Foto: Katja Schulz

Habitan en la zona de manglar de la isla del Carmen, por lo que en ocasiones se han familiarizado con los vecinos que habitan las zonas cercanas, quienes los alimentan, aprendiendo a convivir con ellos, se trata de los mapaches o Procyon lotor.

Es un género de mamíferos carnívoros nocturnos, se conocen al menos tres especies de ellas, en la familia de Procyonidae, siendo la más conocida el mapache común o Procyon lotor.

Estudios genéticos han demostrado, que los mapaches son parientes cercanos de los gatos de cola anillada y los cacomiztle del género Bassariscus.

 

Foto: Arthur Windsor

 

Características

Jacqueline May Díaz, vocera de la organización Desarrollo y Medio Ambiente, explicó que los mapaches son animales con características inusuales, ya que son bastante creativos y saben cómo abrir recipientes cerrados, como los botes de basura y hasta las puertas.

“Son animales omnívoros, con una reputación de ser inteligentes y traviesos; su inteligencia y destreza les permite sobrevivir en una amplia gama de entornos”.

El mapache es de las pocas especies de animales de mediano tamaño que han ampliado su área de distribución, desde que comenzó el desplazamiento de la raza humana.

La ambientalista explicó que esta especie a menudo es considerada como dañina o molesta, sin embargo, se han adaptado fácilmente a los entornos urbanos, principalmente cerca de los esteros, lagunas y arroyos, donde pueden encontrar alimentos.

 

Foto: Lucykeith Diagne

 

“Las patas traseras del mapache son plantígradas, similares a los de los seres humanos y los osos”.

El biólogo Ricardo Robles Montes de Oca, detalló que dependiendo de la especie los mapaches pueden llegar medir entre 50 y 102 centímetros de largo, incluyendo su cola, pesando entre 4.5 y 15.9 kilogramos.

Su cola puede llegar a medir entre 20 y 41 centímetros de largo y son los machos, quienes generalmente son más grandes que las hembras.

“Los mapaches pueden vivir hasta 16 años en un estado salvaje, aunque la mayoría no sobrepasa los dos años. Se estima que la etapa que más sobreviven los mapaches es su juventud, en un promedio de cinco años”.

Las principales causas de su mortalidad tienen que ver con los seres humanos, por la caza, la captura, atropellamientos con sus automóviles, además de la desnutrición.

 

Foto: Michael D Fox

 

Especies 

Se conocen tres especies de mapaches, siendo el mapache común el más popular, teniendo como área de distribución natural, desde el sur de Canadá hasta Panamá, aunque se sabe que ha sido introducido a Europa Continental.

May Díaz expone que los mapaches pueden vivir en la ciudad o en la naturaleza, ya que si bien no son animales domésticos, ya que raras veces se ven como mascotas, suelen adaptarse fácilmente a vivir cerca de los seres humanos.

 

Foto: Annikaml

 

Otra de las especies conocidas es el mapache cangrejero tropical o Procyon cancrivorus, cuya distribución se extiende desde Costa Rica y la mayoría de las zonas de América del Sur.

Y una de las especies más raras de mapache es el de Cozumel o Procyon pygmaeus, el cual es nativo de esta isla, ubicada en la Península de Yucatán.

 

 

Alimentación

Como omnívoros que son, los mapaches se alimentan de casi cualquier cosa que encuentran entre la vegetación y carne.

Entre la vegetación su dieta natural se compone de cerezas, manzanas, ciruelas, maíz, sandías, tomates, entre otros. Cuando se trata de carne, los mapaches consumen más invertebrados que vertebrados.

Los alimentos preferidos de los mapaches son las ranas, los peces, los cangrejos, los insectos, los roedores y los huevos de las aves.

Cuando el alimento es escaso, los mapaches frecuentan los depósitos de basura humana o comen animales atropellados por los autos.

 

Foto: Abby Darrah

 

Reproducción 

Robles Montes de Oca explica que las crías de mapaches son llamadas kits o cachorros, los cuales por lo general nacen a principios de verano

“Las hembras tienen de una a seis crías después de un período de gestación de 60 a 73 días. Una madre y sus crías son comúnmente denominados “guardería”.

Durante los dos primeros meses de vida, los mapaches viven en su madriguera, entre 7 y 12 semanas, período tras el cual, las crías comienzan a separarse de sus madres durante noches enteras.

Cuando tienen de 8 a 12 meses de edad, son completamente independientes. Estos animales viven alrededor de 2 a 3 años en el medio silvestre.

 

 

 

Foto: Jennifer Aitkens

 

Edición: Laura Espejo