Impartir clases los días de carnaval no es nuevo: Emanuel González

Asegura que es un calendario adaptable conforme a las necesidades de cada comunidad

Graciela H. Ortiz
Foto: Captura de pantalla
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Sábado 15 de febrero, 2020

“Desde hace ya varios ciclos escolares, cada escuela tiene la facultad de elegir qué días trabajar y cuáles no, siempre y cuando cubra el requerimiento que el exige el calendario escolar que es de 190 días”, aseguró el maestro Emanuel González Chávez, secretario de Trabajo y Conflictos de Nivel Primaria del SNTE, Sección 33, al referirse a las casi mil escuelas que impartirán clases los días de carnaval.

Agregó que si se cubren esos días se puede decidir, por ejemplo, trabajar el lunes y martes de Carnaval o no trabajarlo y devolverlo otro día, o por ejemplo cambiar los Consejos Técnicos Escolares que se hacen cada mes y llevarlo a cabo en contraturno y dar clases ese viernes de fin de mes.

En su momento, la secretaria de Educación, Loreto Villanueva Trujillo, anunció que luego de una consulta con los docentes yucatecos, se llegó al acuerdo de que el lunes 24 y martes 25 de febrero habrá clases, si bien no será en todas las instituciones educativas, sino solamente en 967 de tres mil 500.

“Estamos hablando de un 27 por ciento de las escuelas que decidieron elegir trabajar el lunes y martes para no tener que devolverlo otro día”, abundó González Chávez.
Indicó que no ve la razón para presentar una molestia, porque esto viene sucediendo desde hace varias administraciones, al tiempo que ejemplificó que cada comunidad tiene sus propias necesidades, “lo veo como un tema más político”.

“Por ejemplo en Tizimín, se sabe que en enero está la Feria de los Reyes, que es una fecha muy significativa para la comunidad y todas las comisarías cercanas, pero allá es muy particular porque esa semana los niños prácticamente no asisten, todos están con sus papás trabajando en la feria”, detalló.

Por ello, refirió que cada escuela tiene su propio calendario, “incluso puede haber una primaria junto a la otra y cada una trabajar días diferentes, siempre y cuando durante el ciclo cubran el requerimiento nacional”, al tiempo que afirmó que esa es la facilidad que da este calendario, adaptable a las condiciones de cada comunidad, de cada contexto.

“Cada quien decide, lo que pasa que nunca falta la persona que quiere que además de los días de asueto ya establecidos, también el Gobierno del Estado otorgue el día por tradiciones”, señaló.

Manifestó que hay otras comunidades que tienen sus días de santos y pueden los maestros, de acuerdo a la solicitud del Consejo de Participación Social y de la Sociedad de Padres de Familia, pedir el cambio de días, y luego reponerlo.

“Cada escuela lo maneja particularmente, puede adecuar su calendario a sus condiciones, a su contexto, a las necesidades de los padres, de los niños y de los mismos maestros, de hecho el calendario debe estar firmado por todos”, puntualizó.

El carnaval

Con relación al carnaval sostuvo que incluso los desfiles de Mérida ya modificaron sus horarios para que la gente pueda participar, “igual ya no es un carnaval de acceso fácil, el de Xmatkuil, el de Progreso, no cualquiera tiene la condición económica para asistir, estamos hablando de transportar una familia completa y está difícil, y en el de Xmatkuil no se puede ingresar con alimentos, lo cual es también una complicación para las familias”.

“Antes era un carnaval que se podía ir a Paseo Montejo, llevar tu mesa, unas sillitas, llevar tu familia, tu comida, disfrutar y no lesionar tu economía ahora la gente, pese a que hay transporte público para el carnaval, éste se satura, y transportarse hasta allá no representa un ahorro para las familias, al contrario hay que consumir todo lo del lugar con precios mucho mayores que el comercio regular”, concluyó.