· En los festejo por el 45 aniversario de la fundación de Cancún, marcha para exigir justicia para la menor, brutalmente asesinada el 15 de abril en la región 251.

· La muerte de María Fernanda es la número 48 en poco más de tres años desde 2012

Carlos Águila Arreola
La Jornada Maya

Cancún.- “Borge, no mientas, sabemos que hay más muertas”, fue sólo una de las decenas de consignas durante la manifestación del domingo a la tarde para exigir justicia en el feminicidio de María Fernanda Vargas Sánchez, la adolescente de 13 años violada y ultimada de más de una decena de heridas con arma punzocortante.

Es la cuadragésima octava muerte violenta de una mujer en Quintana Roo en los últimos tres años, y la primera en lo que va de 2015, de acuerdo con las propias estadísticas de la Procuraduría de Justicia: en 2012 se documentaron 15, un año después 20 y durante 2014 se contabilizaron 12; el 95 por ciento de casos ocurren en Cancún.

Así, en el marco de los festejo por el 45 aniversario de la fundación de Cancún –que se cumple este lunes 20 de abril–, poco más de un centenar de amigos de la víctima, amas de casa, activistas, estudiantes y compañeros de Fernanda, y ciudadanos, marchó para exigir justicia para la menor, brutalmente asesinada el 15 de abril en la región 251.

La protesta inició a las 17 horas en Malecón Tajamar –frente a la principal plaza comercial del centro de la ciudad–, y culminó hora y media después frente al palacio municipal donde se desarrollaba uno de los actos por el aniversario de Cancún, y donde los manifestantes por “Marifer”, como era conocido la pequeña, encendieron veladoras.

“¡No son muertas, son asesinadas!”, “¡No quiero tu piropo, quiero tu respeto!”, “¡Ni una muerta más!”, “¡Si tocan a una, respondemos todas””, fueron otras de las consignas coreadas por el contingente, que caminó sobre las avenidas Bonampak, Nichupté y Tulum, hasta llegar a la sede de los poderes municipales.

Indignación

La gente colocó veladoras alrededor de la foto de la pequeña, asesinada la semana pasada cuando regresaba de comprar lo necesario para hacer tamales, luego de transitar alrededor de 800 metros de terracería por una vereda que comunica la colonia Cuna Maya con el fraccionamiento Paseos del Mar, donde vivía con su familia.

Natanael, un joven cancunense, indignado con el asesinato de Marifer, comenzó en las redes sociales la convocatoria a la marcha, y el domingo dio otro paso: tomó valor para leer ante la prensa las peticiones que fueron interrumpidas por la verbena que en ese momento se realizaba en la plaza de La Reforma del palacio municipal.

“Lo que pasó es repugnante. Te sientes impotente porque no puedes hacer nada; el gobierno, a 45 años, no se da cuenta de que no tiene nada que festejar; el estado y el país están llenos de feminicidios y de violencia contra las mujeres.

“Exigimos que todos los hospitales generales de Quintana Roo tengan Unidad de Atención a la Violencia de las Mujeres; que la Procuraduría de Justicia mejore la atención a las mujeres víctimas de violencia sexual.

“También, que se edifique el Centro Integral de Atención de Violencia contra las Mujeres; que el Tribunal de Justicia garantice la impartición de justicia con enfoque de género y que la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Quintana Roo capacite a su personal para defender la garantía de sus derechos a las mujeres”, enumeró.

Los feminicidios en Quintana Roo son preocupantes y los índices alarmantes, pero para el gobierno estatal no existen y, por supuesto, tampoco hay responsables, y en cuanto a casos de violación el flamante número uno en turismo, visitantes, derrama económica y aportación de divisas, también ocupa el primer lugar a nivel nacional.

Aberración

Hace ya casi un año y cuatro meses, el 2 de enero de 2014, Gaspar Armando García Torres, titular de las Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), comunicó la decisión del gobernador Roberto Borge Angulo: “Se tipificará como feminicidio sólo cuando se trate de asesinatos seriales contra mujeres”.

