Prevén huracanes secuenciales en las próximas décadas

En algunas zonas, como el Golfo de México, este doble impacto podría ser una vez cada tres años
Foto: NASA

Un huracán ya es catastrófico de por sí, pero un nuevo estudio de la Universidad de Princeton muestra que en las próximas décadas podrían producirse huracanes consecutivos en muchas zonas. 

La investigación descubrió que, debido a la subida del nivel del mar y al cambio climático, los huracanes y tormentas tropicales destructivos podrían golpear las zonas costeras en rápida sucesión. 

En un artículo publicado en la revista Nature Climate Change, los investigadores afirman que en algunas zonas, como la costa del Golfo de México, este doble impacto podría producirse hasta una vez cada tres años. 

"El aumento del nivel del mar y el cambio climático hacen más probable la sucesión de huracanes dañinos a medida que avanza el siglo", afirma en un comunicado Dazhi Xi, investigador postdoctoral, antiguo estudiante de postgrado en ingeniería civil y medioambiental y autor principal del artículo. "Los fenómenos actuales, extremadamente raros, serán mucho más frecuentes".

 Los investigadores dirigidos por Ning Lin, profesor asociado de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Princeton, plantearon por primera vez preguntas sobre la creciente frecuencia de huracanes secuenciales después de una temporada de huracanes particularmente destructiva en 2017. Ese verano, el huracán Harvey azotó Houston, seguido de Irma en el sur de Florida y María en Puerto Rico. 

Los desafíos de planificación de emergencias planteados por tres grandes huracanes llevaron a los investigadores a preguntarse si las tormentas destructivas múltiples podrían ocurrir más fácilmente debido al cambio climático, y qué medidas podrían tomarse para prepararse para esto. 

A finales del verano de 2021, el huracán Ida azotó Luisiana, seguido poco después por la tormenta tropical Nicholas, que había tocado tierra como huracán en Texas. 

Los investigadores dijeron que su estudio mostró que las tormentas secuenciales se han vuelto más comunes en la costa este y la costa del Golfo, aunque siguen siendo relativamente raras. "Los riesgos de huracanes secuenciales ya están ocurriendo, por lo que pensamos que debían ser estudiados", dijo Lin. 

 Realizaron simulaciones por ordenador para determinar el cambio en la probabilidad de que varias tormentas destructivas azoten la misma zona en un breve periodo de tiempo, como 15 días, a lo largo de este siglo. Analizaron dos escenarios: un futuro con emisiones de carbono moderadas y otro con emisiones más elevadas. 

En ambos casos, la probabilidad de que se produjeran tormentas destructivas consecutivas aumentó drásticamente. Existe un consenso científico general en que el cambio climático aumentará la intensidad de los huracanes atlánticos en el próximo siglo. 

Sin embargo, los investigadores señalan que existe cierta incertidumbre sobre si el número de tormentas aumentará, disminuirá o se mantendrá durante ese periodo. El modelo utilizado por el equipo de Lin mostró un aumento del número de tormentas, pero otros modelos no han mostrado ningún aumento. 

El equipo de Lin descubrió que incluso sin un aumento de la frecuencia general de las tormentas, el aumento de la intensidad hará mucho más probable que las zonas de la costa este y la costa del Golfo experimenten tormentas secuenciales. "La proporción de tormentas que pueden afectar a las comunidades está aumentando", afirma Lin. "La frecuencia de las tormentas no es tan importante como el creciente número de tormentas que pueden llegar a ser peligrosas". 

El aumento del peligro se debe principalmente a dos factores: la subida del nivel del mar y el aumento de las precipitaciones debido al cambio climático. La subida del nivel del mar se está produciendo en todo el mundo con el cambio climático, y en la costa atlántica se ve agravada por la geografía. 

A medida que sube el nivel del mar, las mareas de tempestad se convierten en una amenaza mayor para las comunidades costeras porque el nivel de base del agua es más alto. Una marejada de 3 metros sobre un nivel de agua históricamente normal es menos dañina para las carreteras que la misma marejada sobre un nivel de agua elevado en 0,5 metros. Al mismo tiempo, las tormentas se intensifican y el aumento de la temperatura media del aire hace que las tormentas arrastren más agua. 

Esto significa que es probable que aumenten las precipitaciones y las inundaciones provocadas por las tormentas. La combinación de ambos factores significa que las tormentas que en el pasado podían haber pasado desapercibidas se convertirán en amenazas, sobre todo cuando se sucedan. 

En 2021, por ejemplo, la tormenta tropical Nicholas era relativamente débil cuando azotó Luisiana, pero la tormenta causó más problemas de lo esperado porque el estado aún se estaba recuperando de la destrucción relacionada con el huracán Ida.

 

Lee: Finaliza la temporada de huracanes 2022: Así nos fue

 

Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

Demócratas ratificarán a Biden como candidato de forma telemática antes de final de julio

Pondrían fin al debate interno de las últimas semanas en el cual personalidades piden a otro representante

Efe

Demócratas ratificarán a Biden como candidato de forma telemática antes de final de julio

Macron acepta la dimisión del Primer Ministro de Francia, Gabriel Attal

Continuará en funciones hasta el nombramiento de un nuevo gobierno

Efe / Europa Press

Macron acepta la dimisión del Primer Ministro de Francia, Gabriel Attal

Ajxak’al xooko’obe’ ku jets’iko’ob yaan áaktun te’el Ujo’; je’el u béeytal u jáayal máak te’elo’ tu paachil k’iine’

Científicos confirman hallazgo de cueva en la Luna que podría albergar a astronautas futuros

Ap

Ajxak’al xooko’obe’ ku jets’iko’ob yaan áaktun te’el Ujo’; je’el u béeytal u jáayal máak te’elo’ tu paachil k’iine’

Inició el Amazon Prime Day y aquí te compartimos recomendaciones para no caer en estafas

El evento de descuentos para miembros de Amazon Prime termina el 21 de julio en México

Ap

Inició el Amazon Prime Day y aquí te compartimos recomendaciones para no caer en estafas