Pronostican bajas temperaturas y lluvias por el frente frío 26

Autoridades piden tomar precauciones ante bajas temperaturas
Foto: La Jornada Maya

Ante la influencia del frente frío número 26 en el territorio de Quintana Roo, el pronóstico para los próximos días es que la temperatura descienda más, por lo que se espera que, durante la noche de este martes y madrugada de este miércoles, baje la temperatura.

El día de hoy “gran parte del estado amaneció con un clima agradable, fresco, ya que los remanentes del frente frío 26 interactúan con aire marítimo tropical, por lo que se está generando este clima”, dijo el coordinador estatal de Protección Civil, Adrián Martínez Ortega.

El funcionario pidió a la ciudadanía tomar sus precauciones debido a que descenderá el termómetro por la noche y madrugada. “El sistema frontal 26, localizado sobre la porción occidental de la Península de Yucatán, porción este del Golfo de México y hasta el norte de la Península de Florida, Estados Unidos, se desplaza muy lentamente al este”, dijo.

Esto genera descenso de temperaturas, nubosidad variable con probabilidad de nubes de tormenta con lluvias, acompañadas de chubascos ocasionales aislados con bajas probabilidad de actividad eléctrica dispersas, viento frío y arrachado del norte y noroeste.

Comentó que el pronóstico es que la temperatura descienda más que en días pasados, cuando el termómetro bajó en algunos puntos de la entidad hasta los 13 grados, “por lo que es muy importante tomar precauciones para prevenir enfermedades respiratorias, comiendo alimentos con vitamina A y C, así como abrigándonos bien y al salir de un lugar caliente cubrirse la boca y nariz”.

La temperatura más baja se ha registrado en Felipe Carrillo Puerto, con 13.4 grados; en José María Morelos el termómetro marcó 14.8; y en las comunidades de Kantunilkín, Lázaro Cárdenas y Nicolás Bravo, Othón P. Blanco, la temperatura descendió hasta los 14.6 y 14.7 grados, respectivamente.

Para finalizar Martínez Ortega dijo que hay que tomar medidas preventivas con las niñas y niños, adultos mayores y enfermos crónicos, quienes en estos cambios de temperatura son los más vulnerables.

Edición: Ana Ordaz