Óscar Rodríguez
Foto cortesía de Karla Ortega, Gran Acuífero Maya
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 28 de septiembre, 2016

Un equipo multidisciplinario de investigadores encabezado por el destacado arqueólogo subacuático Guillermo de Anda Alanís, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizó una inmersión en el Cenote Xlakah, prácticamente 60 años después que el legendario Bill Andrews, descendiera por primera vez a este importante yacimiento arqueológico.

Esta prospección inicial fue impulsada por el INAH, para conocer el estado de conservación del cenote que fuera el corazón simbólico de la antigua urbe Maya de Dizbilchaltún, según reveló Ilan Vit Suzan director de ese sitio arqueológico.

Algunos miembros del equipo pertenecen también al proyecto del Gran Acuífero Maya (GAM), impulsado por la National Geographic Society y otras instituciones, como el Banco de Desarrollo de América Latina, el INAH, la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya, el Tecnológico de Carrillo Puerto, la UNAM y el Aspen Institute México.

La Jornada Maya estuvo presente en los trabajos realizados por el grupo de especialistas, que no sólo inspeccionaron los vestigios arqueológicos en el cenote -que daremos a conocer en la segunda entrega de este reportaje-, también realizaron pruebas del estado de salud del cuerpo de agua, que incluyó la búsqueda de especies exóticas invasivas. En caso de comprobarse su presencia, habrá que tomar importantes medidas de saneamiento, ya que representa un gran riesgo para la fauna endémica de la región.

Previo a la visita del equipo del INAH y GAM, tres biólogos de la delegación estatal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), iniciaron labores preliminares en busca de los peces invasores, en respuesta a reportes de avistamientos previos en el cenote de Xlakah.

José Salvador Canul Dzul, jefe del Departamento de Recursos Naturales y Vida Silvestre en la Delegación de Semarnat Yucatán, visitó el cuerpo de agua junto con otros dos biólogos que buscaban identificar las especies exóticas que presuntamente se encuentran en el lugar. Por más de una hora, los especialistas del gobierno federal realizaron labores de rastreo, primero de manera superficial y después en una inmersión de 35 minutos. Finalmente, no se vislumbró nada fuera de lo normal en la primera búsqueda; sin embargo, Canul Dzul advirtió que es bastante común que personas identificadas como “ambientalistas”, arrojen a los cenotes del estado, especies exóticas con el afán de que vivan en libertad. Desafortunadamente, esto en lugar de beneficiar a la región, conlleva un grave riesgo para la fauna endémica.

“No, no saben de dónde es la especie que están liberando y el daño que puede causar a un ecosistema. Se les hace fácil soltarlos en un cuerpo de agua, sólo porque lo ven bonito y porque el animalito va a estar más cómodo, pero no saben el daño que puede ocasionar a las otras especies”, finalizó.



[b]Proyecto GAM[/b]

Eran las 10 de la mañana cuando los integrantes del proyecto GAM arribaron a las inmediaciones del cenote Xlakah; al frente de ellos Guillermo de Anda, un hombre de 1.70 metros de altura, barbado, quien enfundado en una camisa caqui y pantaloncillo corto, miraba el cuerpo de agua con la emoción de un niño ante la alberca en que pasará las vacaciones de verano.

Tras un apretón de manos, el científico preguntó a los especialistas de la Semarnat si lograron identificar alguna especie exótica y estableció una charla con Vit Suzán, para intercambiar puntos de vista sobre las dos inmersiones que en años anteriores se hicieron con fines científicos en el cenote que se considera sagrado.

“Se vale preguntar, con confianza”, apuntó el investigador subacuático, quién es el único arqueólogo mexicano con la distinción de National Geographic Explorer, que desde el 2015 y a la fecha ha investigado más de 60 cuerpos de agua en los estados de Yucatán y Quintana Roo.

“Esta primera fase es por unos cinco años; siendo realistas es el tiempo mínimo en la península, no estoy diciendo que en cinco años vamos a tener todo el registro, todos los análisis; vamos a tener una primera idea sobre lo que está sucediendo a uno de los acuíferos más importantes del mundo”, precisó. Explicó que el proyecto contará de cinco etapas, una por año. Apuntó que el GAM busca sustentar desde un punto de vista académico y científico el estado de conservación que guardan los cenotes de la península de Yucatán.

Mañana, la crónica de la aventura submarina y los nombres de los expertos que se sumergieron en las entrañas de Xlakah serán revelados, así como sus opiniones en torno a este cenote, que según datos del INAH es visitado cada semana al menos por dos mil personas.


Lo más reciente

Sacmex denuncia sabotaje en pozo de la alcaldía Álvaro Obregón en CDMX

Reportó el hallazgo de un compuesto de aceites degradado en el agua extraída

La Jornada

Sacmex denuncia sabotaje en pozo de la alcaldía Álvaro Obregón en CDMX

La Mérida que se nos fue

Noticias de otros tiempos

Felipe Escalante Tió

La Mérida que se nos fue

Seis horas encerrado vuelven loco a cualquiera

Las dos caras del diván

Alonso Marín Ramírez

Seis horas encerrado vuelven loco a cualquiera

Dorothy Ngutter concluye su encargo al frente del Consulado de EU en la península de Yucatán

La diplomática se reunió con Mara Lezama durante una visita que realizó a QRoo

La Jornada Maya

Dorothy Ngutter concluye su encargo al frente del Consulado de EU en la península de Yucatán