Editoriales refuerzan sus plataformas digitales de aprendizaje

Desarrollan EVA, sirve desde preescolar hasta bachillerato
Foto:

La demanda de clases en línea y semipresenciales obligó a las editoriales a mejorar sus plataformas, que en adelante serán parte cotidiana en el aprendizaje, señaló Anakaren Aiza, coordinadora de consultoría académica de editorial Santillana, quien mencionó que en su caso desarrollaron EVA (Entorno Virtual de Aprendizaje), que se utiliza desde preescolar hasta bachillerato.

“Estamos muy preocupados porque el aprendizaje no se detenga pese a las circunstancias, hay diversos escenarios, desde clases en línea, semipresenciales, lo que hacemos es a través de nuestros materiales y plataformas fomentar la interacción entre los maestros y los alumnos, además de ponerles recursos para que complementen sus clases virtuales, como tareas, debates, compartir recursos... todo eso lo pueden hacer en EVA”, detalló.

Mencionó que para la evaluación de objetivos tienen Pleno, que es la plataforma de evaluación en línea donde le ahorran al docente el trabajo de redactar reactivos, las pruebas ya están listas para su aplicación de modo que el alumno las hace y recibe sus resultados; “obviamente tenemos libros impresos para completar esa interacción”.

EVA no se trata de clases en vivo sino un entorno en el que los estudiantes encuentran recursos como libros web, interactivos, se pueden dejar tareas, subir archivos, “digamos que es el complemento ideal de una clase en línea en Zoom, que es donde los alumnos van a tener todo un directorio de recursos pero además los niños pueden subir allí su tarea o el profesor puede grabar su clase y subirla en esta plataforma para que el alumno la repase después si no pudo conectarse”. Con la compra del libro impreso, los padres tienen garantizado el acceso al entorno virtual.

Este tipo de herramientas, destacó, también son muy útiles cuando hay varios hermanos en casa que deben compartir equipo de cómputo. “Vemos esto como el futuro de la educación, las plataformas vinieron a revolucionar los planes que teníamos como escuelas, el salón ya no son solo cuatro paredes, se puede llevar a la casa. Creo que ha venido a cambiarnos muchos conceptos que teníamos; el aprendizaje no se detiene”, mencionó Anakaren Aiza.

Aseguró que los docentes, incluso los de mayor edad, han hecho un esfuerzo por adaptarse a estas novedades, lo que les ha significado actualizar sus conocimientos. Las editoriales trabajan directamente con las escuelas y son ellas quienes escogen con qué plataforma desean trabajar. “Tuvimos un incremento muy importante en el uso de la plataforma del ciclo escolar anterior a este, a nivel nacional”, y mencionó como ejemplo que durante todo el ciclo contabilizaron 650 mil sesiones en EVA con más de 50 mil navegadores diferentes y 45 mil evaluaciones, lo que significa “un máximo histórico”.

“No queremos que ese crecimiento se detenga y estamos preparados para todos los escenarios”, destacó e informó que siguen desarrollando productos que pueden correr en cualquier dispositivo electrónico. “Los niños lo han trabajado bastante bien, se han ido adaptando al uso, el niño a veces le da la vuelta al maestro, ya sabe hacer su tarea, su evaluación y sí hemos notado que han desarrollado otras actividades, creo que estamos ante una generación de alumnos que está desarrollando habilidades de solución de problemas muy importante”, concluyó. 

 

Edición: Enrique Álvarez