Nueva planta de generación de energía eléctrica estará en Mérida

Funcionará con diésel y gas natural

Texto y foto: Lilia Balam
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 15 de julio, 2019

La nueva planta de generación de energía eléctrica de la península será construida en Mérida y tendrá una capacidad de 529 megawatts en su primera etapa, anunció esta mañana el gobernador Mauricio Vila Dosal.

Como hemos informado, la obra fue anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su última gira por la entidad, realizada el pasado mes de junio. De acuerdo al director de operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Carlos Andrés Morales Mar, el proyecto ha estado pendiente desde años anteriores.

“En esta administración la revivimos, ya volvimos a pedir la cartera de inversión a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, sostuvo.

La planta Mérida IV requerirá una inversión de 250 millones de dólares y será edificada en los terrenos de la Mérida II, cerca de la salida a Umán; ya que en ese sitio la CFE ya cuenta con el agua, terreno, permisos e infraestructura necesarios para llevar a cabo la construcción. Se tratará de una Central de Ciclo Combinado, es decir, funcionará con diésel y gas natural, explicó el director operativo.

Las licitaciones para el proyecto se llevarán a cabo entre octubre y noviembre y la expectativa es que en 18 meses, justo antes del verano del 2021, comience a generar energía para la región, agregó el funcionario federal. Se estima que en tres años su capacidad incremente a mil megawatts.

“Gracias a esta infraestructura, Yucatán contará con una mayor generación eléctrica y a una menor dependencia de las líneas de transmisión de enlace nacional”, recalcó Vila Dosal, en tanto Morales Mar indició que la nueva planta es una “solución permanente” a los problemas energéticos que atraviesa la región actualmente, y una vez que entre en operación “sobrará” energía eléctrica para sostener 15 años de crecimiento en la península yucateca.

Por otro lado, tanto el funcionario estatal como el federal, comunicaron que se instalará una línea de transmisión desde Malpaso, Chiapas, hasta Ticul, con el fin de fortalecer la infraestructura y evitar que incidentes como los incendios forestales interrumpan el suministro de energía eléctrica en la región.

“La península siempre ha estado en la cola del sistema y hemos tenido que poner líneas de transmisión de los años 70 u 80 para que se pueda tener la generación segura. Anteriormente estaba aislada, cada fallita era un apagón completo. Ahora tenemos posibilidades de tener el crecimiento esperado y no estar expuestos a condiciones de afectaciones”, dijo Morales Mar.

Con la nueva línea se prevé el incremento de la capacidad de transmisión y la confiabilidad con el enlace federal. En ese proyecto se invertirán cerca de 100 millones de dólares, es decir, 2 mil millones de pesos. La expectativa es que entre en operaciones entre el 2023 y el 2024.

El funcionario indicó que hay planes de tener un anillo de 115 megawatts y otro de 230 alrededor de la capital yucateca. Añadió que también se ha dado mantenimiento y se han limpiado cerca de 900 kilómetros de la zona en la que se encuentran las líneas de transmisión para evitar nuevos incidentes que afecten el suministro del servicio. También mencionó que las turbinas de gas de Cancún deben ser cambiadas, porque las actuales son de “muy poca eficiencia”.

“Cambiarlas por unas del doble de eficiencia pueden llevar a que reduzca más el costo de producción en la península y podemos pensar en reanalizar las tarifas, que hasta ahorita las pone la Comisión Reguladora de Energía, sin embargo, tenemos la opción de ser más eficientes, más rentables y poder ofrecer energía al costo mínimo a nuestros usuarios”, apuntó.

Eso sí, admitió que “fallitas hay en todos lados” y que el estado no está exento de que exista un apagón generalizado pese a las mejoras que se implementen en las líneas de transmisión.

Finalmente, Vila Dosal recalcó que se fortalecerá el suministro de diésel a la planta Mérida III y actualmente se trabaja en un proyecto para construir una tubería más grande que permita aumentar el volumen del combustible que se destina a la mencionada planta.