Felipe Calderón ordenó proteger al cártel de 'El Chapo': 'El Diablo' Veytia

El ex presidente calificó de ''absurdas'' las declaraciones del ex procurador nayarita
Foto: Facebook Felipe Calderón

Efe/David Brooks

Confesando una vida de engaños, corrupción, tortura, secuestros y asesinatos bajo sus órdenes, el ex fiscal de Nayarit y ex encargado de seguridad pública en Tepic, Édgar Veytia declaró que su entonces gobernador regresó de una reunión en donde presuntamente el presidente Felipe Calderón y su secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna habían dicho que “la línea era El Chapo” -o sea, las instrucciones eran apoyar esa fracción del cártel de Sinaloa- pero los fiscales no ofrecieron corroboración de lo dicho por su testigo cooperante.

Los abogados defensores de García Luna, en su contra interrogatorio, no sólo resaltaron la vida profesional de engaño, violencia y actos corruptos de Veytia sino también el hecho de que no estaba presente cuando supuestamente el presidente y el entonces secretario de Seguridad Pública giraron estas instrucciones. Más aún, señalaron que Veytia jamás mencionó el nombre de García Luna en múltiples interrogatorios de fiscales estadunidenses hasta ahora y que participar en este juicio representa una oportunidad para reducir su propia sentencia.

En el noveno día de audiencias con testigos y presentación de evidencia en el juicio federal de García Luna, el vigésimo testigo Veytia llegó escoltado por alguaciles en un uniforme beige de reos para declarar contra García Luna. De manera ensayada, y en inglés, se identificó como ex fiscal de Nayarit y ex jefe de seguridad de Tepic quien ayudó a los Beltrán Leyva, y cómo aceptó pagos de 2 millones de pesos mensuales de ellos acumulando más de un millón de dólares durante su tiempo como funcionario público trabajando con Roberto Sandoval Castañeda, primero alcalde de Tepic y después gobernador de Nayarit.

Fue en 2011 cuando Veytia era secretario de seguridad pública de Tepic (y Sandoval era alcalde) que el entonces gobernador Ney Gonzalez le contó que había regresado de una reunión sobre seguridad en la ciudad de México con el presidente Felipe Calderón y García Luna y que ahí le dijeron que “la línea era Chapo”.

Preguntado qué significaba esto, respondió que era “proteger a los de El Chapo y ya no a los Beltrán Leyva” y que no inquirió más porque “a un gobernador no se le piden explicaciones”.

Durante su extenso, y enredado interrogatorio guiado por la fiscal Saritha Komatireddy, Veytia contó de una de varias reuniones con representantes en donde “le dejaron saber” que Arturo Beltrán Leyva “pagará todos los gastos” para la campaña a gobernador de Sandoval, “lo cual nos puso del lado de los Beltrán Leyva”. Preguntado si hay evidencia de ese acuerdo, respondió: “los acuerdos con los narcotraficantes no se hacen por escrito”. Y así fue, hasta que murió Arturo Beltrán Leyva.

 

Responde Calderón

Tras conocerse las declaraciones de Veytia en la Corte de Nueva York, el ex presidente Calderón Hinojosa se pronunció por primera vez sobre el caso.

“Me he reservado opinar sobre el juicio al ing. García Luna hasta que concluya. Por ahora niego categóricamente las absurdas declaraciones que reporta la prensa que hizo hoy el testigo Veytia. Lo que señala sobre mí es una absoluta mentira. Nunca negocié ni pacté con criminales”, señaló en su cuenta en Twitter.

 

Roberto Sandoval niega nexos con crimen

El ex gobernador priísta de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, “niega y rechaza contundentemente que su campaña o su persona haya tenido relación con grupos del narcotráfico”, respecto a señalamientos que hizo, en su contra, el ex Fiscal Edgar Veytia.

