Fumigaciones en la península afectan apicultura: Ecosur

Afectados interponen denuncia ante PGR, Profepa, Sagarpa, Salud y Cofepris

Hubert Carrera Palí
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Domingo 30 de septiembre, 2018

Daños todavía incalculables para la actividad apícola en la península de Yucatán está ocasionando las fumigaciones aéreas que se realizan con agroquímicos y pesticidas, además del riesgo que conlleva para la salud de los campesinos mayas de toda esta región, se desprende de los resultados del foro El Impacto de los agroquímicos en la apicultura: retos y soluciones, que dieron a conocer manera conjunta investigadores del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur).

Rémy Vandame, investigador del Ecosur, señaló que existen muchos impactos no visibles de la aplicación de insecticidas lo que puede afectar a su inmunidad, su capacidad para orientarse en el campo o su fertilidad. Los insecticidas, añadió el investigador, afectan también a las abejas nativas, como las meliponas.

Estimaciones previas dadas a conocer por los investigadores y los afectados, revelaron que en diferentes comunidades de Campeche, Yucatán y Quintana Roo se han perdido un sin número de colmenas, pues en una comunidad de Quintana Roo se reporta la pérdida de 600 colmenas.

En la comunidad maya de Dzonot Carretero, municipio de Tizimín, Yucatán, se perdieron 26 colmenas, otras 40 resultaron afectadas por mortalidad continua, y 108 se encuentran con mortandad de abejas en el 50 por ciento, además de los posibles riesgos que estás fumigaciones representan para la salud de las y los habitantes de esos lugares.

Ante tal situación los afectados ya interpusieron denuncia ante las Procuradurías General de la República (PGR), de Protección al Ambiente; las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), de Salud, y la Comisión Federal para la Protección contra los Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Además de la muerte masiva de abejas, se reportan importantes pérdidas de plantas melíferas como el box kaatsim, el wuaxim y la majahua, que se encontraban al inicio de floración.

Aunque no presentaron datos concretos, advirtieron que las principales afectaciones en el estado de Campeche producto del uso de agroquímicos se reporta en las comunidades que se ubican en el corredor chenero, donde se produce la mayor parte de miel que va a parar al mercado.

Apicultores

Apicultores de Quintana Roo refirieron que durante los meses de agosto y septiembre se ha reportado una importante pérdida de colmenas de abejas Apis mellifera en las comunidades de Candelaria, San Felipe I, Nueva Reforma, Saczuquil y Kancabchén.

El censo de mortalidad rebasa ya las 600 colmenas sumando todos los reportes en las comunidades. La problemática surge a partir de la aplicación del insecticida Fipronil en un cultivo de chile habanero, generando intoxicaciones de manera masiva y rápida.

Según los apicultores, “las abejas mostraban signos de desorientación, lengua expuesta, dificultad para volar, y en algunos casos, colmenas con muerte de abejas adultas y de abejas jóvenes emergiendo”.

Dijeron que actualmente se realiza un análisis de laboratorio que oriente a los apicultores y contribuya a una toma de decisiones correcta en relación al establecimiento de un marco donde impere una mejor regulación y vigilancia de la aplicación de productos agroquímicos.