post Image

Crisis afecta a miles de meseros que dependen de las propinas

Para mantener sus trabajos, algunos camareros deben ayudar en otras áreas

Samanta recuerda con nostalgia esas noches de recibir propinas como recompensa por su buen servicio. Toda era bienvenida, no importaba que fuera poca, pero siempre agradece las grandes cantidades. No obstante, ahora el panorama es desolador ya que por la pandemia, el restaurante donde trabaja sólo brinda servicio para llevar. Las propinas se han esfumado, al menos por el momento, y sólo sobrevive con su sueldo base.  

La pandemia del COVID-19 ha ocasionado la disminución e inclusive pérdida de las propinas para meseros de los restaurantes de la ciudad, lo que ha impactado severamente en su economía.  

Algunos meseros han dejado de recibir hasta dos mil pesos semanales en propinas, sólo perciben su sueldo base, con lo que apenas sobreviven durante esta emergencia sanitaria.    

No obstante, otros han perdido sus empleos, han sido despedidos porque en negocio en el que trabajaban no pudo seguir operando por la crisis económica; otros han tenido que adaptarse y trabajar en otras áreas de la cocina, o bien como repartidores.  

Con la ola uno de la reactivación económica se permitió a los restaurantes poder abrir nuevamente, pero sólo mediante reservación y al 25 por ciento de su capacidad, y los restauranteros lograron abrir los fines de semana  

Sin embargo, ante el aumento de contagios y fallecimientos, se establecieron nuevas medidas, por lo que  restaurantes operarían de lunes a viernes hasta las 10 de la noche, y sábados y domingos solo en la modalidad de servicio a domicilio.  

Adaptación de puestos laborales

Andrea Quijano trabajaba como mesera en el restaurante Beerhouse, sin embargo, a pesar de que estuvo subsistiendo, el negocio tuvo que cerrar por la crisis económica, pero desde antes el panorama era complicado para todo el área de cocina y meseros pues también dejaron de recibir propinas.  

Sólo algunas personas que van a buscar su comida en autos les dejan algunos pesos, pero no es siempre. Antes de la pandemia, un mesero ganaba más de 500 pesos al día, pero ahora ni a la mitad llegan, lamentó.  

Además, para mantener la sana distancia se van alternando los días de trabajo, por lo que sólo trabajan algunos días a la semana.  

Por otro lado, en algunos restaurantes los meseros también han tenido que convertirse en repartidores, o han salido a las calles para vender los productos, tal es el caso de Eladio’s. En redes sociales se ha observado que los meseros toman las calles de la ciudad para vender las tradicionales botanas.  

Ante este panorama, meseros y meseras, piden a la ciudadanía si está dentro de sus posibilidades, colaborar con una propina, así como a los repartidores y al personal de la cocina que se ha quedado sin ese ingreso extra.

Apoyos con despensas

Pedro Oxte Conrado, líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) Yucatán, reconoció que el principal problema con los meseros es que no cuentan con salario digno y decoroso, y que la mayoría depende de las propinas, pero la o haber la movilidad normal de comensales se ven afectados severamente sus percepciones diarias, comprometiendo de esta forma su subsistencia.  

Ante esta panorama, el líder sindical indicó que están apoyando a los empleados con despensas y demás cosas de la canasta básica. “A falta de propinas estas despensas suplen un poco esta falta de recursos”, subrayó el líder sindical.  

Edición: Elsa Torres

NOTICIAS RELACIONADAS

...
22 de Septiembre del 2020
Turismo
Camino del Mayab, una oportunidad de conectarse con la selva y cultura maya
Leer más
...
22 de Septiembre del 2020
Sociedad
Yucatán avanza en donación de órganos y trasplantes
Leer más
...
22 de Septiembre del 2020
Sociedad
Más de 14 mil pacientes han superado en COVID-19 en Yucatán
Leer más