Mérida necesita involucrar a foráneos en su dinámica comunitaria: artista

Vincenzo Luca utiliza el arte para dialogar con la comunidad y generar un proceso participativo
Foto: ESAY

Tras una estancia de tres meses, el artista visual e investigador italiano Vincenzo Luca se percató de que Mérida es una ciudad con una gran vocación artística, lo que sin duda ha atraído a personas de todas partes de la república y el planeta. Esto, aseguró, resulta positivo para el desarrollo del talento local; y exhortó a encontrar maneras de que las y los visitantes se involucren en la dinámica comunitaria.

Vincenzo Luca Picone llegó por primera vez a Mérida en el 2019 gracias a su primera beca de residencia artística. Al gustarle tanto el municipio, decidió aplicar nuevamente con éxito, lo que le dio la oportunidad de regresar: “Fue mi primer viaje intercontinental y (México) me pareció un lugar surreal e interesante por su diversidad cultural”, detalló.

La primera etapa de su investigación -en 2019- la pasó entre la Ciudad de México (Cdmx) y Mérida. En esta ocasión se enfocó únicamente en la capital de Yucatán en donde trabajo en conjunto con la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY).

El artista describió a Mérida como una ciudad efervescente y dinámica, cuyo crecimiento atribuyó al arribo de gente te otros países: y también nacionales entre los que figuran numerosos artistas y personas del ámbito cultural y creativo.

“Siento que la ciudad está en pleno desarrollo y en un par de años (esta efervescencia) va a ser una oportunidad para la ciudadanía y los artistas que viven aquí”, adelantó.

Entre los proyectos que desarrolló con la comunidad estudiantil de la ESAY destacó el Laboratorio de Exploración del Espacio Público; y una charla enfocada en la manera de abordar diversas convocatorias de corte cultural.

 

Proyectos en La Plancha

Sobre la exploración del espacio público, el artista comentó que la idea surgió a raíz de la necesidad de que Mérida cuente con más áreas verdes, sobre todo en el área que circunda la ESAY, lugar donde ejecutó su investigación de la mano de expertos en la materia.

“Me puse a pensar en qué podíamos hacer: un proceso de sensibilización y exploración de este espacio público para que los estudiantes mismos y la comunidad puedan reapropiarse de él; y que algún día puedan tener la conciencia de ese espacio”.

Tras investigaciones a partir de dicha premisa, Luca se enteró de que a lo largo de los años ha habido personas que se han interesado en los terrenos de La Plancha; y entonces indagó sobre las posibilidades de que la comunidad estudiantil se apropie de él.

“Fue un ejercicio que en un principio se enfocó en el estudio histórico y sociológico del territorio, para lo que se invitó a profesionales en historia del arte, biología, al director de una asociación y un diplomático que realizó diversas actividades en el parque”, precisó.

Todo esto, explicó, se realizó con el fin de recabar información sobre el lugar en cuestión y generar estímulos dirigidos a que los estudiantes puedan entender la historia, las necesidades y lo que puede hacerse realmente en ese espacio.

“La intención es que la comunidad estudiantil y los docentes tomen en cuenta este lugar -sobre todo la parte que pertenece a la ESAY- y hacer un museo de esculturas; un lugar verde para la ciudadanía. Generar una dinámica entre la escuela y el parque”, contó.

Esto, opinó, podría derivar en una importante derrama económica al atraer turismo tanto nacional como internacional. De igual modo, detonaría la generación de material de estudio para los estudiantes y la ciudadanía. 

 

Cuestionamientos en torno al Tren Maya

Al arribar a México en 2019, Vincenzo Luca escuchó acerca del proyecto federal del Tren Maya al que describió como algo “horrorífico” a razón de las afectaciones que implicaría. Para él, llegar al país representó “un choque cultural”.

Tras informarse sobre el proyecto, se encontró con que se trata de un tren que busca cruzar el estado de Yucatán. Esto, dijo, podría ser una buena idea. Sin embargo, le hizo cuestionarse si las condiciones medioambientales de Yucatán son capaces de resistir semejante iniciativa.

Otra de las preguntas que se planteó fue la de ¿quién utilizaría el Tren? El italiano aclaró que no le parece una mala idea del todo; pero consideró que el turismo preferiría rentar un coche que le permitiera hacer paradas a placer para conocer la península a su ritmo. 

Además, sostuvo, los turistas llegan a México con cierto temor a razón de que muchos de ellos lo consideran un lugar peligroso. Entonces, varios podrían llegar a sentir cierta desconfianza como sucede con el metro de Cdmx.

“El Tren Maya podría funcionar para las personas que viven en las comunidades, pero me preguntaría: ¿Cuál es el costo del billete para abordarlo?, ¿las personas tendrían para cubrir su costo y desplazarse en él?”.

