Ventero se encadena simbólicamente en el Parque Campeche

Exige atención al espacio público y acusa de malversación de las cuotas que pagan
Foto: Fernando Eloy

Tras diversas quejas públicas y el intento de dialogar con Víctor Pinelo Herrera, director de la Promotora para el Desarrollo Sustentable del Medio Ambiente de Campeche, el líder de los puesteros del Parque Campeche y Ximbal, Rogelio Loeza Chin, realizó su encadenamiento simbólico a uno de sus juegos mecánicos en dicho espacio público por la falta de atención durante seis años y la sospecha de malversación de aproximadamente 6 millones de pesos que éstos pagaron en cuotas que según servían para mantenimiento del inmueble.

Desde el año pasado Rogelio denunció públicamente la situación con los inmuebles que están a cargo de la promotora. Los principales problemas que señala son la recoja de basura, áreas del inmueble dañadas, áreas verdes descuidadas, servicio de agua potable defectuoso y luminarias no atendidas. Nunca realizó ninguna queja formal ante la Secretaría de Contraloría o al Órgano de Control Interno del Gobierno del Estado.

Esta mañana, decidió encadenarse de manera simbólica a uno de los juegos mecánicos de su propiedad, ante que ante la nula respuesta durante ocho meses por parte de Pinelo Herrera, “pagamos una renta mensual de 3 mil 500 pesos que según es para el mantenimiento de los inmuebles y no vemos que haya acciones a favor para que los campechanos quieran arribar a estos lugares que hicieron con recurso público”, manifestó el ventero.

Dijo también que desde el año pasado metieron un oficio dirigido a Pinelo Herrera para que valorara ceder los derechos de los parques al Ayuntamiento de Campeche, pues al menos estos mantienen sus áreas correspondientes en buen estado, por lo que el beneficio sería realmente para los venteros y los ciudadanos.

Reconoció que encadenarse suena muy violento, pero dijo que es de manera simbólica, así como también cerró su puesto de manera simbólica el año pasado, ya que por la pandemia no tuvieron venta durante casi un año y la Promotora no dejó de cobrarles la renta de los puestos, razón que los tiene aún en decadencia económica y no han logrado recuperarse con lo poco que comercian actualmente.

Finalmente dijo que sólo les queda esperar al nuevo gobierno, que quien llegue a ese organismo descentralizado tenga más tacto que Pinelo Herrera, pues si hay sensibilidad y ganas de apoyar, los comerciantes también pondrán de su parte para mejorar las condiciones del parque.

 

Edición: Laura Espejo