Persisten leyes y prácticas discriminatorias contra las mujeres: Leticia Murúa

Nos gusta pensar en Mérida como nombre de mujer, porque lucha: Renán Barrera

Graciela H. Ortiz
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 16 de enero, 2020

“Hoy como ayer las feministas seguimos luchando por la igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres, pues persisten leyes y prácticas discriminatorias contra las mujeres”, expresó este jueves Leticia Murúa Beltrán Aragón, fundadora y titular de Acción Popular de Integración Social A.C. (APIS), en su alocución como oradora huésped en el marco de la Sesión Solemne del Cabildo de Mérida, con motivo del 104 Aniversario del Primer Congreso Feminista en Yucatán.

En un mensaje realizó un recorrido por la historia de las luchas y reivindicaciones de las mujeres pioneras del movimiento en la búsqueda de derechos e igualdad y culminó mostrando a los asistentes la realidad actual, donde sostuvo que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en 2019, la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral en México es de 45 por ciento, comparada con el 77 por ciento de los hombres, constituyendo esta cifra una de las más bajas entre los países que integran el organismo. En Yucatán se eleva un poco alcanzando el 47 por ciento.

Menos de la mitad de las mexicanas en edad de trabajar participan en el mercado laboral, lo que convierte al país en el segundo con la menor tasa de participación femenina en trabajos remunerados, muy inferior a la masculina, la cual es del 82 por ciento.

Sólo 7.5 por ciento de la administración de las empresas tiene participación de mujeres, pese a que el promedio en la OCDE es del 20 por ciento.

Por otro lado, añadió que de los 4.7 millones de personas mayores de 15 años en condición de analfabetismo, más del 61 por ciento son mujeres (2.9 millones), “lo que las deja en situación de vulnerabilidad en el mercado laboral, así como con marcadas brechas salariales que alcanzan hasta 35 por ciento”.

Si bien aseguró que en los últimos 25 años se ha avanzado principalmente en términos normativos, en la implementación de políticas públicas específicas y en la conquista de derechos para mujeres, jóvenes y niñas.

No obstante, “aún persisten leyes y prácticas discriminatorias, estereotipos de género, desigualdad en el acceso a la educación, violencia contra las mujeres y las niñas, matrimonios de niñas y adolescentes, falta de ingresos propios o del control sobre los mismos, desigualdad y participación en la toma de decisiones tanto en la administración pública como en el ámbito empresarial”, abundó.

Finalmente reflexionó que los buenos resultados dependen, en gran medida, de un cambio en el pensamiento social. “Un cambio que incorpore la igualdad entre mujeres y hombres como un elemento de valor social y democrático”, concluyó.

Mérida generosa

“Hemos dicho con anticipación que nos gusta pensar en Mérida como nombre de mujer, y no solamente por su belleza o por su calidez, sino también porque lucha por sus derechos, porque avanza en medio de la adversidad, porque es justa, honesta y generosa con todos”, señaló a su tiempo el presidente municipal de Mérida, Renán Barrera Concha.

Recordó que Mérida es distinguida también por ser la primera ciudad de la República Mexicana en elegir a una mujer para ocupar un puesto público como regidora de un Cabildo, en la persona de la profesora Rosa Torre González.

Llamó a transitar por el camino de la inclusión y el respeto mutuo, “con el firme anhelo de que nuestras familias convivan en una tierra de esfuerzo y esperanza, donde lo mismo se valora al que tiene el privilegio de nacer aquí, que a quien llega a compartir nuestra casa por el solo hecho de quererla y apreciarla”.

Finalmente convocó a continuar celebrando a nuestra Mérida, “reivindicando la lucha que emprendieron hace más de cien años un puñado de mujeres orgullosamente meridanas”.