Producción de miel en QRoo aumentó 41 por ciento

Jalisco, Veracruz y Chiapas lideraron la producción de miel del 2012 hasta el 2017

Joana Maldonado
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Chetumal, Quintana Roo
Miércoles 6 de febrero, 2019

Mientras que Quintana Roo incrementó su producción de miel en un 41 por ciento en los últimos cinco años, Yucatán tuvo un decremento en un 58.2 por ciento. La primer entidad se coloca en uno de los tres mayores productores, pero está obligado a adaptarse a las condiciones que ha provocado el cambio climático, aseguró el director general del Instituto Internacional de Capacitación y Producción agropecuaria, Arturo Bolaños Medina.

Según datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Jalisco, Veracruz y Chiapas lideraron la producción de miel del 2012 hasta el 2017, mientras que Yucatán se encontró en 2012 en primer sitio, aunque en 2017 cayó su producción de más de 10 mil toneladas a cuatro mil 351, un 58.2 por ciento, quizá porque compraba la miel en Quintana Roo y se contabilizaban a su favor.

El SIAP refiere que en el caso de Quintana Roo, la entidad pasó de 2 mil 159 toneladas a 3 mil 44 de 2012 a 2017.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe), en el estado hay 3 mil 400 productores aproximadamente y en promedio un productor tiene 35 colmenas logrando un total de 119 mil colmenas, que aproximadamente produce 30 kilos de miel por colmena; obteniendo una producción anual aproximada de tres mil 570 toneladas. De esas toneladas, en promedio la mitad se exporta y la otra mitad es para consumo local y nacional.

Para Bolaños Medina, el sector apícola de Quintana Roo no ha podido adaptarse a las condiciones producidas por el cambio climático y ha mantenido procesos similares a los que se hacían hace dos décadas. Consideró que la falta de capacitación de los productores es el factor que ha propiciado que la apicultura y la calidad en la producción de miel vaya en decadencia.

“El cambio climático es algo con lo que tenemos que vivir y necesitamos adaptarnos, específicamente en la apicultura, hemos visto que las floraciones han cambiado de fechas, antes todo mundo esperábamos la floración en la primavera porque es de las que más cantidad de miel produce, vemos que ya hay, pero cómo viene todavía no es tiempo para saber si viene seco, si tiene el néctar que se necesita para producir la miel, si solamente vamos a tener polen y no nos hemos adaptado a esas circunstancias, todavía tenemos nuestros padrones de floración y usamos los que teníamos hace dos décadas”, refirió también Doctor en botánica por el Colegio de Postgraduados.

Arturo Bolaños, agregó que la producción tiene que considerar todos los aspectos, y además se debe cuidar el proceso.

“El cambio de las reinas que son las que van a marcar la actividad de todo el apiario no son las adecuadas, todavía se sigue practicando la compra con los vecinos, no tenemos la costumbre de cambiar las reinas como debe de ser, esto tiene que ser año con año, como los ganaderos cambian para mejorar la genética”, precisó.

En toda la región, añadió Arturo Bolaños, no hay centros de reproducción de abejas reinas confiables y certificados además de que no se mantiene buena salud del aviario por el mal manejo que existe, dado que son los propios productores los que propician la baja defensa de las abejas al quitarles toda la miel.
“Al momento de quitárselas los dejamos sin alimento. Es manejo, asistencia técnica y capacitación constante”, concuyó.