Dueño del restaurante La Casta Divina revela el por qué del nombre

"No es sólo para que vaya el gobernador y sus acompañantes, es para todos”, señala José Jiménez

María Briceño
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 12 de octubre, 2018

Después de ocasionar controversia en redes sociales y en los medios de comunicación locales, el dueño del restaurante La Casta Divina explica la razón de nombrar a su nuevo local de este manera.

“El nombre yo no lo puse, fue Salvador Alvarado. En lo personal me pareció un nombre interesante y sabía que iba a ocasionar controversia. En la ciudad tenemos nombres como hotel El Conquistador y nadie dice nada, nos conquistaron y aquí estamos. Incluso hay un Cosa Nostra”, confiesa José Jiménez en entrevista para La Jornada Maya.

También, explica que no tiene como objetivo excluir a ningún comensal de este restaurante y que, como en todos los otros, será bienvenido cualquier tipo de público. “De hecho vamos a tener un letrero que lo diga. El nombre se ha vuelto tradicional en todo el país, nace en Yucatán por un apelativo asignado a las personas que dominaban la economía del estado. No discriminamos a nadie. El restaurante no es sólo para que vaya el gobernador y sus acompañantes, es para todos” recalca.

Jiménez explica la razón de nombrar así el restaurante, “para mí, la comida yucateca de hoy se deriva de la comida maya o ancestral, y una serie de productos que trajo la gente que vino a conquistar el país, como las aceitunas, pasitas y el queso de bola”.

El nombre de La Casta Divina está acompañado de un escudo, representando una dualidad entre imágenes mayas y españolas. Contiene la figura de un venado, de la pirámide de Chichen Itza y un henequén.

En el céntrico restaurante se podrá degustar de especialidades yucatecas, así como de platillos de cocina fusión regional. La demanda de comida yucateca auténtica es grande y es reconocida en todo el país. Los turistas quieren probar nuestra comida pero en ocasiones le dan “gato por liebre”, asegura Jiménez.

Cochinita, queso relleno, huevos motuleños y papadzules son algunos de los platillos; sin embargo, el menú también incluirá la cocina fusión incursionando con unos papadzules de codorniz y pepita orgánica, y pulpo poc chuc. También contarán con la venta de vinos.

El polémico restaurante planea abrir sus puertas a inicio del mes de noviembre y tendrá un horario de 7 de la mañana hasta 2 de la madrugada, incluyendo en su menú desayunos yucatecos que serán desde 100 pesos en adelante y se manejarán paquetes.