Indignación por asesinato de migrante yucateco

45 mil personas firman petición para procesar a oficiales involucrados en tiroteo

Paul Antoine Matos
Foto: Eric Risberg / Ap
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 19 de abril, 2016

Siete disparos. El sargento Nate Steger y el oficial Michael Mellone, miembros de la Policía de San Francisco, dispararon en siete ocasiones contra el yucateco Luis Demetrio Góngora Pat, migrante originario de Teabo, el jueves 7 de abril a las 10 de la mañana.

EL próximo sábado 23 se realizará un servicio funerario en San Francisco, para que los amigos, vecinos y conocidos se despidan. Su viuda iría sólo si se le concede una visa humanitaria, señaló Ángel Ernesto Basto Blanco, subdirector de atención a migrantes del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), quienes junto al consulado de México en San Francisco y la cancillería de Estados Unidos trabajan para repatriar el cuerpo a principios de mayo.

Luis Góngora dejó hace 15 años Yucatán para ir en busca del Sueño americano, mientras que en Teabo quedaron su esposa y sus dos hijos. Desde hace dos años, Luis se convirtió en un homeless (indigente) de San Francisco, habitante del distrito Mission. Otros tantos indigentes eran sus vecinos, entre ellos el también yucateco Javier Chab Dzul. Vivían en tiendas de campaña sobre la calle Shotwell, reporta el periódico The Guardian.

En un video de un minuto con 20 segundos, publicado por ABC7 News, se muestra a tres patrullas de la policía de San Francisco que acudieron a la calle Shotwell entre 18 y 19, después de las 10 horas del 7 de abril.

Tres oficiales descienden de los vehículos, mientras uno de ellos grita “¡al piso! ¡al piso! ¡Baja eso!”. Menos de un segundo después se escuchan cuatro disparos de una pistola de perdigones. A la detonación siguen los siete balazos que mataron a Luis Góngora, quien falleció en el Hospital General de San Francisco.

Según reporta ABC7 News, la policía de San Francisco aseguró que el yucateco sostenía un cuchillo de cocina. Los testigos entrevistados por los medios californianos difieren; algunos afirman que levantó el arma blanca amenazantemente –versión que manejó el jefe de policía Greg Suhr para The Guardian, pero otros aseguran que Góngora Pat no mostró el arma.

Los vecinos afirmaron que el yucateco era un hombre tranquilo, al que llamaban hermano, según reportó la periodista de The Guardian, Julie Wong.

El asesinato del yucateco levantó críticas en la opinión pública de San Francisco, ciudad en la que cuatro personas han muerto de manera similar, a manos de la policía, desde 2015. En Estados Unidos, el año pasado fueron mil 134 personas acribilladas por las fuerzas de seguridad.

En www.thepetitionsite.com, 45 mil personas han firmado una petición dirigida al fiscal de distrito, George Gascón, para que se procese a los oficiales involucrados en el tiroteo.

El alcalde de San Francisco, Ed Lee, declaró que los campamentos de indigentes son un riesgos para la seguridad de la ciudad californiana, por tanto su departamento realizará una política de removerlos sistemáticamente, publicó el San Francisco Chronicle.

Migrantes yucatecos

Luis Góngora era sólo uno de los 70 mil yucatecos que viven como migrantes en el área de la Bahía, que incluye a San Francisco y sus alrededores. El 70 por ciento de ellos trabaja en el sector de los servicios, como meseros, cocineros o garroteros, reveló Ángel Ernesto Basto Blanco, subdirector de atención a migrantes del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya).

A lo largo de su historia reciente, San Francisco es una “ciudad santuario”, como la catalogó el funcionario, por su libertad de pensamiento y una alta diversidad sexual; siendo una urbe más liberal que otras zonas de los Estados Unidos, los migrantes encontraron menos reglas para establecerse, explicó.

El perfil del migrante yucateco establecido en San Francisco es el de un hombre entre 14 y 29 años, “soltero”, aunque tenga una esposa e hijos en la entidad, a diferencia de lo que sucede con los de Los Ángeles, que sí llevan a su familia, señaló. Indicó que en San Francisco existen varios reportes de migrantes con problemas de salud y en hospitales, relacionados a adicciones y VIH/Sida.

Sobre el caso de Luis Góngora, apuntó que la familia solicitó llevar el caso a un abogado independiente, quien espera los resultados de una segunda autopsia, solicitada el viernes.