De Oaxaca a los Paralímpicos de Cancún: la experiencia de María José

Padece un trastorno congénito denominado mielomeningocele, pero no le ha impedido practicar boccia
Foto: Mariana Ginez

En Cancún, María José Martínez Ginez participó en su última competencia paranacional que organiza anualmente la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). Originaria de Oaxaca, la joven de 21 años compitió a nivel nacional por tercera ocasión y aunque alcanzó una cuarta posición, la experiencia en la práctica de boccia prevalecerá toda su vida.

María José padece un trastorno congénito denominado mielomeningocele o espina bífida, un defecto en la columna vertebral que le impide caminar, pero que no ha sido impedimento para realizar muchas actividades, entre ellas la práctica de boccia. 

 

Foto: Mariana Ginez 

 

“Tuvo una cirugía recién nacida, y eso le afectó, el médico dijo que es parte de su nacimiento, de hecho ella prácticamente se debatía entre la vida y la muerte; los médicos sólo esperaban la cirugía, si sobrevivía o no, y casi no había posibilidad. Fue algo difícil, los médicos esperaban que viviera de tres a nueve meses”, narra su madre, Mariana Ginez Ramírez.

La señora relata sobre la participación reciente de María José en las competencias paranacionales que se juegan en Cancún desde el pasado 15 de octubre y hasta el próximo 29 de octubre. 

 

Lee: QRoo termina cuarto lugar nacional en baloncesto de Paranacionales 2021

 

La joven de 21 años, originaria de Oaxaca participó por tercera ocasión en una competencia nacional en la disciplina de boccia, un deporte que se practica sobre silla de ruedas por personas con parálisis cerebral o discapacidad física severa, y se juega sobre una pista rectangular en la que los competidores tratan de lanzar unas bolas lo más cerca posible de otra en color blanco que es el objetivo.

“Se lleva una experiencia muy buena porque el problema que tiene la ha impulsado mucho, y la sigue impulsando para poder alcanzar sus metas”, señala su madre.

 

Foto: Mariana Ginez 

 

María José es una mujer independiente gracias a una cirugía con la que pudo mostrar avances en su movilidad; además está concluyendo la escuela a nivel bachillerato, aunque la pandemia le ha afectado su continuidad.“Ella sigue entrenando, y en diciembre vuelve a Toluca a otra competencia nacional”, dijo su madre.

La joven practica boccia desde el 2015, primero por una especie de terapia, y luego al ver sus aptitudes fue seleccionada para representar a su estado. Esta será la última competencia paralímpica para María José, debido a que la edad límite que marca la Conade es de 21 años.

“Jugó muy bien, en su competencia le faltaron dos puntos para alcanzar su contrincante, y ella se lleva una experiencia buena en donde tiene más para lograr, y esa experiencia la hizo más fuerte, de querer participar más”, acota Mariana Ginez, quien comparte la motivación de su hija.

En 2019, en Colima, obtuvo un cuarto lugar y este año repitió la misma posición en Cancún.

 

Sigue leyendo: Intensa actividad en Boccia en los Paranacionales de Cancún

 

Edición: Estefanía Cardeña