No puedes ser ni muy vieja escuela ni muy nueva escuela: Luis Matos

Confía en que la ofensiva saldrá adelante; pitcheo y defensa, lo mejor de las fieras
Foto: Leones de Yucatán

La era de Luis Matos como mánager de los Leones empezó con las luces y sombras que han caracterizado al equipo yucateco a lo largo de la temporada.

Un día después de que Jake Thompson llegó a la octava entrada con juego sin hit ni carrera, para terminar logrando gema de dos imparables en victoria de 2-1 en el debut del boricua, los melenudos cayeron el sábado 5-4 ante los locales Tigres en el Kukulcán, en partido que los visitantes ganaban 2-0 en el primer acto y 4-2 en el octavo y en el que Ángel Reyes brilló y dejó tendidos en el campo a los reyes de la selva en su propia casa. 

Luego de tres años exitosos (2008-10), Matos se despidió como pelotero de los rugidores bateando .273 en 19 encuentros en 2012; ese año Yucatán se perdió los playoffs y no regresaría sino hasta 2015, cuando otro jugador en ese conjunto de 2012, Willie Romero, los hizo resurgir. Ahora, el puertorriqueño cuenta con un plantel no sólo para ir a la postemporada, sino para hacer ruido. Los campeones de la Zona Sur amanecieron ayer en el liderato de efectividad de la liga (3.71) -en WHIP estaban apenas por debajo del líder Tijuana-, y en el subliderato de fildeo (.986). Pitcheo y defensiva son claves, solía decir Lino Rivera, quien dirigió a Matos en la cueva. El problema es que la ofensiva es sumamente inconsistente (7 carreras en total en los tres duelos previos al de ayer), no genera lo suficiente. Le cuesta conectar hits y era antepenúltima en bateo (.276).

Ese es el principal desafío del boricua, que confía en que con los ajustes hechos al lineup (entre ellos regresar a Alex Liddi de segundo y poner a Walter Ibarra en la parte de abajo para dar más profundidad) habrá mejores resultados. También tiene que poner a los selváticos a correr más (sumaban 31 robos), algo que él hacía muy bien, y mantenerlos entre los equipos que más toques de sacrificio ejecutan (31). Hacer que las cosas pasen. 

“Este grupo de muchachos lleva jugando junto por algunos años y hay una química que se nota, eso nos va a ayudar”, señaló. 

A pregunta de La Jornada Maya sobre lo que aprendió en la organización de los Dodgers y cómo planea aplicarlo acá, apuntó: “Aprendí mucho sobre cómo usar la tecnología. Ellos aprendieron también que no solamente se juega con tecnología. La estadística y analítica te ayudan, pero no puedes ser ni muy vieja escuela ni muy nueva escuela. Yo busco el balance perfecto entre saber usar la analítica y tener ese feeling por el juego, de tomar decisiones de cómo se ve el pítcher y dejando un poco de lado las estadísticas”.

En los 10 partidos previos al de anoche, los rugidores tuvieron récord de 5-5, a pesar de que en nueve de ellos el abridor aceptó dos carreras o menos. Casey Harman aportó otra apertura de calidad anteanoche (6 IP, 2 C, 4 K, 0 BB). El bulpén se ve sólido y profundo, pero Manny Parra y Edwin Quirarte, que llegaron para apuntarlo, fallaron el sábado.

En ese mismo día, Luis Juárez, a quien el ex mánager interino y ahora coach de banca, Juan Francisco Rodríguez, llamó uno de los líderes del club, junto con Sebastián Valle, disparó su séptimo cuadrangular e impulsó tres carreras.   

 

Matos, que está ante gran reto, “lo ha hecho muy bien como mánager”, afirma Rivera

Lino Rivera le dio un voto de confianza a Luis Matos como timonel de los Leones.

“Luis ya tiene varios años como estratega y consiguió dos campeonatos de Serie del Caribe (en el pasado torneo de Puerto Rico llegó a la final). Conoce la Liga Mexicana y la zona (Sur) en especial”, indicó a La Jornada Maya el mánager campeón con las fieras en 2006. “Estoy seguro que el staff le dará toda la información que necesita para aportar de inmediato”. La clave del éxito, agregó, “es la comunicación con todo el staff, dueños, gerente, coaches y jugadores, recoger información de quien pueda y los primeros juegos tener ya un panorama del equipo en general (Matos ya lo tenía, como dijo en conferencia vía zoom)”. “Luis fue un pelotero atlético y con buenos instintos, eso lo ha llevado a tener interés en dirigir y lo ha hecho muy bien”, expresó. 

A Matos le gustan los retos y está ante uno grande. Quedan nueve encuentros y los melenudos (9-12, 4.29, .288 este mes) están en cerrada lucha por el segundo puesto con Puebla, Tabasco, Veracruz y Tigres.  

Edición: Ana Ordaz