Partidos políticos celebran derogación de impuesto para seguridad en Yucatán

PRI reconoce "la genuina exigencia social"

Juan Manuel Contreras
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 15 de enero, 2020

La mañana de ayer, el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció la cancelación del impuesto que se le cobraría a los yucatecos por concepto de seguridad pública mediante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pues la paraestatal -encabezada por Manuel Bartlett- consideró que dicho gravamen era inviable.

Ante ese panorama, diversas fuerzas políticas y funcionarios públicos se manifestaron en favor de esa medida. Todos coincidieron en que la derogación de esa iniciativa representa un triunfo para la sociedad yucateca.

PRI

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) emitió un comunicado en el que reconoce “la genuina exigencia social por el atropello a la economía de las familias yucatecas que representaba el nuevo impuesto estatal”.

“Tal y como señalamos en el PRI de Yucatán, una verdadera política de austeridad y el ajuste presupuestal a los gastos superfluos plasmados en el paquete fiscal 2020, son el camino para no cobrar nuevos impuestos a la sociedad yucateca”.

En el documento, el tricolor celebra el hecho que se haya dado marcha atrás al cobro del nuevo impuesto denominado Derecho a la Infraestructura Tecnológica en Materia de Seguridad Pública; y aseguran que continuarán con la revisión jurídica del cobro de otros impuestos y derechos.

Movimiento Ciudadano

En el caso de la planilla de Movimiento Ciudadano (MC), a través de su coordinadora estatal, Silvia López Escoffié, manifestó su beneplácito por la decisión tomada por el titular del ejecutivo estatal, Vila Dosal; y celebraron que “tampoco se buscó otro mecanismo para que la ciudadanía hiciera el pago correspondiente”.

Sin embargo, lamentaron que el método de cobro no se haya afianzado previo a presentar el plan del nuevo gravamen, “la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán tuvo un desacierto al presentar al Congreso un proyecto que no tenía certeza y viabilidad”, advierten.

Se destacó que Movimiento Ciudadano dio el sí a ese derecho, al confiar en la administración de los recursos que se obtendrían como responsablemente se ha hecho hasta el momento; y López Escoffié recordó que la gestión de Vila ganó la gubernatura arropada por su partido.

Morena

En cuanto a Morena, su presidente en Yucatán, Mario Mex Albornoz, aprobó también la decisión del gobierno estatal; sin embargo, aclaró que esta se debe al gobierno federal, pues consideró que gracias a la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador es que se pudo cancelar ese impuesto del 8 por ciento.

“El gobernador estaba buscando por todos los medios el aplicarlo; ya sea a través de recibos de agua o de luz; pero no pudo y es por eso -no por gusto propio- que se canceló”, aseveró.

De igual modo, Mex Albornoz reconoció que la derogación de esta medida representa también un logro de la ciudadanía, pues las manifestaciones y la inconformidad en redes sociales influyeron en la decisión de Mauricio Vila.

En cuanto a las acciones que se estaban llevando a cabo en el partido, señaló que estas continuarán con la elaboración de la empresa legal de la ciudadanía contra los impuestos, ya que todavía es posible que el gobierno pretenda aplicarlo de otra forma.

Otros funcionarios

A través de sus redes sociales, otros funcionarios también le dieron el visto bueno a la anulación del impuesto por seguridad, como el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, quien reiteró su apoyo y reconocimiento al gobernador.

A la lista se suman el senador Jorge Carlos Ramírez Marín; el presidente del PRI en Yucatán, Francisco Torres Rivas y la diputada federal Cecilia Patrón Laviada, todos ellos celebraron la derogación de ese controversial gravamen.