Funcionario estatal atropella a ciudadano en Campeche

Tras siete horas de espera, el herido no había sido atendido en un hospital del IMSS

Texto y foto: Jairo Magaña
LA Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Domingo 25 de agosto, 2019

Este sábado, el Director del Instituto de la Juventud del Estado de Campeche (Injucam), Eduardo Arévalo, fue parte de un accidente en la avenida Gobernador, debajo del distribuidor vial que después de 7 meses de su inauguración aún continúan sin funcionar sus semáforos instalados hace apenas unas semanas.

Aunque el funcionario fue detenido por los agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) luego de que los agentes de vialidad requirieron el apoyo inmediato y el atropellado fue trasladado de urgencias al Hospital general Zona 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social, pasaban más de las 16 horas y el afectado aún no era ingresado a revisión, a pesar que los paramédicos de la Cruz Roja que acudieron al llamado de emergencia alertaron de posibles fracturas.

El accidente protagonizado por el director del Injucam, fue ocasionado por no hacer su alto e intentar ganarle a un motociclista, quien resultó atropellado.

Ya en el IMSS, la familia del afectado por más vueltas que daban no eran atendidos y la Fiscalía General del Estado que por ley debe realizar las diligencias de investigación para armar una carpeta procesal, no habían llegado a ver al paciente que aún estaba en espera en los pasillos de la Unidad médica Familiar, aparentemente porque tampoco había doctor que lo pudiera atender.

No obstante, en el lugar los encargados de la vigilancia y otras personas intentaron obstruir el trabajo de algunos reporteros quienes manifestaron que solo realizaban su trabajo, a lo que la familia del afectado defendió el hecho que querían que supieran como estaban realizando los procedimientos pues ni los atendían, ni las autoridades acudían a tomar sus declaraciones y peor aún, el culpable del accidente no se había presentado para entablar diálogo ni mandado a algún representante.

Fue el hijo del atropellado quien dio la cara a los medios y acusó como estaban tratando de ocultar lo que había ocurrido a pesar de que el culpable admitió su culpa, el joven de nombre Allan Lee, relató que su papá trabaja en la empresa encargada de la recoja de basura de la ciudad y que desde la hora del accidente lo tenían en una camilla, sin atenderlo y en el pasillo de urgencias, aparentemente porque no había doctor que lo pudiera atender en esos momentos, a pesar del reporte de los paramédicos.