Por falta de combustible, flota camaronera permanecería en tierra

Integrantes de Canainpesca temen que el apoyo federal para comprar diésel no llegue a tiempo

Texto y foto: Jairo Magaña
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Martes 20 de agosto, 2019

La temporada de camarón debe iniciar el primer minuto del próximo 1 de septiembre. Sin embargo, camaroneros, armadores e incluso integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera en Campeche (Canainpesca) ven con miedo que el apoyo federal para comprar diésel no llegue a tiempo. El presidente de dicha Cámara, Francisco Elías Romellón Herrera, destacó que aún no hay indicios de que las tarjetas inteligentes proporcionadas por la federación tengan fondos, por lo que adquirir 40 mil litros de diésel por cada embarcación será un riesgo enorme, siendo así que 40 por ciento de la flota camaronera quedaría en tierra.

“Es necesario aclarar la situación con los combustibles porque una embarcación requiere de al menos 40 mil litros para su viaje, tan solo en la ida y regresada ocupan 10 mil litros; el resto del combustible lo utilizan en el arrastre y captura, por lo que adquirir hoy en día 40 mil litros de diésel por embarcación sin el apoyo de la federación es muy difícil”, afirmó el empresario.

Solamente los barcos que hayan comprado su combustible saldrán el próximo 28 de agosto, por lo que hay riesgo que no salga toda la flota de altura, agregó.

En la incertidumbre

Por su parte, Julio Alejandro López García, líder de los pescadores camaroneros, refirió que ellos han viajado a la Ciudad de México para entablar diálogo con las autoridades, pues a los armadores o empresarios no les importa si salen o no todas las embarcaciones: “Las que tengan combustible irán y las que no, quedarán en tierra y esto implica que no todos los pescadores tendrán trabajo”, situación que los pone en incertidumbre.

“A nosotros no nos han dado nuestras libretas de mar. Sin ella nadie puede subir a las embarcaciones o incluso no podemos pasar al muelle de API –Administración Portuaria Integral-; aún así, todavía nos presiona el hecho que no haya el combustible para ir a Tamaulipas, pues somos más de 500 trabajadores de altura y estarían quedándose sin empleo cerca de la mitad”, precisó.

El veterano pescador dijo estar preocupado, pues hay temor en el sector por la situación, que todavía no es muy clara.