Ley de Salud Mental de Yucatán está siendo ignorada: Vida Gómez

Exhortan al Poder Ejecutivo a informar sobre las medidas que toman ante esta problemática
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán

Con 170 suicidios este 2021 y Yucatán en el tercer lugar de suicidios a nivel nacional, problemática que incrementa de forma sostenida desde el 2018, la diputada Vida Gómez Herrera, por Movimiento Ciudadano, presentó un punto de acuerdo que exhorta al ejecutivo estatal a informar cuáles son las medidas que toma el Consejo de Salud Mental, así como el programa en el mismo tema.

La diputada señaló que en Yucatán ha habido 893 suicidios desde 2018 hasta la fecha, creciendo de forma constante: en 2018 fueron 235 los decesos autoinfligidos, en 2019 fuero 242 y, este año, van 170.

“Es evidente que algo muy grave ocurre y no podemos ni debemos considerar a estos indicadores como parte de una normalidad”, enfatizó.

Tomando en consideración las opiniones recabadas con los foros de parlamento abierto que iniciaron desde el 27 de septiembre en materia de salud mental expuso que la ciudadanía también es consciente de lo que ocurre y exigen soluciones.

Durante las jornadas, dijo, la ciudadanía coincidió en que las Leyes no sirven de nada si no se llevan a la acción, pues aunque el 17 de agosto de 2018 fue aprobada la Ley de Salud Mental que entró en vigor en enero de 2019, no ven los resultados.

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Con la Ley, fue creado el Instituto de Salud Mental, con 32 facultades, entre ellas, elaborar un programa de salud mental, ahora piden conocer el programa y la aplicación del mismo. También cuestiona sobre el Consejo de Salud Mental que debió crearse desde ese momento, pues no ven evidencia del mismo.

Apuntó que la atención temprana de la salud mental es imprescindible, señalando que especialistas consideran los primeros años de vida cruciales para las personas, pero las instalaciones de salud mental en el estado están abandonadas; desde su bancada, informó, están brindando asesorías gratuitas en espacios públicos para quienes lo requieran.

Lamentó también que, 7 por ciento del presupuesto para la salud debería pertenecer al Instituto de Salud Mental y el programa de la materia, pero los informes muestran que esto no ha ocurrido ni en 2019, ni 2020 o 2021.

“Si hay acciones queremos que se digan, pero lo más importante, queremos que se sientan y se abone a la prevención; más allá de cifras, se trata de calidad de vida […] La Ley de Salud Mental del Estado de Yucatán está siendo ignorada”.

Por medio del Punto de Acuerdo que expuso y aprobó la diputación por unanimidad, el Congreso del Estado exhorta al titular del Poder Ejecutivo Estatal a dictar las medidas pertinentes para dar a conocer a la ciudadanía el programa de salud mental, así como las decisiones del Consejo de Salud Mental.

También le exhortaron a garantizar que las currículas escolares de todos los niveles educativos cuenten con asignaturas, estrategias y programas de salud mental; pero que, al mismo tiempo, se otorgue capacitación y material informativo en salud mental para el personal de educación, madres y padres de familia, pues esto contribuiría a identificar y/o prevenir trastornos de salud mental; situación que ya estaba contemplada en la Ley y no ha sido llevada a cabo.

Igualmente, sin haber cumplido el Artículo 72 de la Ley de Salud Mental del Estado de Yucatán, piden habilitar e iniciar operaciones de las villas de transición hospitalaria, que deberán fungir para fortalecer los servicios especializados de salud mental, rehabilitación y reinserción social de las personas usuarias.

Para que todas estas acciones puedan ser ejecutadas, las exhortaciones fueron dirigidas hasta las autoridades federales, solicitando el presupuesto suficiente para poder atender la salud mental de la población yucateca.

 

Edición: Laura Espejo