de

del

Foto: Enrique Osorno

El pasado fin de semana, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) celebró su vigésimo cuarta asamblea nacional, la cual se realizó a puerta cerrada y cuyo resultado más notorio ha sido la aprobación de un cambio a los estatutos del partido, que impedían la reelección de su presidente nacional. Ahora, Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente del tricolor, tiene la vía libre para reelegirse y mantenerse otros ocho años en el cargo.

A mano alzada, los 3 mil 200 delegados que asistieron a la asamblea, avalaron también modificaciones a otros documentos del partido: al programa de acción, el código de ética y la declaración de principios. En ellas definieron al PRI como “demócrata social”, de centroizquierda progresista, y además se manifestó al organismo como opuesto al neoliberalismo y a las políticas de ese modelo, “que generaron pobreza, violencia y desigualdad social”.


En cualquier partido político, actualmente, una reforma a sus principales documentos no tendría mayor trascendencia. Son ejercicios que se realizan periódicamente y que están relacionados precisamente con la intención de atraer a más simpatizantes. Sin embargo, al considerar los orígenes del PRI, tendría que entenderse que algunos cambios van en contra de la identidad de este organismo. Fundado por el general Plutarco Elías Calles al calor de la Revolución, el principal objetivo del entonces PNR fue disciplinar a los caudillos surgidos durante la fase armada y que a partir de ahí la transición en el poder se diera pacíficamente.

Dicho en breve, permitir la reelección en el PRI es destruir la identidad de este partido. Es cierto que el tricolor entró en un ya largo proceso de declive visible desde por lo 1988, cuando el fraude electoral que encumbró a Carlos Salinas de Gortari; luego en 2000, cuando perdió por primera vez la Presidencia de la República, y en 2018, cuando debió reconocer una nueva derrota en la elección presidencial. Este año, aún en alianza con los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD, hoy en proceso de extinción), el otrora partido hegemónico cayó en lo que parece ser su nadir y únicamente le queda rehacerse y regresar como una oposición fortalecida, o jugar a ser partido satélite, vendiendo sus votos en las Cámaras a cambio de prebendas.

La asamblea nacional priista abrió las puertas a la posibilidad de que Alito Moreno consiga permanecer al frente del PRI durante 13 años, tomando en cuenta que está en el cargo desde agosto de 2019. Sin embargo, su reelección no es un hecho. Todavía falta que se abra el proceso.

Pero resultará sumamente difícil conceder legitimidad a una reelección en el PRI, donde nunca se ha dado una elección de dirigente nacional abierta a la militancia. Hasta antes del 2000, el Presidente era quien designaba a quien encabezaría el partido, y posteriormente el proceso quedó en manos de un número de delegados, de manera que la militancia jamás ha tenido voz en la selección de quien dirija al tricolor.

Por otro lado, se antoja difícil que el PRI salga fortalecido en los próximos meses. Las críticas a la posible reelección de Moreno Cárdenas no se han hecho esperar, y han venido de ex dirigentes y otros líderes destacados del partido. La respuesta de Alito ha sido la descalificación y las acusaciones, ya sea llamándolos “priistas de Polanco” o vinculándolos al asesinato de Luis Donaldo Colosio, ocurrido hace ya 30 años, o al Pemexgate.

La tensión dentro del PRI es también histórica. Ahí se han dado enfrentamientos entre “tecnócratas” y “populistas”, que no es más que la reducción de uno de los grandes debates políticos que ha tenido México sobre qué tipo de gobierno es el que le resultaría más apropiado. Sin duda, veremos un nuevo conflicto interno en ese partido.

Lea, del mismo autor: Lo que 'Beryl' nos dejó

Edición: Fernando Sierra


Lo más reciente

''Sería inmoral'' no negociar: diplomáticos del Reino Unido y EU piden a Biden dialogar con Rusia

El resultado más probable será el estancamiento continuo del conflicto, señalan

Sputnik

''Sería inmoral'' no negociar: diplomáticos del Reino Unido y EU piden a Biden dialogar con Rusia

Festival Tomorrowland se enfrenta a multa millonaria por no usar vasos reutilizables

Desde el año pasado, Flandes exige servir bebidas en este tipo de recipientes

Efe

Festival Tomorrowland se enfrenta a multa millonaria por no usar vasos reutilizables

Embajada de México en España atiende caso de integrantes del musical 'Malinche', de Nacho Cano

El productor es investigado por explotación laboral y por fomentar la inmigración ilegal

La Jornada

Embajada de México en España atiende caso de integrantes del musical 'Malinche', de Nacho Cano

Proyecto de ley busca prohibir la homosexualidad en Burkina Faso

El texto aún debe ser aprobado por los diputados de la Asamblea Legislativa de Transición

Afp

Proyecto de ley busca prohibir la homosexualidad en Burkina Faso