ocho meses, y 2 mil 771 resultaron heridos, aproximadamente la mitad por heridas de bala, según datos del Ministerio palestino de Salud en Gaza. Los palestinos marchaban al grito de "Alá es el más grande" y "Muerte a Israel" hacia los cementerios. "Estos judíos son criminales", denunciaba a dpa Faddel Sheij Jalil. "Han matado a mi hija de 15 años, que no había hecho nada". Los francotiradores dispararon contra ella, que sólo había ido a un campamento a la frontera, asegura.

"Y mientras los miraba, perdió la vida".

Además, los hospitales del enclave se han visto desbordados para atender a los heridos. El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic, señaló que el largo bloqueo al que Israel y Egipto someten a la Franja de Gaza ha creado problemas crónicos en las instalaciones sanitarias palestinas.

"Este mes, dos de cinco medicamentos fundamentales estaban completamente agotados y de otros quedaban sólo suministro para un mes", dijo en una rueda de prensa. Además, a los hospitales públicos de Gaza les queda combustible para menos de una semana para seguir operando, alertó el portavoz Jens Laerke, de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Los palestinos se acercaron la víspera en masa a la frontera para protestar contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén y contra el bloqueo a la Franja de Gaza. Además, los palestinos recuerdan este martes la Nakba (catástrofe), la huida o expulsión de cientos de miles de palestinos a raíz de la fundación del Estado de Israel hace 70 años.

Israel acusa al movimiento radical palestino Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, de haber usado a civiles como escudos humanos y de planear atentados contra localidades fronterizas israelíes. El Ejército israelí tenía órdenes de impedir a toda costa que los palestinos cruzaran la frontera con Israel e insisten en que muchos muertos eran milicianos.

Sin embargo, la oficina de Derechos Humanos de la ONU consideró hoy que Israel no estaba en su derecho de utilizar munición real la víspera, al recordar que la fuerza letal sólo puede ser utilizada para evitar una muerte inmediata o heridas graves.

"Un intento de acercarse, cruzar o dañar la valla no supone una amenaza a la vida o a sufrir heridas graves y no son motivos suficientes para el uso de munición real", dijo el portavoz Rupert Colville en una rueda de prensa.

El Ministerio del Interior en Gaza reconoce que diez de los 60 muertos eran miembros de Hamas. Según testigos, los ataúdes de unos 25 de los muertos estaban hoy envueltos en la bandera de la organización. Sin embargo, eso sólo supone que la organización asumió los costes del funeral.

La ministra de Justicia israelí, Ayelet Shaked, salió al paso de las críticas señalando que no temen una investigación por crímenes de guerra. "No tenemos nada que temer, el trabajo de los soldados israelíes es estupendo y actúan conforme a los procedimientos de abrir fuego", dio a una radio militar. "La guerra no es algo agradable y los actos terrorista no son algo agradable", añadió.

Mientras tanto, hoy se produjeron nuevas confrontaciones con soldados israelíes en Cisjordania, en los que varios palestinos resultaron heridos de bala cerca de Hebrón. Todos las facciones políticas palestinas habían llamado a nuevas protestas este mediodía junto a los puestos de control del Ejército israelí en Cisjordania. Todos los comercios, las escuelas, las universidades y oficinas públicas permanecen cerrados en el marco de los tres días de luto decretados la víspera. Las banderas en la sede de la Autoridad Nacional Palestina, del presidente Mahmud Abbas, en la ciudad cisjordana de Ramalla ondean a media asta. Un portavoz militar en Tel Aviv informó que la aviación israelí bombardeó en las últimas horas 11 objetivos de Hamas en el norte de la Franja de Gaza. Además, tanques israelíes dispararon contra otras dos posiciones de la organización islamista. "Toda actividad terrorista recibirá una dura respuesta", afirmó el Ejército israelí.

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto debatir hoy sobre los sucesos de la víspera y será informado sobre el estado de la situación por el enviado especial a la región, Nicolai Mladenov. El lunes, Estados Unidos bloqueó una declaración que pedía una investigación independiente de lo ocurrido.

Antes del encuentro, China, con poder de veto en el Consejo, hizo un llamamiento a las fuerzas israelíes a la contención y rechazó la violencia de la víspera.