Eduardo Lliteras Sentíes
La Jornada Maya

28 de julio de 2015

La pobreza extrema sí creció en Yucatán, en gran medida por el deterioro del salario, que perdió 3.5 por ciento en los dos años recientes, reconoció Luis Enrique Borjas Romero, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal en Yucatán. En entrevista, aseguró que los resultados de la Cruzada Nacional contra el Hambre se comenzarán a percibir pronto, ya que apenas se empezó a instrumentar en 2013 y 2014.

Cuestionado acerca de la información divulgada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) acerca de Yucatán, la cual señala que disminuyó la pobreza en términos generales pero aumentó la pobreza extrema, Borjas Romero sostuvo que la Sedesol en Yucatán “se apega a lo señalado por la secretaría en el reconocimiento a las evaluaciones que hace el consejo”.

El funcionario federal afirmó que “la pobreza en Yucatán disminuyó tres puntos, de 48.9 a 45.9 por ciento de la población, y también disminuyeron las carencias de forma considerable, en especial el acceso a la seguridad social”.

Sin embargo, al señalarle que el Coneval reporta un aumento de más de 12 mil personas en pobreza extrema en Yucatán entre 2012 y 2014, explicó que “la estrategia para abatirla se implementó apenas en 2013.

“Sí aumentó en Yucatán la pobreza extrema, pero va alineado al momento en que se hizo la evaluación”, justificó.

Dijo que “hay que estar conscientes de los tiempos: todavía no se habían dado los cambios en los programas sociales. El programa para la atención de adultos mayores estaba arrancando con la inclusión de las personas de 65 años y lo importante es que el programa Prospera todavía no incluía la parte, la vocación y visión productiva que arrancó a mediados de 2014, precisamente para atender la pobreza extrema mediante la Cruzada Nacional contra el Hambre”, añadió Borjas Romero.

El funcionario, cuya secretaría cuenta este año con un presupuesto superior a 916 millones de pesos, explicó que “estamos trabajando continuamente con las dependencias del gobierno estatal los 26 programas, para identificar bien a los beneficiarios y conocer dónde viven las personas que tienen mayor necesidad.
“Ya contamos con esa información, nombre y apellido de quiénes son, y la otra acción es focalizar y consensuar todos los apoyos con esas familias.”

Borjas Romero insistió en que “para lograr esto trabajamos de forma permanente, capacitando y concientizando a los responsables de la toma de decisiones, que son los titulares de las instituciones”.

Adelantó que “en agosto se dará a conocer el trabajo específico de la Cruzada Nacional contra el Hambre. Sabemos que la pobreza extrema se incrementó en gran medida por la disminución de 3.5 por ciento en los ingresos de los trabajadores en los dos años recientes, y eso es lo que llevó a los resultados que tenemos”.
Al planterle que al ritmo en que disminuye la pobreza en Yucatán tendrán que pasar centurias para superar las carencias del 50 por ciento de la población pobre que reporta el Coneval, Borjas Romero comentó: “estamos conscientes de que con el trabajo que se ha venido haciendo los indicadores van a modificarse. Estoy seguro que lograremos acelerar la lucha contra la pobreza en la medida en que estemos conscientes que dar atención a ese problema y a las personas vulnerables no es sólo de las instituciones públicas”.

Explicó que “si bien la Sedesol tiene a su cargo la ejecución de los programas sociales y del correcto uso del ramo administrativo número 20, el tema va mucho más allá y se debe sumar a todos los órdenes de gobierno.

Que participen “el gobierno estatal y las autoridades municipales, que son las más cercanas, y conocen mejor a la población. Sobre todo, algo que se está dando en nuestro estado, es la suma de la sociedad civil organizada”.

Dijo que en Yucatán “tenemos muy buena participación y además de nuestras bases están las comunidades que dan el respaldo social y son las que deben dirigir la tarea de identificar a las personas en situación de pobreza extrema. Nosotros tenemos un padrón que es manejado en las oficinas centrales de los programas y nos reportan en forma constante quiénes son las personas que deben recibir los apoyos y cuáles son las principales necesidades de nuestros comités comunitarios.

“Sumando todas estas vertientes estoy seguro que la pobreza extrema será atendida mucho más rápido que en los últimos años”, concluyó.


Lo más reciente

Muñecas clásicas de Barbie y su competidora Tressy, reinas en una subasta en Francia

La colección privada incluía modelos lanzados entre los años 1960 hasta 1990

Afp

Muñecas clásicas de Barbie y su competidora Tressy, reinas en una subasta en Francia