Juan Manuel Contreras
Fotos: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 21 de diciembre, 2017

Como parte de los acuerdos llevados a cabo el pasado 13 de agosto, entre la embajada de la República de Corea y el ayuntamiento de Mérida, esta mañana se develó la placa que nombra a la avenida 7 del fraccionamiento Altabrisa como Avenida República de Corea.

La ceremonia fue presidida por el alcalde de Mérida Mauricio Vila Dosal, y contó con la presencia del doctor Chun Bee Ho, embajador de la República de Corea en México, así como autoridades del país asiático, representantes del Cabildo y miembros de la comunidad coreana radicada en la entidad.

[img]u1513b9z53bd[/img]

El obelisco situado en el cruzamiento de la calle 7 con 22, fungirá como un símbolo para representar los lazos de hermandad que se han tejido entre la ciudad y el país asiático, “este tipo de intercambios culturales son de suma importancia tanto para los coreanos que se encuentran lejos de su patria; como para los meridanos, pues son un punto de encuentro entre las dos culturas”, mencionó el coordinador general de política comunitaria, Víctor Hugo Lozano Poveda.

Por su parte, Ulises Park Lee, presidente de la Asociación Coreana de Yucatán, resaltó la importancia de dicha avenida en materia económica y comercial, por lo que consideró el nombramiento como un gran honor para la comunidad coreana y una iniciativa que favorece el desarrollo de proyectos entre ambos países.

[img]disie8q2ssti[/img]

Al hacer uso de la palabra, Bee Ho, embajador plenipotenciario de la República de Corea en México, se disculpó por el retraso de la ceremonia, ya que su vuelo se pospuso, sin embargo, consideró que un par de horas son una insignificancia en comparación a los 112 años que la comunidad coreana ha esperado para el nombramiento de una avenida en honor a su patria.

“Este fue un año muy significativo, pues se celebró el aniversario número 55 de las relaciones diplomáticas entre México y Corea; así como los 112 años de la primera inmigración coreana a la península de Yucatán”, dijo.

En ese sentido, el diplomático agradeció a los representantes del cabildo su disposición para erguir el monumento, el cual considera será un indicador de orgullo y dignidad para quienes transiten por esa concurrida arteria.

Bee Ho reconoció que ha sido un año difícil para México, debido a los terremotos ocurridos el mes de septiembre que afectaron al centro del país, por lo que reiteró el apoyo que su nación ha brindado durante las contingencias.

[img]iisie8q2s4tb[/img]

“México y Corea están mucho más cerca que nunca”, expuso Mauricio Vila al pasar al podio. El primer edil precisó los detalles del proceso que llevaron al cabildo a tomar la decisión del nombramiento de la avenida, por decisión unánime, pues a pesar de que los regidores pertenecen a diferentes partidos, todos estuvieron de acuerdo con la iniciativa del embajador.

El estado de Yucatán es hogar de más de dos mil descendientes coreanos. Los primeros inmigrantes llegaron a la península en 1905, huyendo de la invasión japonesa que azotaba su país, y motivados por el deseo de brindarle un futuro más próspero a su descendencia.