Paralizados, servicios del Ayuntamiento de Campeche, por plantón

400 trabajadores del sindicato Corazón Valiente protestan a las puertas de Palacio Municipal

Hubert Carrera Palí
Foto: Archivo La Jornada Maya
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Miércoles 10 de octubre, 2018

Unos 20 servicios que ofrece el Ayuntamiento de Campeche se encuentran paralizados, luego de dos días de plantón y protestas que lleva a cabo un grupo de 400 trabajadores del sindicato Corazón Valiente, cuyo dirigente Manuel Bonilla Carrillo fue suspendido de sus labores el pasado martes ya tarde en la noche. Bonilla había reiterado su postura de seguir firme con el movimiento, pese a la amenaza del alcalde de descontarles el día a los empleados que no se presenten a sus labores.

La manifestación se originó a raíz del nombramiento de José Ángel Pérez Herrera como subdirector del Rastro. Varios empleados acusaron a este funcionario de prepotente y realizaron un paro exigiendo su cese, protesta a la que se sumó el sindicato con un plantón a las puertas de Palacio Municipal.

Luego de que el alcalde Eliseo Fernández Montufar platicó con los inconformes sobre la situación financiera en que encontró la Comuna, Bonilla Carrillo azuzó a su gente para que siguiera con la manifestación, por lo que se decidió suspenderlo de sus labores e iniciarle un procedimiento administrativo disciplinario, "al haber infringido el artículo 70 a la Ley Reglamentaria de los Estados Unidos Mexicanos", según indica el oficio.

El argumento específica que tal determinación “es consecuencia del abuso de sus facultades como Secretario General de uno de los sindicatos del Ayuntamiento, al irrumpir en el palacio municipal impidiendo ilegalmente el funcionamiento de las actividades administrativas y operativas del Ayuntamiento, suspendiendo ilegalmente los servicios públicos municipales al presionar a la base trabajadora para abandonar sus áreas de trabajo”.

El oficio está dirigido a Albelda de Castillo Paz, subdirectora de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Campeche, sin copia para Bonilla Carrillo , quien al respecto respondió “que si con eso duerme tranquilo el alcalde, adelante”.

El dirigente alegó ayer por la mañana que su cargo en el sindicato se lo otorgan los trabajadores y las juntas Local y Federal de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

Amagó con "mantener nuestra manifestación a las puertas de Palacio Municipal, debido a que es definitivo que Fernández Montufar se ha cerrado al diálogo para continuar con el despido de personal para incorporar a gente del vecino Estado de Yucatán, tal y como está haciendo. Con mi suspensión ahora pretende que los trabajadores sean liderados por un yucateco seguramente”, expresó irónico Bonilla Carrillo.

Precisó que no claudicarán en su lucha y, en el caso de su supuesta suspensión laboral, “vamos a ver lo que pasa porque él –el alcalde- está actuando al margen de la ley, sin la asesoría legal adecuada, por lo que haremos que nos reponga todo el salario caído, así como daños y perjuicios”.

El dirigente sindical reveló a La Jornada Maya que el alcalde Eliseo Fernández le ofreció 2 millones de pesos por 35 años de servicio, pero anticipó que no aceptará ese trato porque dejará desprotegidos a mil 200 trabajadores de uno de los dos sindicatos con que cuenta el Ayuntamiento de Campeche.

Admitió que los servicios públicos están semiparalizados, pero comentó que una parte del gremio está laborando normalmente, además de los otros 800 trabajadores afiliados al otro sindicato.

A un costado de la calle ocho del Centro Histórico, en las paredes principales de Palacio Municipal, los manifestantes colocaron pancartas y en la acera contigua una mesa que sirve como comedor.