Enrique Martín Briceño
La Jornada Maya

29 de julio de 2015

La obra del compositor Daniel Ayala (Abalá, Yucatán, 1906-Veracruz, 1975) no ha corrido con la misma suerte que la de los otros integrantes del Grupo de los Cuatro, José Pablo Moncayo, Blas Galindo y Salvador Contreras. Mientras que hasta este último ha merecido un libro (Aurelio Tello, Salvador Contreras: vida y obra, 1987) y la grabación de varias de sus composiciones, Ayala sigue siendo, prácticamente, solo el autor de Tribu, la suite incluida por Herrera de la Fuente en el famoso disco de la Orquesta Sinfónica Nacional de 1956 donde también se encuentran el Huapango de Moncayo, los Sones de mariachi de Galindo y el Homenaje a García Lorca de Silvestre Revueltas.

Ello podría explicarse por el chiste repetido en círculos musicales sobre aquel cuarteto de inquietos jóvenes que fueron parte del taller de composición de Carlos Chávez a principios de los años 30 del siglo pasado: Los Cuatro eran tres, dos compositores: Moncayo… Pero si es indiscutible que, con el tiempo, la obra de este último ha crecido ante nuestros oídos –y no me refiero al archisobado Huapango–, opacando la de sus condiscípulos, no es menos cierto que hay factores no musicales que influyeron en la paulatina marginación en que cayó Ayala: su ruptura con Chávez en 1938, su distanciamiento del centro del país y del círculo del poder cultural (en 1942 volvió a Yucatán y desde 1955 hasta su muerte radicó en Veracruz), el carácter inédito de prácticamente toda su producción, la falta de agrupaciones que la interpretaran…

En justicia, no puede decirse que la obra de Ayala esté en el olvido. Desde 1996, cuando los herederos del compositor donaron a Yucatán su legado, se han realizado varios esfuerzos para estudiarla y difundirla. En aquel año, Germán Romero analizó brillantemente su música de cámara, Álvaro Vega redactó una detallada cronología y yo elaboré el catálogo de su obra (versiones preliminares de estos tres trabajos se publicaron entonces). En el Archivo Baqueiro Fóster del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Carlos Chávez del Inba localizamos su autobiografía inconclusa y diversos documentos relacionados con la época en que dirigió la Típica Yukalpetén y la Sinfónica de Yucatán (1942-1955). Asimismo, en publicaciones periódicas de los años 30 ubicamos escritos suyos y notas y reseñas sobre las obras que entonces estrenó, y yo realicé y publiqué una entrevista a su viuda, la soprano Margarita Lagos. Falta, con todo, reunir en un libro la biografía del compositor, su catálogo y una recopilación de sus textos, por lo menos.

Algunas de las obras de cámara de Ayala se ejecutaron en Yucatán en 1996 con motivo del 90º aniversario de su nacimiento, y varias de ellas han sido incluidas en programas posteriores. Sin embargo, fuera de Radiograma, para piano, publicada en Guanajuato en 1987, no se ha realizado aún una edición de las mismas que facilite su difusión. Seguramente muchos ejecutantes tendrían interés en interpretar El grillo para soprano y pequeño conjunto, Tres miniaturas folklóricas para cuarteto de cuerdas o Suite infantil para soprano y orquesta de cámara.

La recomposición de la Orquesta Sinfónica de Yucatán (2004) nos hizo abrigar esperanzas de que se escucharían nuevamente las obras de Ayala y otros compositores peninsulares de la primera mitad del siglo XX. Así fue durante el tiempo que estuvo al frente de la agrupación Juan Felipe Molano. De Ayala se tocó Tribu, por supuesto, pero también se estrenaron el poema sinfónico Yaax u ha y la Lieder suite para soprano y orquesta. Sin embargo, desde que tomó la batuta Juan Carlos Lomónaco (2009), la OSY solamente ha ejecutado la Suite Veracruz (dos de sus tres movimientos) bajo la dirección de la estadunidense Rebecca Miller. (No es solo el caso de Ayala: en general en los programas de la OSY está pobremente representado el repertorio latinoamericano.)

Por cierto, el año del centenario del compositor (2006) no fue la OSY la agrupación que realizó el homenaje principal, sino la Camerata Académica de Mérida y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Yucatán, bajo la batuta de José Luis Chan Sabido. En esa ocasión se interpretaron Panoramas de México y Danza y se estrenó la suite La gruta diabólica.

Por otra parte, quien busque en el mercado alguna grabación de Ayala, no encontrará más que la mencionada de Tribu. Se dirá que no se suele grabar música de concierto en la región y que para ello habría que buscar financiamiento y ejecutantes foráneos. Ello no es del todo cierto, pues existen ya sendos discos compactos de las sinfónicas de Campeche y de Yucatán. En el de la segunda, presentado el año pasado, se incluyeron el Concierto para piano de Ricardo Castro, Metro Chabacano de Javier Álvarez y, para variar, la Sinfonía India de Chávez, La noche de los mayas de Revueltas, los Sones de mariachi y el Huapango. ¿Por qué, en vez –o además– de estas obras, de las que existen incontables versiones, no se incluyó alguna de Ayala?

En 2006 escribí lo siguiente: “el centenario del compositor es la mejor ocasión para recordar que todavía hay mucho que hacer para ubicarlo en el lugar que le corresponde en el panorama musical mexicano. Hace falta, para ello, grabar sus obras, publicar sus principales composiciones y completar su biografía, su catálogo y una antología de sus textos. Se tienen ahora los medios humanos y materiales para hacerlo en su estado natal, de modo que sería imperdonable dejar pasar la oportunidad”. Lo mismo vale para su 40º aniversario luctuoso, que conmemoramos el pasado 20 de junio.


Lo más reciente

Ichil meyajo’ob tu jaatsil 4 ku beeta’al ti’ Tren Mayae’ ti’ yaan kúuchil e’esajil yéetel hotel Chichén Itzá

Las obras del tramo 4 del Tren Maya, museo y hotel en Chichén Itzá

La Jornada

Ichil meyajo’ob tu jaatsil 4 ku beeta’al ti’ Tren Mayae’ ti’ yaan kúuchil e’esajil yéetel hotel Chichén Itzá

Maanal 5 mil máako’ob kíim úuchik u tíitikubáaj u lu’umil Turquía; yanchaj uláak’ u’uyab 7.5 u chichil

Terremoto de 7.8 golpea a Turquía y Siria; reportan más de 5 mil muertos

La Jornada Maya

Maanal 5 mil máako’ob kíim úuchik u tíitikubáaj u lu’umil Turquía; yanchaj uláak’ u’uyab 7.5 u chichil

Yanchaj u múuch’kabil Constituyen la Coordinadora de Comisariados Ejidales y Comunales de Yucatán

Yucatán: Constituyen la Coordinadora de Comisariados Ejidales y Comunales

La Jornada Maya

Yanchaj u múuch’kabil Constituyen la Coordinadora de Comisariados Ejidales y Comunales de Yucatán

Fac Fortia Et Patere

Claudianas

Ulises Carrillo

Fac Fortia Et Patere