Desmenuza Ebrard el tema migratorio ante la ONU

No debe ser sólo un asunto entre México y EU, sino multilateral, expuso

Emir Olivares Alonso
Foto: Ap
La Jornada Maya

Ciudad de México
Jueves 20 de junio, 2019

Con el propósito de mitigar la migración irregular procedente del llamado Triángulo Norte de América Central, México invertirá importantes recursos económicos en los países de esa región, como parte del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, comenzando por El Salvador, con la creación de un programa de empleos llamado Sembrando Vida.

Así lo dio a conocer ayer desde Nueva York el canciller Marcelo Ebrard, tras encabezar la reunión de una delegación del gobierno mexicano con el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, ante quien se expuso que el problema migratorio en la región no es únicamente un tema bilateral (entre México y Estados Unidos), sino multilateral, en el que deben participar también las administraciones de Centroamérica.

Tras el encuentro, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ofreció una conferencia de prensa –que se transmitió por streaming– en la que detalló algunos de los puntos de ese plan, que dará inicio mañana en Tapachula, Chiapas, con la presencia de los presidentes de México y El Salvador, Andrés Manuel López Obrador y Nayib Bukele.

"Varios millones de dólares"

Informó que hoy se darán a conocer las cifras "por varios millones de dólares" de las inversiones para El Salvador, Honduras y Guatemala. Agregó que Alemania y España están entre los países que han respaldado el plan de desarrollo para América Central.

Ebrard enfatizó que el propósito de México es regular la migración, pues ésta no se puede evitar; garantizar los derechos humanos y la seguridad de quienes están en condición de movilidad; enfrentar las bandas criminales de tráfico de personas; y apoyar a "los hermanos" centroamericanos para el desarrollo en sus propios territorios.

En compañía del embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, el canciller dijo que se acordó con el organismo multilateral la participación de 14 de sus agencias para implementar el Plan de Desarrollo Integral. De la Fuente incluso afirmó que se planteó ante Guterres la necesidad de que se nombre un representante de ese organismo para coordinar en terreno las acciones. Ebrard planteó que la hipótesis del gobierno de México es demostrar que sin pobreza e inseguridad los centroamericanos no se verían obligados a migrar.

Como parte de las negociaciones que tuvo hace casi un par de semanas con representantes de Donald Trump, afirmó, los estadunidenses comprometieron apoyo para respaldar el plan para Centroamérica “y liderar con México acciones para llevarlo a cabo. El país está haciendo lo que le corresponde, es un compromiso con nuestros hermanos centroamericanos".

Sobre el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur para contener el flujo irregular de personas, negó que vayan a vulnerar las garantías de los migrantes y rechazó que esa decisión vulnere la soberanía nacional, pues esta corporación, dijo, se creó por acuerdo de las fuerzas políticas en el Congreso de la Unión y de los congresos locales.