Verónica Camacho Chávez
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida
26 de abril, 2015

Enmarcadas para conmemorar el Bicentenario de la Imprenta en Yucatán (en 2013) y el natalicio de Justo Sierra O´Really (en 2014), la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán (SEDECULTA) pone en circulación dos las principales revistas literarias yucatecas de los siglos XIX y XX: El Museo Yucateco , la cual fue dirigida por Justo Sierra O´Really, y La Burla , que tiene entre sus colaboradores a José Peón Contreras y Eligio Ancona, entre otros. “Estas publicaciones que podrían interesar principalmente a historiadores, escritores y especialistas, pensamos que también deberían ser conocidas por el público en general, pues contienen momentos de la historia peninsular, de México y del mundo con el principal objetivo de crear una identidad regional”, expresó Enrique Martín Briceño, coordinador del proyecto y jefe del Departamento del Patrimonio Cultural de SEDECULTA. Martín Briceño declaró que los escritos, además, contienen litografías de José Dolores Espinoza, quien introdujo esta técnica en Yucatán. Las revistas cuentan con material satírico y en prosa y abordan, entre otros temas, el comercio de indígenas mayas a Cuba mostrando una clara intención política. Son ediciones facsimilares a los originales y están basadas en las colecciones que se conservan en la Biblioteca Yucatanense de SEDECULTA.

El Museo Yucateco forma parte de la colección que se conserva en el Fondo Reservado del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM (CEPHCIS). Los textos introductorios fueron escritos por Arturo Taracena Arriola, del CEPHCIS-UNAM, en el caso de El Museo Yucateco y por Felipe Escalante Tió, historiador, para La Burla . El Jefe del Departamento de Patrimonio Cultural de SEDECULTA señaló que ya se están preparando otros escritos como La Guirnalda >/i> y El Repertorio Pintoresco , mismos que se publicarían a finales de este año.

Por su parte, Felipe Escalante, quien hizo el trabajo introductorio de La Burla , señaló que intentó rescatar la relación de las imágenes con su tiempo y con la labor de denuncia social que se hace con el tema del tráfico de indígenas mayas pues, finalmente, los autores de los textos tenían un fin político y apoyaban a un grupo que estaba en contra del gobierno establecido al que acusaban de esclavista, “cosa que no era descabellada”. Se dedicaron a investigar los nombres de las personas que estaban detrás de estas notas firmadas bajo seudónimo y descubrieron que eran las plumas de José Peón Contreras, Manuel Sánchez Mármol y Eligio Ancona que no solamente denunciaban opresiones e injusticias sino que también hicieron un retrato de las costumbres de Yucatán, dibujando literariamente su paisaje y demostrando su amor por el Estado incorporando voces mayas y dedicando poemas a la hamaca o a la mujer mestiza, entre otros elementos del imaginario colectivo yucateco. Martín Briceño expresó la importancia de que a 100 años de estos textos (1915), “2015 es un año para pensar de nuevo Yucatán". Afirmó, también, que "son periódicos que crearon la imagen de Yucatán, una historia común, un paisaje que admiramos todos y en el que finalmente nos vamos a ir reconociendo”.

Asimismo, Celia Rosado Avilés, doctora en Letras por la UNAM y presentadora de los textos, aplaudió el esfuerzo de la SEDECULTA por poner estas joyas del periodismo y la literatura yucateca al alcance de todos. “ El Museo Yucateco es uno de los primeros periódicos literarios que se publicaron en Yucatán, mismos que evidenciaron los trabajos de un grupo reducido de escritores encabezado por Justo Sierra O´Really, Vicente Calero, Fabián Carrillo Suaste y Gerónimo del Castillo, quienes se dieron a la tarea de imaginar el futuro de Yucatán en el camino de las naciones ilustradas”, dijo. Indicó que los escritores publicados en estos textos dieron el paso definitivo del neoclasicismo al romanticismo en el territorio peninsular, paso que no estuvo libre de contradicciones y tropiezos en el camino de ajustar los planteamientos de los grandes maestros (Lord Byron, Eugenio Sue, Víctor Hugo, Walter Scott y Chateaubriand, entre otros) a las particulares circunstancias regionales y al horizonte de expectativas de sus lectores. “Un dato relevante es que los redactores abrieron en El Museo unas pequeñas secciones dedicadas a las yucatecas en las cuales se abordaron cuestiones vinculadas al deber del ser femenino desde una perspectiva que promovió en las mujeres el desarrollo de la sensibilidad, la dependencia y el pudor; con sus limitantes, estas pequeñas secciones mostraban que la educación de las mujeres era una preocupación de la élite intelectual yucateca”, comentó. También recordó que en este periódico Justo Sierra publicó sus primeras novelas cortas, inaugurando el género en la península: La tía Mariana , Los anteojos verdes , Doña Felipa de Sanabria , Don Pablo de Vergara , El filibustero , Leyenda del siglo XVII , Los bandos de Valladolid y Don Juan de Escobar . “Cabe mencionar que Justo Sierra O´Really es considerado como uno de los iniciadores de la novela histórica en México y el uso de los periódicos para este fin lo coloca al lado de Manuel Payno como uno de los pioneros de la novela por entregas en el país; en este periódico se presentaron las primeras traducciones de los trabajos de John Lloyd Stephens sobre las antigüedades mayas, los cuales han sido reeditados en múltiples ocasiones”, comentó. La doctora en Letras de la UNAM dijo que en 1861 apareció La Burla , periódico de chismes, enredos, rechiflas, chácharas, retozos, paparruchas y rebuznos, lleno de pullas, azotainas y zambombazos, redactado por cuatro endiablados picaruelos , cuyo objetivo fue causar rabias fulminantes y para cumplir esa misión, sus redactores se sirvieron de poesías, coplas, cuentos, ensayos, epigramas y muchas caricaturas. La Burla se dirigió a sus lectores con un tono familiar y presentó como objetivo central romper con el tono literario serio que proponía La Guirnalda . Rosado Avilés dijo que es importante aclarar que pese a las diferencias ideológicas, los redactores de La Burla no despreciaron los aspectos formales de la poesía; que criticaron, sin piedad, a los compañeros de La Guirnalda por no saber distinguir entre una seguidilla y una octava mas, sin embargo, ambos trabajos manifestaron su respeto por la muerte de Justo Sierra O´Really. Expresó que en el camino para la construcción de la literatura mexicana, el uso del léxico maya y la enunciación de las costumbres locales fueron otras de las singularidades de La Burla , impensables en La Guirnalda . Finalmente, Celia Rosado agradeció el esfuerzo editorial que permite al lector contemporáneo actualizar la inmensa labor de los decimonónicos.


Lo más reciente

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Cifras del Inegi señalan que en 2021 se realizaron 275 interrupciones del embarazo en la entidad

La Jornada

Puebla, a un paso de despenalizar aborto

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Se refugian en escuela por ataques armados del grupo de 'Los Herrera'

La Jornada

Desplazados de Chenalhó, Chiapas, claman ayuda a autoridades

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'

Falleció a causa de un cáncer de mama, de acuerdo con representante

Efe

Muere a los 53 años la actriz estadunidense Shannen Doherty, protagonista de la serie 'Hechiceras'

El FBI identifica al tirador que intentó matar a Trump como Thomas Crook

Era un hombre blanco de 20 años; se desconoce si tenía cómplices

Efe

El FBI identifica al tirador que intentó matar a Trump como Thomas Crook