Atleta surcoreana An San, víctima de ataques misóginos por su corte de cabello

La arquera que triunfa en Tokio 2020 recibió respaldo de mujeres y políticos
Foto: Afp

Una arquera surcoreana que ha ganado tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 recibió mensajes de apoyo de mujeres y políticos luego de que su cabello corto fuera criticado por miles de hombres, quienes la acusan de feminista.

A través de redes sociales, hombres comentaron que el peinado de An San sugería que era feminista y algunos de ellos exigían que se disculpara e incluso pidieron a la  Asociación de Arquería de Corea (KAA) que la despojara de sus medallas.

"No te entrenamos ni te alimentamos con dinero de los impuestos para que pudieras cometer actos feministas", escribió uno de los hombres en la cuenta de Instagram de An.

La misoginia y el antifeminismo son un fenómeno muy extendido en Corea del Sur, país que ocupa el puesto 102 de 156 en el último Informe Global de Brecha de Género.

 

También te puede interesar: Galería: Quinn, atleta transgénero y no binaria de Tokio 2020

 

Muchas mujeres surcoreanas conocidas salieron a condenar los comentarios contra la arquera de 20 años.

"Incluso si ganas una medalla de oro olímpica con tus propias habilidades, mientras persista el sexismo en nuestra sociedad, te insultan y te piden que te quiten la medalla solo porque tienes el pelo corto", dijo Jang Hye-yeong, un mujer legisladora, en Twitter.

Se publicaron al menos 6 mil fotografías de mujeres con cabello corto en las plataformas de redes sociales para mostrar su apoyo a An, según informes locales.

An San mantuvo la bandera olímpica de Corea del Sur en el tiro con arco femenino este viernes, al conseguir el título individual, sobreponiéndose a las críticas en internet sobre su peinado y convirtiéndose en la primera arquera que gana tres oros en unos mismos Juegos Olímpicos.

Varios políticos han condenado este viernes los ataques misóginos que An ha recibido en su perfil de Instagram, así como comentarios en otras redes sociales que la acusan de odiar al género masculino usando como argumento que lleva el pelo corto.

"Definir de manera unilateral una formar pensar basándose en el aspecto o en el origen y atacar ciertas ideas para hacer críticas indiscriminadas constituye un caso de extrema insensatez y equivale a un crimen de odio", escribió el parlamentario Woo Won-shik, del gobernante Partido Democrático (PD).

A su vez, la parlamentaria Sim Sang-jeung del minoritario y progresista Partido de la Justicia (PJ) defendió a An en Twitter y pidió al Comité Deportivo y Olímpico de Corea que responda con contundencia a estos ataques.

 

Sigue leyendo: Cae Alejandra Valencia en cuartos de final en tiro con arco

 

Si bien Corea del Sur es la duodécima economía más grande del mundo y una potencia tecnológica líder, sigue siendo una sociedad dominada por hombres con un historial pobre en derechos de las mujeres.

Las jóvenes surcoreanas han disfrutado de éxitos de campaña sin precedentes en los últimos años: luchando para legalizar el aborto y organizando un movimiento #MeToo generalizado, y tomando medidas contra los videos de cámaras espía filmados en secreto en lugares públicos, lo que dio lugar a las manifestaciones por los derechos de las mujeres más grandes en la historia de Corea.

También ha habido protestas contra los estrictos estándares de belleza del país, y los activistas han compartido videos virales de ellos mismos cortándose el pelo corto y destrozando sus productos de maquillaje.

Pero también ha provocado una fuerte reacción en el país, y el feminismo a menudo se enmarca como egoísta y antihombres.

 

Nota relacionada: Los Juegos Olímpicos de Tokio, más inclusivos

 

Con información de AFP, Reuters y Efe