Carlos Águila Arreola

Mérida, Yuc.

“A lo largo de su camino, La Jornada ha sumado simpatías de quienes buscan un mejor país: los intelectuales, los pintores, músicos, los científicos, los tomadores de decisiones, los empresarios conscientes”, expresó Fabrizio León Diez, director de este nuevo medio informativo, que se presentó en el marco de la Feria Internacional de la Lectura de Yucatán.

Apuntó que “también ha provocado grandes enfados: políticos corruptos, empresarios voraces, burócratas al servicio de cochupos, y ha tenido que enfrentar reducciones alarmantes en los flujos de publicidad… es la nueva forma de la censura contra los medios: cerrarles el mercado y la publicidad."

El salón Ek Balam del Centro de Convenciones Siglo XXI de la capital yucateca lució abarrotado por cientos de personas que acudieron a la presentación del nuevo portal jornalero, donde en punto de las 21:35 horas del jueves 12 de marzo fue proyectado el video promocional.

El director de La Jornada Maya on line señaló que el diario empezará su distribución en la carretera de la información y que pronto, estará en su versión impresa en los estados de Yucatán, Quintana Roo y Campeche.

“La Jornada –señaló Fabrizio León en relación con nuestra alma máter, de la que formó parte del grupo fundador, hace 30 años– ha sido testigo y cronista de la transformación que ha sufrido el país: entrevistó a presidentes, líderes de oposición, dictadores y campesinos; visitó residencias, embajadas, cárceles, campamentos de damnificados; viajó junto a los emigrantes, junto a los deportados y a las madres centroamericanas en busca de sus hijos perdidos; convirtió la fotografía en una parte del discurso editorial, innovando en la historia moderna del fotoperiodismo y del diseño gráfico de la información.

“Los jornaleros pensamos que este periódico es garantía de la democracia y la paz, y que la sobrevivencia de un medio como el nuestro es interés y responsabilidad también de las instituciones públicas.

“Ante la fuerte crisis del periodismo impreso, se han dado intentos muy interesantes para reacomodar a los periódicos en el mercado: algunos periódicos han pedido que se les perdone el pago de impuestos, que pueden llegar a ser mortales para empresas periodísticas pequeñas como la nuestra (…); nosotros queremos crear nuestra propia forma de sobrevivencia, en una relación profesional con gobierno, empresarios y nuestros lectores.”

Puntualizó: “Soy solamente un emisario, y de parte de la directora general de La Jornada, Carmen Lira Saade, quiero extenderles la más sincera gratitud por recibirnos. Venimos, en medio del caos nacional, a pedir refugio.

“Así, en el generoso recinto de la Feria Internacional de Lectura de Yucatán, les presentamos La Jornada Maya en internet… por lo pronto. En poco tiempo habremos de salir en nuestra versión impresa, ya que este proyecto tendrá como ingrediente fundamental, durante mucho tiempo, el aromático y chasqueante papel.

“No venimos a hablar sobre ustedes; venimos a hablar con ustedes... venimos a pedirles que nos cuenten sus problemas, sus historias, sus vidas, para fortalecer un oficio centenario y poder reconstruir el periodismo del futuro desde aquí, desde la península de Yucatán, con La Jornada Maya”, señaló Fabrizio León.

“Ustedes podrán colaborar en este nuevo espacio. Los habitantes del sureste peninsular son depositarios del componente existencial más valioso del país porque saben escuchar, observar, trabajar, y saben leer... cuidan sus tradiciones, cuidan a los abuelos, y han hecho suyos los beneficios de la tecnología moderna”.

Y como colofón no podían faltar los aliados del periodismo: los voceadores. De pronto, entre la penumbra del salón, tras la presentación de un video promocional se escuchó el inconfundible grito:
“¡La Jornada Maya, lleve su Jornada Maya!”; era doña Reina Medina, una de las decenas de repartidoras del Sindicato de Voceadores de Yucatán, quien solícita empezó a vocear el nuevo periódico online, para después, entre aplausos, empezar a entregar el tradicional número cero.

A la presentación asistieron Rafael Morcillo López, director de la Filey; el secretario de Fomento Turístico de Yucatán, Saúl Ancona Salazar; el abogado general de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Renán Solis, así como Jorge Miguel Cocom Pech, escritor, poeta, traductor y hablante de la lengua maya, quien será uno de los editores de la contraportada de La Jornada Maya, otra característica única de este nuevo medio informativo.

Al hacer uso de la palabra, Jorge Cocom Pech exigió la liberación del periodista y activista maya Pedro Canché Herrera, preso hace siete meses en el penal del municipio quintanarroense de Felipe Carrillo Puerto, por el presunto delito de sabotaje.

El también literato e investigador de la milenaria cultura señaló: “no se vale que en México se siga persiguiendo a los periodistas (...) la liberación de Pedro no se debe pedir como un favor”.

Al término de la presentación se ofreció un coctel al que asistieron funcionarios y personalidades de la sociedad meridense.


Lo más reciente

Esta antigua serpiente de India pudo haber sido más larga que un autobús y pesado una tonelada

El coloso recién descubierto vivió hace 57 millones de años en pantanosos bosques del país

Ap

Esta antigua serpiente de India pudo haber sido más larga que un autobús y pesado una tonelada

El mexicano Rodrigo Prieto y el actor Ethan Hawke colaboran en nuevo video de Taylor Swift: 'Fortnight'

La canción es parte de su recién estrenado álbum doble, 'The Tortured Poets Department'

Efe

El mexicano Rodrigo Prieto y el actor Ethan Hawke colaboran en nuevo video de Taylor Swift: 'Fortnight'

Encuentran cuerpo de candidato a la alcaldía de San José Independencia, Oaxaca

Su esposa, la actual presidente municipal, fue hallada con vida

La Jornada

Encuentran cuerpo de candidato a la alcaldía de San José Independencia, Oaxaca

Noboa declara nuevo estado de excepción ante crisis energética en Ecuador

Dispuso la movilidad de militares para garantizar la seguridad de las instalaciones del sector

Reuters

Noboa declara nuevo estado de excepción ante crisis energética en Ecuador