Foto: Court Harding

 

Nombre científico: Crocodrylus acutus

Distribución: Costas del Pacífico y la península de Yucatán

Dieta: Principalmente peces

Tamaño: Hasta tres metros

Promedio de incubación: 83 días

Aunque tenga una apariencia de feroz e imponga miedo, el cocodrilo americano o de ría (Crocodrylus acutus) es una especie que se encuentra amenazada por la depredación de sus hábitats, como las playas, informó Gonzalo Merediz Alonso, director ejecutivo de Amigos de Sian Ka'an.

Expuso que el Crocodylus acutus es una de las dos especies de cocodrilo que tenemos en Quintana Roo; la otra es el cocodrilo de pantano o Crocodylus moreletii. La especie se distribuye en diferentes países del continente americano y en México se encuentra tanto en la vertiente del Pacífico como en la península de Yucatán.

Dijo que el cocodrilo americano tiene una distribución más limitada en nuestro estado y es más común encontrarlo en las zonas de agua salada y marina, en las zonas costeras. En cambio, el moreletti ocupa un hábitat más amplio en la mayoría de los cuerpos de agua dulce de todo el estado, y aunque también se encuentra en agua salada, es más común en agua dulce.

 

Foto: Ellyne Geurts

 

Por alguna razón, indicó, el cocodrilo de pantano es más fuerte y se impone y ocupa esos hábitats de agua dulce, que son de mejor calidad para los cocodrilos y relega al americano a las zonas de agua salada. Hoy el cocodrilo americano está en mayor peligro que el de pantano, ya que este último se encuentra muy ampliamente distribuido y sus poblaciones son sanas.

Incluso mencionó que Amigos de Sian Ka’an ha hecho estudios sobre las poblaciones del Crocodylus moreletii, mientras que el cocodrilo americano está muy concentrado en las zonas costeras, en las islas, principalmente en Cozumel o en Banco Chinchorro y sus poblaciones son más pequeñas y, por tanto, más vulnerables.

Precisó que justamente se encuentran en donde se está llevando a cabo la mayor cantidad de desarrollo costero y turístico en la costa. Incluso mencionó que podría definirse como reclamo de su hábitat las constantes apariciones en playas de Quintana Roo con personas.

 

Foto: Danygl

 

El cocodrilo americano anida haciendo agujeros en la arena, en donde deposita los huevos. El tamaño de la nidada varía entre nueve y 54 huevos y el promedio de días de incubación es de 83. Hay una tendencia a que los huevos con mayor longitud y peso muestren una natalidad y viabilidad más alta. Las crías, al momento del nacimiento, pueden medir entre 26 y 30 centímetros y pesar entre 46 y 70 gramos.

Su época reproductiva es estacional y varía latitudinalmente en su distribución, pero es común que inicien las posturas de huevos en la temporada de sequía de marzo a mayo y ocurran las eclosiones desde principios de la temporada de lluvias, entre junio y julio.

 

Foto: Pat Farris

 

Esta especie tiene el hocico más delgado que el cocodrilo de pantano, cuya longitud es de 1.8 a 2.5 veces más grande que el ancho basal y en general en los organismos adultos se acentúa una joroba. Su coloración suele ser café olivo o verde olivo, muy brillante para los organismos adultos, mientras que los juveniles presentan motas y manchas oscuras en el dorso y el vientre no tiene marcas.

Los machos se pueden diferenciar de las hembras por su mayor tamaño, las masas musculares de las mandíbulas son voluminosas y la joroba frontal más conspicua; en las hembras, la cola es más corta y el hocico menos alargado.

Este cocodrilo tiene una dieta un poquito más especializada en peces, aunque puede comer cualquier otro ser vivo de un tamaño adecuado para el tamaño de su cuerpo. Hoy en Quintana Roo los cocodrilos americanos alcanzan un tamaño no mayor de tres metros, sin embargo, estudios indican que es probable que en el futuro puedan llegar a tallas mucho más grandes.

 

Foto: Pat Farris

 

Comentó que actualmente no son tan grandes porque crecen con lentitud y en el pasado, sobre todo en los años 60 y 70, la mayoría de los adultos fueron cazados con mucha intensidad para aprovechar su piel. Afortunadamente, esa actividad ya no se lleva a cabo en tiempos actuales y por eso poco a poco van a ir recuperando sus grandes tallas y poblaciones.

El biólogo manifestó que son animales estrictamente carnívoros que viven principalmente dentro del agua, aunque también pueden salir y desplazarse grandes distancias en busca de cuerpos de agua apropiados. Los adultos son territoriales y poco tolerantes a la presencia de otros cocodrilos machos en sus territorios y de hecho pueden matar y devorar a las y los especímenes juveniles. Además, pueden tener varias hembras en el territorio.

Por su parte, los cocodrilos juveniles tienden a desplazarse más y migrar a distintos lugares, justamente en busca de esos territorios con un hábitat de mejor calidad.

 

Como cada viernes, La Jornada Maya te invita a conocer la fauna endémica del sureste mexicano. Aquí te compartimos la colección que tenemos hasta el momento. ¡Disfrútala! 


Edición: Estefanía Cardeña


Lo más reciente

Prevén triunfo arrollador de la izquierda independentista en el País Vasco

Casi 2 millones de personas convocadas a votar este domingo en elecciones cruciales

La Jornada

Prevén triunfo arrollador de la izquierda independentista en el País Vasco

‘Los sueños y los días en Cuba’, crónica de una generación que vivió los cambios en la isla

Ópera prima, de Jimena Perzabal, narra la historia romántica de sus padres en ese país; se proyecta en la Cineteca Nacional

La Jornada

‘Los sueños y los días en Cuba’, crónica de una generación que vivió los cambios en la isla

Incendio consume más de mil hectáreas en 'Lechuguillas', Morelos

Brigadistas logran 90 por ciento de control y 60 por ciento de liquidación de la quema

La Jornada

Incendio consume más de mil hectáreas en 'Lechuguillas', Morelos

Trump realiza primer acto de campaña tras inicio de juicio en NY

El ex presidente sostuvo un mitin en Carolina del Norte, estado en el que se impuso en elecciones de 2016 y 2020

Afp

Trump realiza primer acto de campaña tras inicio de juicio en NY