Margarita Robleda Moguel


post Image

Compartir


Los trazos que Santiago Olguín conectan con nuestro niño interior

Frente a esta realidad agobiada de sin razón y sin sentido, avaricia, vulgaridad e impotencia, el viernes pasado, La Jornada Maya se vistió de galería para aligerarnos el morral con la ternura que viene intrínseca en cada uno de los trazos que Santiago Olguín nos regala de sus memorias infantiles llenas de horizontes amplios, cariñitos y conexión con nuestro niño interior que, como en uno de sus cuadros, se asoma a ver qué ve.

¡Uf! Qué descansó. Gracias, La Jornada Maya. Qué bien sabes la urgencia de aligerar el morral frente estos tiempos de locura que parecen no tener fin. 

Cuando crees que ya nada puede sorprenderte, te enteras de que una aspirante a participar en el diseño de nuestras leyes, ofrece que, si gana, propiciará el ensanchamiento de los pectorales femeninos en Sonora. 

En Ixil Yucatán, la aspirante a la relección Municipal, en el Día de la Madre les obsequió a las mujeres de la comunidad la presencia de strippers vestidos de policías. No me escandalizo, la puntada puede ser simpática si fuera una invitación a un sitio donde eliges si quieres o no ir, junto con otras mujeres adultas, y no un atropello en la puerta de tu casa, donde fuiste expuesta a la mirada burlona, que permanecerá en la memoria, de tu familia y vecinos. 

Si bien cumplió el objetivo de llamar la atención mediática, los que pagaron el plato fueron las dizque homenajeadas y el cuerpo de policía local cuya presencia, de por sí, se encuentra demeritada; algo similar de lo que sucede con los payasitos de las fiestas que cobran por exponer al festejado al ridículo y que los papás contratan para que el compadre tome a gusto su jaibol.

¡Ayyyyyy! ¿A dónde nos lleva este camino? Somos testigos de la disposición de algunos de hasta vender su alma al diablo con tal de: mantener el registro, llamar la atención, aunque sea, como sea, y ganar lo que sea.

No es posible: ya que logramos sacar al toro de corral que amenazaba corromper, bajo el agua, logró introducir a su torita.

Por eso, qué descanso disfrutar las miradas de Santiago Olguin Mitchell y sanar nuestra desesperanza observando su colección de 20 obras de 100 por 120 centímetros de Faros y memoria, cuya inauguración se realizará el próximo jueves 20 de mayo a las 19:00 horas en Lux Perpetua, Art Centro, en la calle 20 por 15, Itzimná, en Mérida, Yucatán. 

Ahí tendremos oportunidad de darnos baños de luna con la Luna de Sal y Secado de Luna, deslizarnos en cayucos estáticos, descansar y liberar el dolor de la incertidumbre y la pobreza de horizontes que nos provocan las campañas.

Creo que es tiempo de cosecha: los candidatos que trabajaron bien no deben dudar que votaremos por ellos, pero también, considero que es el momento de que pierdan el registro los partidos satélites que nos quieren ver la cara y sólo buscan distraernos. 

Gracias, Santiago Olguin, por invitarnos a respirar profundo y a encontrar las caricias que aún albergamos en nuestra memoria y se han ido diluyendo por esta carrera loca a ninguna parte.


También te puede interesar: El infinito, según Santiago

 

Edición: Estefanía Cardeña

OPINIONES ANTERIORES

...
23 de Junio del 2021
Normando Medina Castro
Es tiempo de la democracia interna
Leer más
...
23 de Junio del 2021
Jorge Buenfil Ávila
Ahí viene el tlacuache
Leer más
...
23 de Junio del 2021
La Jornada Maya
La Riviera Ragnarök
Leer más
...
23 de Junio del 2021
La Jornada Maya
Borges, siete noches para toda la vida
Leer más
...
23 de Junio del 2021
Julio Hernández López
Consulta, que algo queda
Leer más
...
23 de Junio del 2021
Enrique Galván Ochoa
Coparmex se lanza contra las reformas
Leer más
...
23 de Junio del 2021
La Jornada
España: indulto positivo
Leer más
...
22 de Junio del 2021
La Jornada Maya
West Point
Leer más