Peligro de brotes de epidemias, siempre latente

Presentan obras sobre el cólera y la viruela en Yucatán y Campeche

Texto y foto: Lilia Balam
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Martes 21 de marzo, 2017

Una fuerte labor de investigación permitió al Dr. Carlos Alcalá Ferráez, profesor investigador de la Unidad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Yucatán (CIR SOCIALES de la UADY), escribir el libro Población y epidemias en San Francisco de Campeche: 1810-1861.

El mismo autor relata que se trata de un estudio de la población y la ciudad de Campeche, así como las condiciones de vida del estado durante el azote de dos epidemias: la del cólera y la de la viruela.

Alcalá señala que dicha obra “tiene un componente social, porque observamos que hay ciertas cuestiones que se siguen descuidando, las condiciones de vida, hay todavía cuestiones de insalubridad, de desigualdad social, en cuanto a condiciones de pobreza, marginación”, por lo que podría fungir como una base para evitar futuras crisis en temas de salubridad y epidemiología.

Por otro lado, el doctor. Alcalá también presentó otro título, del cual es editor: El cólera en la península de Yucatán, 18331855: propagación y mortalidad. Este texto, financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y la Tecnología (CONACyT), recopila 4 artículos sobre las epidemias del cólera en la región peninsular: qué medidas se tomaron, las disposiciones del gobierno, el panorama general, entre otros temas.

Aborda los brotes epidemiológicos de 1833 en Mérida, la de Sotuta y la de 1855 en el contexto de la Guerra de Castas.

El investigador señala que el peligro de un nuevo brote siempre está latente. Detalla: “Generalmente hay brotes pequeños, se han dado casos en la República Mexicana, hace 2 años hubieron algunos en el estado de Hidalgo y de repente se da, lo que pasa es que muchas veces lo mencionan como gastroenteritis y no dicen precisamente que tipo de infección es”.

En este punto, Alcalá enfatiza la importancia de tener información adecuada y mantenerse prevenidos: “Obviamente debemos tomar medidas de saneamiento, lavarnos las manos, proteger los alimentos que consumimos. Y la sociedad siempre debe estar alerta y prevenida ante cualquier enfermedad de tipo infecciosa, no solo de esa en particular”, concluyó.