post Image

Compartir

Mujer maya gana galardón ambiental más importante del mundo

Tenemos capacidades para defender nuestros medios de vida: Leydy Pech Martín

Este 30 de noviembre, Leydy Pech Martín, originaria de Hopelchén, Campeche, recibió el premio Goldman, (The Goldman Environmental Prize), el galardón ambiental más importante del mundo, otorgado anualmente por la Fundación Goldman. Para la activista maya, éste es un reconocimiento al trabajo colectivo que realiza junto con mujeres, hombres y organizaciones en defensa de su territorio, sus cultivos, las semillas, del medio ambiente, contra los megaproyectos que amenazan sus recursos y la naturaleza.  

 

También te puede interesar: Otorgan Premio Goldman al trabajo comunitario en los Chenes

 

Además, la apicultora indicó que este premio servirá para dar un mensaje contundente a todo el mundo: “Las mujeres tenemos capacidades para poder estar en otros espacios, para luchar y defender nuestros medios de vida”, manifestó.

En entrevista para La Jornada Maya, Leydy recalcó que este galardón podrá visibilizar todavía más los procesos de lucha, las problemáticas que se viven en las comunidades mayas de la Península de Yucatán, sobre todo ahora durante la pandemia del COVID-19 y las severas afectaciones que han ocasionado las tormentas y huracanes. “Hacer conciencia sobre el daño que ha causado el ser humano”, indicó.  

 

Foto: Robin Canul

 

Señaló que “el premio nos permite visibilizar ante el mundo la situación en la que estamos, y fortalece nuestros procesos tan amplios de lucha, de hombres, mujeres, jóvenes”.  

Es un reflejo del esfuerzo y la lucha constante de los pueblos mayas del sur de México que integran los grupos Muuch Kambal, el Colectivo Apícola de los Chenes, Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Indignación, entre otros. “Es un premio compartido y nos permite visibilizar nuestra situación, la condición en la que nos encontramos con esta vulnerabilidad ambiental que enfrentamos”, expresó.  

Pech Martín reflexiona un momento, y recuerda las movilizaciones que ha realizado junto con sus compañeras y compañeros. El premio Goldman es un reconocimiento a más de 20 años de lucha y trabajo organizado y comunitario para proteger sus tierras de empresas con fines oscuros. “Es la defensa del territorio maya no sólo contra una trasnacional como Monsanto, sino contra todo un modelo de desarrollo impuesto contra los pueblos mayas”, indicó.  

Hoy en día, agregó, están amenazados los medios de vida, los recursos como el agua, la selva, la biodiversidad, por diversos megaproyectos. Pero, además, la vocera del Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, comentó que su labor también abarca tener mejores condiciones ambientales.  

 

Pandemia y lluvias

Desde su visión, la pandemia del COVID-19 y las recientes tormentas y huracanes que han impactado la región, dejan claro el deterioro ambiental en el que nos encontramos. “Las tormentas visibilizaron esta magnitud de la afectación y los daños que hemos ocasionado al medio ambiente. Es el reflejo de un mal manejo de nuestros ecosistemas”, sentenció.  

Si no son los megaproyectos, agrotóxicos, que amenazan las tierras y los cultivos, son las inundaciones. “Estamos en una situación de riesgo”, advirtió, por lo que este premio también debe servir para reflexionar y hacer conciencia sobre las acciones de los humanos con la deforestación, cambios y usos de suelo, los daños que han causado al planeta. “Las tormentas sólo evidenciaron la magnitud del daño. Tenemos que mirar la raíz del problema”, subrayó.  

Leydy Pech Martín lideró una coalición para detener la siembra de soya genéticamente modificada por Monsanto en el sur de México. La Corte Suprema de México dictaminó que el gobierno violó los derechos constitucionales de los mayas y suspendió la siembra de soya genéticamente modificada. Debido al empeño de Pech y su coalición, en septiembre de 2017, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria revocó el permiso que tenía Monsanto para cultivar soya genéticamente modificada en siete estados.

Junto a otras agrupaciones y activistas mayas, ha defendido la apicultura como práctica histórica y tradicional del pueblo maya y medio de subsistencia sustentable. En particular, destacan sus esfuerzos por la conservación de las abejas nativas, para lo cual han denunciado y documentado los efectos nocivos que la deforestación, por el impulso de monocultivos y el uso indiscriminado de plaguicidas y agrotóxicos (como el glifosato), causan no sólo a la apicultura, sino también a la salud, el suelo, el agua y el ambiente de las comunidades mayas de Hopelchén.

Los otros ganadores del Premio Goldman de este año son Chibeze Ezekiel de Ghana, Kristal Ambrose, de Bahamas, Lucie Pinson de Francia, Nemonte Nenquimo de Ecuador y Paul Sein Twa de Myanmar.

 

 

Edición: Laura Espejo

NOTICIAS ANTERIORES

...
08 de Marzo del 2021
Sociedad
Continúa vacunación para adultos mayores en Campeche
Leer más
...
08 de Marzo del 2021
Sociedad
Marchan colectivos feministas en Campeche
Leer más
...
08 de Marzo del 2021
Política
En el marco del 8M, inicia el programa 'Taxi Rosa' en Carmen
Leer más