Preocupa a especialistas invasión de manglares en Progreso

Personas instalan y rellenan con materiales y basura para asentar sus casas

Abraham Bote / enviado
Foto: Google maps
La Jornada Maya

Progreso, Yucatán
Martes 7 de mayo, 2019

La invasión de los manglares y ciénagas es un problema preocupante en la costa de Progreso, pues personas instalan y rellenan con materiales y basura para asentar sus casas, ante la complacencia de las autoridades, advirtieron arquitectos e ingenieros en el Foro de Retos y Perspectivas de la Zona Costera, realizado en el Instituto Tecnológico de Progreso, evento organizado por el colectivo de profesionistas Sinergia en Acción.

Expertos exigen que las autoridades tomen medidas serias para evitar más daños a estos recursos naturales.

El arquitecto Elías Cisneros Ávila, presidente del Colegio de Arquitectos de Yucatán, indicó que es preocupante la invasión de manglares y ciénagas de Progreso, pues los ecosistemas de estas áreas naturales son de suma importancia para el equilibrio sustentable de la costa del estado, pero como siempre, han recibido mal trato, y aunque “van a seguir aguantando, ya ha sido un exceso”, expuso.

Uno piensa, agregó, que no pasa nada si se rellena con basura y concreto, pero ya es grave y los manglares ya están totalmente dañados. El proceso de purificación del agua está siendo dañado cada vez que le damos menos superficie para que eso suceda. La filtración que se da del mar viene por la parte de abajo, se filtra hacia la ciénega. “Estamos acabando con el equilibrio y la costa yucateca”, advirtió el experto.

Aunque esta práctica es más visible en Progreso, también se da en varias partes de la costa yucateca, agregó, pero debemos evitarlo. Dijo que el Reglamento de Desarrollo Urbano lo prohíbe, sin embargo carece de dientes pues no hay multas y por ello hay quien incurre en estas prácticas pues nadie dice nada.

Destacó que se necesitan medidas más estrictas y coercitivas para prohibir y sancionar estas prácticas que dañan al medio ambiente, pues parece que la sociedad no entiende por las buenas. “Hay que lograr el equilibrio con la naturaleza a cualquier costo”, subrayó.

El deshielo en el Ártico, problema que puede parecer que no nos afecta, podría hacerlo, pues sube el nivel del mar dos milímetros cada año y deberíamos estar más preocupados porque toda la península de Yucatán está a sólo siete metros sobre el nivel del mar. “Cuando hablamos de que el nivel del mar va a subir y va a desaparecer muchas costas, hablamos precisamente de las nuestras”.

Por su parte, Antonio Peniche Gallareta, coordinador de Planeación Urbana del colectivo Sinergia, dijo que una problemática urbana en Progreso se da en el Puerto de Altura, que tiene muchos beneficios para la economía regional, hacen exportaciones e importaciones, por allí llegan hidrocarburos y vienen cruceros internacionales; no obstante, trae problemas ambientales, de congestionamiento vehicular por los trailers que se mueven por toda la ciudad sin ninguna restricción, por ello “hay que limitar por donde pasan”, opinó.

Otro problema es el transporte urbano, ya que todo está centralizado. Como en Mérida, la gente tiene que ir al centro para trasladarse a otro punto. Mérida tiene una conformación concéntrica, pero Progreso es totalmente lineal y por ello el transporte pudiera ser más eficiente, consideró el arquitecto.

Urge plan de abasto y distribución de agua

Carlos Ramírez Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción en Yucatán (AMIC), consideró urgente un plan integral de abasto y distribución de suministro de agua para este puerto, ya que hay problemas de extracción del líquido.

De acuerdo con datos oficiales de la Junta de Agua Potable de Yucatán (Japay), el abasto de agua en ciudades como Progreso se estima en 360 litros por segundo, pero la demanda actual es superior a 537 litros por segundo.

Otra problemática es el transporte urbano, pues al tener todo centralizado, como en Mérida, obliga a los ciudadanos a ir al centro para trasladarse a otro punto.

“Es primordial pensar en un proyecto que contribuya a un adecuado abastecimiento y la correcta distribución de agua potable en el municipio costero, donde la demanda cada vez es mayor y por ello hay que evitar que colapse”, señaló.

Aunado al problema de desabasto también se estima que más de 650 viviendas carecen del servicio de agua potable, por lo que el presidente de la AMIC en Yucatán planteó la construcción de 12 pozos que podrían dar suministro a los nuevos asentamientos humanos que están floreciendo en las zonas periféricas del municipio.

“Las aguas de la costa contienen mucho cloruro, por ello se deben extremar precauciones durante la extracción. Considero que la perforación de nuevos pozos es la mejor alternativa para garantizar la calidad del agua que se distribuirá a las viviendas que hoy lo requieren”, subrayó.