Pese a apoyo para emprendedores, en declive fluidez económica de Campeche

Aumento significativo en apertura de micro empresas

Jairo Magaña
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Lunes 14 de octubre, 2019

A pesar del reciente cambio en la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), con la llegada de Gabriel García Escalante, Campeche enfrenta un decrecimiento en su fluidez económica y la posibilidad de ampliar los negocios. En la entidad hay un aumento significativo en la apertura de micro empresas, establecimientos que requieren de una a dos plazas cuanto mucho para su operación, mientras que quedan vacantes al menos tres campechanos por el cierre de una empresa mediana.

Aunque la tendencia actual es apoyar y respaldar la generación de empleos a través del emprendedurismo, los negocios que abren en esta capital y la mayor parte del estado son micro y pequeñas empresas, las cuales demandan entre dos y cinco plazas de trabajo. Además, ofrecen sueldos de salario mímino o cantidades que oscilan entre los mil 500 y 2 mil 200 pesos quincenales, los cuales no permiten a los empleados hacer mucho por ellos y sus familias.

Desde 2014, la palabra emprendedurismo está de moda entre los desarrolladores de empresas, ante la necesidad de crear más espacios laborales para equilibrar el cierre de empresas pequeñas y medianas en la entidad, lo cual provocó el aumento exponencial del desempleo.

En el informe trimestral de altas patronales y laborales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se estima que las variaciones en altas o bajas está ligado al cambio en la generación de empresas, dado que la constante según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) ha sido la creación de micro empresas. En consecuencia, el IMMS ha recibe menos por concepto de cuotas obrero patronales, pero manteniendo una constante de 374 pesos, es decir, al aumentar el salario mínimo oficialmente, también aumenta esta cuota.

Por lo pronto, los propietarios de algunos negocios consideran ampliarlos de micro a pequeñas empresas, recurriendo a los programas y créditos que ofrecen los gobiernos estatal y federal. Estos establecimientos suelen ser restaurantes, bares e incluso cocinas económicas. Sus dueños admiten que, en la mayoría de las ocasiones, los empleados son tomados como trabajadores temporales y por este motivo no se les inscribe al IMSS.

También mencionan que los sueldos no han podido mejorarse ante la falta de fluidez económica; también los mantienen bajos con tal de poder pagar la energía eléctrica, que aún no ha bajado, y las rentas, sobre todo en zonas como el Centro Histórico de la capital, donde la tarifa de luz y el alto costo de un arrendamiento son los principales factores de cierre de los negocios.

Asimismo, tienen identificado que la tendencia actual en la ciudad es de buenas entradas los fines de semana y los días de quincena, pues incluso cuando es quincena, si es entre semana, no tienen el mismo impacto que los días viernes, sábado y domingo.

Cabe destacar que los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo datan de los meses de junio, julio y agosto, siendo este último el definitivo para emitir números y estadísticas, pero los empresarios señalan que es el último trimestre del año el que sirve de amortiguador para poder planear mejoras y desarrollo de las empresas.