Tapir, el ''jardinero de la selva''

Especial: Fauna Nuestra
Foto: Francisco Emilio Roldán Velasco / naturalista.mx

Irónicamente, el tapir es uno de los ejemplares con mayor población en la Reserva de la Biosfera de Calakmul, pero aún así, está en peligro de extinción a pesar del importante papel que juega, lamentó Fernando Contreras Moreno, oficial de la Selva Maya para el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) México, y quien es biólogo con maestría en ciencias ambientales y doctorado en Ciencias en Ecología.

Investigador por naturaleza, ha trabajado con ejemplares desde que inició su travesía, y afirmó que la NOM-059 de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Campeche, debe ser analizada cuidadosamente debido a injusticias como las que sufren el tapir y otros animales herbívoros respecto al apoyo y los recursos destinados para su investigación y conservación.

 

 

Foto: Francisco Emilio Roldán Velasco / naturalista.mx

 

Reveló que la NOM-59 destina una mayor cantidad de recursos a los animales carnívoros, que no está mal, pues dijo que son el equilibrio en el nicho ecológico y mantienen la población de especies silvestres controladas para que no haya sobrepoblación. Sin embargo, hay especies de herbívoros que juegan un papel importante en el Nicho Ecológico de la Reserva de Calakmul y son rezagados.

“Ya he escrito sobre esto, recientemente incluso encontré una crisis del tapir en los últimos meses respecto a la falta de agua en Calakmul y esta especie es muy dada a mantenerse en el agua, para bañarse, para defecar e incluso para copular”, resaltó.

 

Francisco Emilio Roldán Velasco / naturalista.mx

 

Explicó que el tapir centroamericano o danto, como se le conoce localmente, es considerado un “jardinero de la selva” porque consume una gran cantidad de semillas, las cuales dispersa a través de sus excretas, fomentando la germinación de plantas y la repoblación de los bosques. 

Es una especie que requiere naturalmente una gran cantidad de agua para consumo, y aún más durante la temporada de sequía cuando alcanzan las temperaturas más altas. Este mamífero herbívoro consume una alta cantidad de fibra que debe ser procesada en su interior con mucha agua, sin embargo, este proceso de digestión en muchos casos está regulado por un comportamiento particular, “el bañarse”. 

 

Francisco Emilio Roldán Velasco / naturalista.mx

 

A los tapires les gusta pasar buena parte del día remojados en las aguadas, comportamiento que se ve alterado al faltar el líquido en estos humedales. En 2019, justo al inicio de la temporada de sequías, ocurrió en Calakmul una serie de eventos inesperados que llamaron la atención de todos, de norte a sur diversos casos de tapir fueron reportados por pobladores locales, turistas y fuerzas del orden, que mencionaban a tapires muy cerca de las principales vías de comunicación de la región, adentrándose a sus parcelas, incluso tomando agua en sus galeras donde mantienen a los borregos, y en algunos casos, ejemplares muertos.

 

Edición: Ana Ordaz