Gato Azul Teatro culmina en Mérida su temporada ‘¡A Soñar!’ sobre desigualdad de género

Las funciones ayudaron a niñas y niños a reflexionar acerca de los micromachismos
Foto: Gato Azul Teatro

Gato Azul Teatro realizó su última función este 3 de junio, en la escuela Ignacio Ramírez López, en la colonia María Luisa, al sur de Mérida. La compañía, dedicada al teatro para la niñez, tiene como personajes principales a las niñas y aborda temas como la desigualdad. 

Su temporada con la obra de títeres ¡A soñar!, que comenzó el 6 de mayo, tuvo 14 funciones y se exhibió a 2 mil 275 niñas y niños

Son cuatro integrantes: la directora Liliana Burgos, la actriz Ariadna Dalila Chay y los titiriteros, Gregory González Castro y Kenny Elric Pech. 

 

Foto: Gato Azul Teatro

 

Como Gato Azul Teatro, la compañía ha estado activa desde 2022, cuando en un Mérida Fest se dio la oportunidad de elaborar Cumbeando andamos, con Emiliano Buenfíl y la Chancil Tropical. Aunque Liliana y Gregory González ya habían trabajado juntos en el teatro de títeres desde el 2012. 

Uno de los objetivos importantes del grupo es mostrar la historia y la importancia de la participación de las niñas y las mujeres en la sociedad. 

“Queríamos integrar más cuentos donde las protagonistas fueran las niñas. Y empezar a hablar de la desigualdad, que está presente en todo momento. No nos damos cuenta de que hay mucha desigualdad de género y micromachismos, que de micro no tienen nada”, expresó Liliana Burgos, en entrevista con La Jornada Maya.

 

Foto: Gato Azul Teatro

 

De esta necesidad de comunicar lo que en la niñez, con frecuencia, se menciona poco, nació ¡A soñar!, una propuesta creada por el grupo, y que consiste en niña de nombre Dalila que sueña con ser escritora, y que le gusta escuchar las historias de su abuelo Don Goyo, quien recuerda las anécdotas que su madre y su abuela le contaban. La obra comienza con una adaptación de Nosotras, libro de Ana Romero que cuenta cómo las mujeres han ido ganando derechos en la sociedad. 

“Cuenta todo lo que ahora se puede hacer (por las mujeres) que antes no se podía. Como por ejemplo, votar, ir a la escuela, escribir, reunirse con otras amigas. En este libro se habla un poco acerca de eso. Originalmente, esa era nuestra idea, pero no sabíamos por dónde llevarlo, decidimos estrenarlo para ver qué pasaba”.

 

Foto: Gato Azul Teatro

 

La primera función piloto de ¡A soñar! fue el 28 de abril de 2023, y se realizó para la Fiscalía del Estado de Yucatán, en el día de la celebración de la niñez. A través de la Fiscalía, surge la participación con el Cepredy (Centro Para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Estado de Yucatán), que en el 2021 crea el libro Lazos fuertes hacia la paz: Niñas y niños aprendiendo sobre sus Derechos Humanos (en el que Liliana también fue editora). A partir de aquí, surge la propuesta de hacer referencia al libro en las puestas en escena, ya que el contenido de las obras guardaba relación con las temáticas del libro.

“Surge la idea de llevar este libro y esta obra a más niños y niñas, y de empezar este proceso de modificar la obra que teníamos incorporando cosas de este librito, sin que se pierda la idea original, pero incluyéndole algunas palabras en lengua de señas mexicana, o hablar acerca de la niñez con discapacidad y las palabras correctas para nombrarlos”.

La incorporación de este material de aprendizaje, ha visibilizado las formas adecuadas del uso del lenguaje en torno a las discapacidades de las niñas y los niños. Que a un niño o niña con sordera se le deje de llamar “mudo”, cuando en realidad su discapacidad es auditiva. Estas formas correctas del nombrar, otorgan un lugar de derecho a personas que así lo requieren y necesitan. También, en la obra se da un acercamiento a la Lengua de Señas Mexicana, con la intención socializar este conocimiento hacia las infancias.

 

Foto: Gato Azul Teatro

 

La relación con el Cepredy ha hecho que esta obra de títeres llegue a muchas escuelas públicas del sur de Mérida y a comisarías como Kanasín. Otros espacios fuera del sur de la capital donde se ha presentado la obra han sido la Plaza Up Town y el Colegio Montejo. La obra ¡A soñar!, de la cual se incorporan elementos de Lazos fuertes hacia la paz, se ha presentado de manera gratuita para 2 mil 259 niñas y niños, los cuales también han recibido el libro del Cepredy.

“Queremos empezar a visibilizar este tipo de cosas que pasan en el estado, en México y en el mundo. Es complejo, muchos dicen: ‘con una obra de teatro puedes abarcar muchos temas o puedes cambiar a las personas’. Yo creo que no, en el teatro te damos una muestra de lo que pensamos, para que la gente se interese, y a lo mejor mañana pueda tomar un libro que habla de Derechos Humanos o de personas con discapacidad”.

Las reacciones de las niñas y los niños han sido variadas ante las representaciones, desde el aprendizaje de algunas palabras en Lengua de Señas Mexicana, hasta el reconocimiento del lenguaje adecuado hacia sus compañeras y compañeros con alguna discapacidad específica. De parte de los docentes, el libro Lazos fuertes hacia la paz, les funciona como una introducción al diálogo respecto a temas como los derechos de la niñez y un vocabulario de Lengua de Señas Mexicana. 

Actualmente, la compañía Gato Azul Teatro está trabajando en monólogos enfocados a jóvenes que abordan la temática del amor romántico.

 

Te puede interesar:

Necesario, contar historias en las que las niñas aprendan que los sueños se cumplen: Aparicio sobre ‘Las Amazonas de Yaxunah’

‘Biciones’, el podcast con perspectiva social sobre el uso de la bici en Yucatán

 

Edición: Fernando Sierra


Lo más reciente

Conferencia mañanera de AMLO, martes 25 de junio de 2024

Reitera AMLO su contento por liberación de Assange

La Jornada

Conferencia mañanera de AMLO, martes 25 de junio de 2024

La doble confesión de ineptitud de Cuitláhuac

Astillero

Julio Hernández López

La doble confesión de ineptitud de Cuitláhuac

Adán Augusto y Fernández Noroña: desencuentro en el Senado

Dinero

Enrique Galván Ochoa

Adán Augusto y Fernández Noroña: desencuentro en el Senado

¡Libre!

Editorial

La Jornada

¡Libre!