Trasladan a reos vinculados con homicidio de Ortíz Ontiveros

Permanecerán en penales federales de Chiapas y Oaxaca
Foto: Twitter @kpya

El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, confirmó que este jueves fueron trasladados 20 reos de los Centros de Reinserción Social de Chetumal y Cancún a penales federales de Chiapas y Oaxaca, a quienes se les vincula como probables responsables intelectuales del asesinato el pasado domingo del comandante de Custodia Penitenciaria de Cancún, José Carlos Ortíz Ontiveros.

“Como ustedes saben, de manera artera y cobarde fue asesinado el comandante responsable de custodios del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún el pasado domingo, el día de hoy (jueves) en una acción institucional (…) Estamos generando el traslado de los que consideramos pudieran ser los presuntos responsables de este lamentable hecho a nivel intelectual, es decir, que hayan ordenado esta situación”, explica Capella Ibarra en un video subido a sus redes sociales.

El pasado domingo, en redes sociales, el secretario informó que a las 6:44 horas fue asesinado José Carlos Ortíz Ontiveros, responsable de custodios del Cereso cancunense, y más tarde difundió el video en donde aparece una persona, cruza una calle y dispara hacia el conductor de un Jetta color rojo en la supermanzana 207 del municipio de Benito Juárez.

El secretario informó que son 20 personas de alta peligrosidad, 18 de Cancún y dos más de Chetumal, quienes fueron trasladadas a los Centros Federales de Reinserción Social (Ceferesos) de Chiapas y Oaxaca.

“Vamos a ser implacables, no vamos a permitir seguir manteniendo temas relacionados con auto gobierno o querer amedrentar a las instituciones para hacer de las suyas, y hoy estamos generando este traslado con la autorización y apoyo del gobierno federal”, explicó el funcionario.

Capella Ibarra recalcó que con esto se genera “la primera respuesta contundente por parte nuestra, amén de seguir con las investigaciones para dar con el responsable material de estos lamentables hechos”.

Edición: Emilio Gómez