Anuncia Seduopi nueva inversión de 10 mdp en malecón de Sabancuy

En la pasada administración, la obra fue detenida por falta de manifiesto de impacto ambiental

Jairo Magaña
Foto: Miguel Díaz
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Martes 13 de agosto, 2019

La Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e infraestructura (Seduopi), a través de su titular, Edilberto Buenfil Montalvo, anunció una nueva inversión aproximada de 10 millones de pesos más para terminar la construcción del malecón de la junta municipal de Sabancuy, en el municipio de Carmen. Cabe mencionar que durante el gobierno de Alejandro Moreno Cárdenas se inició la remodelación de dicha obra, invirtiendo más de 9 millones de pesos, sin concluirla.

En ese entonces, el motivo para detener la obra fue la falta de manifiesto de impacto ambiental (MIA) que permitiera la obra pública próxima a la zona marítima federal. Según la normativa federal, estatal y municipal en la materia, cada obra debe contar con estudios de impacto y en algunos casos solicitar dicho documento a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante las últimas comparecencias en las que participó la LXII Legislatura en diciembre del 2018, Aurora Ceh Reyna, ex diputada de Acción Nacional (PAN), cuestionó al director de la Administración Portuaria Integral de Campeche (Apicam), Alejandro Manzanilla Casanova, quien señaló que la obra ejerció todo el recurso disponible y que fue parada debido a que no tenía la MIA correspondiente.

Ahora, con las comparecencias del 2019, Buenfil Montalvo anunció que ejercerán otros 10 millones de pesos en dicha obra y desde diciembre de 2018 solicitaron la MIA, pero por la construcción inconclusa, la cual volverán a licitar.

Dentro de lo contemplado para concluir el malecón, ahora señalan la construcción de un muelle turístico similar al que recientemente se erigió en el municipio de Champotón y que ha tenido éxito en materia turística, por lo que algunos diputados solicitaron que las licitaciones no beneficien a alguien en particular, pues aparentemente hay conflicto de intereses entre la empresa que inició las construcciones y una ex funcionaria priísta.