En una carta dada a conocer la noche de este martes en redes sociales por su esposa Ana Lilia López Torres, el mandatario nayarita de 2011 a 2017, y compadre de Edgar Veytia, refiere que "después de casi 20 meses recluido en el Cefereso de El Rincón en Nayarit quiero hacer algunas aclaraciones pertinentes".

Sandoval Castañeda precisa en su misiva que "El proceso legal en el que me encuentro actualmente no tiene nada que ver con narcotráfico".

Señala que después de cinco años de investigación profunda la Fiscalía General de la República "determinó que en mi caso no hay indicios de enriquecimiento ilícito ni de peculado".

Oficialmente detenido la madrugada del domingo 6 de junio de 2021 junto con su hija en el estado de Nuevo León, precisamente el día de las elecciones para gobernador, 20 ayuntamientos y 18 diputados locales en Nayarit, el ex gobernador priísta muy cercano a Enrique Peña Nieto, rubrica su carta aclaratoria con la confianza "en que el proceso legal avance hacia una conclusión favorable. Estoy seguro de mi inocencia".

Este martes, a las 9:13 de la noche, tiempo del Pacífico, su esposa Ana Lilia López Torres compartió la carta aclaratoria y publicó en su perfil de Facebook: "En la llamada semanal que le permiten a mi esposo Roberto Sandoval Castañeda, hoy me pidió que les hiciera llegar estas palabras, que son las primeras que él comparte de manera pública. Muchas gracias y buenas noches”.

 

Primera mención al ex presidente

Esta es la primera vez, tras tres semanas de testimonios en el juicio contra García Luna, en que el nombre de Calderón es citado por un testigo.

García Luna fue secretario de Seguridad Pública precisamente en el sexenio de la presidencia de Felipe Calderón.

Cuando la Fiscalía solicitó a Veytia más datos sobre ese encuentro dentro del vehículo, el ex funcionario corrupto se limitó a contestar: "Al gobernador no se le piden explicaciones" y que se retiró tras escuchar sus palabras.

Con su testimonio, Veytia unió hoy a otros testigos convocados por la Fiscalía estadunidense que han vinculado al ex secretario de Seguridad Pública García Luna con el narcotráfico.

Veytia indicó que junto con Roberto Sandoval Castañeda, ex alcalde de Tepic y ex gobernador de Nayarit, recibió sobornos del clan de los hermanos Beltrán Leyva a cambio de no investigarlos, protegerlos y no inmiscuirse en sus asuntos.

Veytia contó que a finales de octubre de 2008 se reunió con el entonces responsable de seguridad en la ciudad de Tepic, que identificó como el comandante Violante, que le dijo que acababa de participar en una convención nacional de seguridad y que "había recibido instrucciones de Genaro García Luna de que debíamos tomar el lado del Chapo", algo que no hizo.

Poco después, Violante renunciaría a su puesto y Veytia se convertiría en director de Tránsito de Tepic y encargado de la seguridad pública de la ciudad, que describió como "la segunda ciudad más violenta de México" en aquel momento.

 

No dejes pasar: Acusan a ex gobernador Moreira de obtener 40 mdd en esquema de corrupción

 

Edición: Ana Ordaz


Lo más reciente

Sacerdotes y pastores en todo México cierran templos a causa de la violencia

Son víctimas de extorsiones, amenazas y cobros de piso

La Jornada

Sacerdotes y pastores en todo México cierran templos a causa de la violencia

Ayer y hoy de la cascada de Tamul en la Huasteca potosina

La escasez de lluvias del año pasado secó la caída, una de las más grandes de México

La Jornada

Ayer y hoy de la cascada de Tamul en la Huasteca potosina

Así fue la carrera de 'Juana La Cubana', cantante y humorista que falleció a los 98 años

Bacallao fue un referente de los escenarios del cabaret de Cuba

La Jornada

Así fue la carrera de 'Juana La Cubana', cantante y humorista que falleció a los 98 años

Trump: sistematización de la mentira

Editorial

La Jornada

Trump: sistematización de la mentira