 

También te puede interesar: Hoteleros de QRoo confían en llegar a acuerdo con Federación sobre terrenos para Tren Maya

 

Costos y beneficios

Para el investigador, habría que ver el costo y el beneficio que implicaría la obra, ya que, si se hace el proyecto y nadie lo utiliza, implicaría un importante costo económico; además de las afectaciones ambientales que acarrearía su construcción.

De vuelta a la zona en donde realizó su proyecto, Vincenzo Luca subrayó sobre la iniciativa del Gran Parque de la Plancha que el centro de la ciudad alberga muchas casas; y esa área es la única que queda disponible para erigir un espacio recreativo de tal envergadura.

“Realmente yo me pregunto si es tan necesario vender terrenos. Me imagino que como en todos lados, la parte gubernamental tiene problemas para gestionar los fondos; y que tampoco es una urgencia vender esta parte”, afirmó.

Hacer el parque, aseveró, es una necesidad para los vecinos pues no hay tantos árboles como en las ciudades de Europa en donde la naturaleza tiene un papel más importante, por lo que se trata de una oportunidad que no se puede desaprovechar.

“No hay que venderse para tener el dinero, no es necesario”, reiteró.

 

También te puede interesar: La sostenibilidad del Tren Maya depende de las elecciones

 

Control de la gentrificación

Luca Picone tuvo la oportunidad de viajar por varias zonas del país; y destacó la seguridad que impera en Yucatán, en donde aseguró haberse sentido a gusto y sin miedo de salir a transitar por las calles meridanas. 

En contraste, el artista expuso que, desde su percepción, las diferencias sociales en la capital yucateca son abismales, pero en general se trata de una ciudad dinámica con índices de crecimiento y desarrollo exponenciales.

“En estos dos años ha habido muchos cambios y han llegado a vivir muchas personas. Esto es algo bueno, pero también habría que llevar control de la gentrificación y la turistificación, ya que algunas ciudades europeas ‘se venden’ para los turistas”, advirtió.

Al suceder esto, prosiguió, suele olvidarse una parte fundamental que es la identidad del pueblo y la comunidad, una de las principales características de Mérida. En ese sentido, exhortó a que se preserve la identidad maya en la región.

Mérida, dijo, es una ciudad que tiene una gran vocación artística y de movimientos culturales, por lo que en ese tenor tocaría entender el fenómeno de las personas que vienen de fuera y encontrar la forma de involucrarlas con la comunidad.

 

Diálogo comunitario y espacios para el arte

Para el maestro Luca, hoy en día la importancia del arte no es simplemente tomar una obra y dejarla en el contexto público; sino dialogar con la comunidad y desde ahí generarla mediante un proceso participativo que la nutra.

Durante su estancia tuvo la oportunidad de trabajar con la comunidad estudiantil; y al mismo tiempo conocer a los vecinos de La Plancha, lo que tildó de enriquecedor y le ayudó a desarrollar su práctica artística a partir de un diálogo.

Finalmente, recalcó la necesidad de que Mérida abra -aún más- sus puertas al arte contemporáneo y manifestó la necesidad de que este punto se entienda en términos políticos que permitan que la comunidad artística cuente con más espacios.

“El tema de las artes visuales en Mérida es algo muy nuevo y espero que pronto se pueda desarrollar un panorama más lleno de actividades; no solo en las artes escénicas, que son muy fuertes, pero el arte contemporáneo también tiene su peso”.

De igual modo, concluyó, en las esculturas públicas, para que haya más arte en la ciudad, lo que es algo muy importante, ya que se trata de un derecho colectivo de la comunidad, pues la estética y la justicia social van de la mano.

 

Edición: Laura Espejo


Lo más reciente

El Tren Maya debe concretarse para bien de QRoo: José Chapur

Coincide en que mejorar la conectividad terrestre elevará el potencial del turismo regional

Ana Ramírez

El Tren Maya debe concretarse para bien de QRoo: José Chapur

Realizarán en Chetumal el Festival de danza y baile del Sur de México

Las presentaciones comenzarán este viernes y finalizarán el domingo 22 de mayo

La Jornada Maya

Realizarán en Chetumal el Festival de danza y baile del Sur de México

Clima extremo agrava pobreza en Pakistán

Jacobabad, de las ciudades más calurosas, registró 51 grados el fin de semana

Afp

Clima extremo agrava pobreza en Pakistán

A prisión por feminicidio ocurrido en Huhí

Según investigaciones de la FGE el acusado atacó a su ex pareja el pasado 15 de mayo

La Jornada Maya

A prisión por feminicidio ocurrido en Huhí