Desde que el mandatario asumió la gubernatura, en abril de 2011, se disparó el índice delictivo, y en el caso de los feminicidios sólo se acreditarán “cuando un individuo mate a muchas mujeres, pero poco más de un año después, y presionado por la opinión y la denuncia públicas, tuvo que ceder.

En mayo de 2012 el Congreso quintanarroense, dominado por el PRI, tuvo que admitir que existe el término y lo tipificó como “delito grave”; empero, la modificación al artículo 100 del Código Penal y de Procedimientos Penales del estado fue sólo para taparle el ojo al macho porque la Procuraduría estatal manipula e interpreta como quiere la legislación.

Y es que para la Procuraduría nadie ha sido acusado de feminicidio, aunque entre las causas de muerte destacan estrangulamiento, heridas punzocortantes, traumatismo craneoencefálico y hemorragia.

Pese a que la descripción de cada asesinato encuadra en un feminicidio, el “Estudio de la implementación del tipo penal de feminicidio en México. Causas y consecuencias 2012-2013”, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), acusa que Quintana Roo –con otros 16 estados– es uno donde es “imposible” acreditarlos.

Expuestas

El mismo organismo precisa que la violencia contra las mujeres en la entidad va más allá de golpes, insultos y violaciones sexuales, pues llega al asesinato, y es que tres de cada 10 mujeres en violencia extrema están expuestas a la muerte.

El estudio se hizo en los municipios de Benito Juárez (delegaciones de Alfredo Vladimir Bonfil y Leona Vicario y la alcaldía de Puerto Morelos), Cozumel, Lázaro Cárdenas y su zona maya; la zona continental de Isla Mujeres y Solidaridad (Playa del Carmen) y Tulum, en la zona norte del estado.

Actualmente, la población de Quintana Roo es de un millón 490,711 habitantes, de los que 757,067 son hombres y 733,644 mujeres, de acuerdo con el reporte más reciente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el país se tiene el registro de que los feminicidio se concentran en ocho entidades: Estado de México, Chihuahua, Distrito Federal, Guerrero, Baja California, Jalisco, Michoacán y Veracruz; incluso, la quintanarroense no figura en cuanto a volumen.

Otra Juárez

El “Estudio de la implementación del tipo penal de feminicidio en México” del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, apunta que “en materia de feminicidios y desapariciones, Quintana Roo es considerada «la otra Ciudad Juárez» de México”.

Si bien, indica el estudio, “dos de cada 10 homicidios dolosos contra mujeres en el país ocurren en la entidad mexiquense, para una tasa de incidencia de 1.3 por ciento, es 10 veces menor a la de Quintana Roo, que es de 13.7 por cada 100,000 habitantes.”

En términos reales, los estados con más crímenes de género en proporción con su número de habitantes son, después del quintanarroense, Baja California (3.22) y Sinaloa (2.6); el estudio toma como base la información de las procuradurías del país.

Y es en el municipio de Benito Juárez, donde se ubica Cancún (el más importante destino turístico del país y América Latina), donde las féminas son más agraviadas.

Sin protocolo

La denuncia del OCNF ha sido ratificada por Celina Izquierdo Sánchez, presidenta del Observatorio de la Violencia Social y de Género en Cancún, quien advierte que “en Quintana Roo no hay un protocolo para clasificar los feminicidios, “que la PGJE los clasifica con frecuencia como simples homicidios o suicidios”.

El 13 de noviembre de 2014, la Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres (Onumujeres) reveló que durante 2013 cada día siete féminas mexicanas fueron asesinadas en el país por razones de género… un total de 2,502 feminicidios.
Luego entonces, el asesinato de la jovencita María Fernanda no será clasificado como feminicidio por la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, y el culpable o los culpables tampoco serán buscados, y mucho menos encontrados.


Lo más reciente

Brevísima teología para ateos indecisos VI

Imaginar un mundo sin ateos es como imaginar un dado con una sola cara

José Díaz Cervera

Brevísima teología para ateos indecisos VI

‘Ciudad Boutique’, un retrato de Mérida desde la óptica de Mario Galván

Una propuesta compuesta por 14 cuentos escritos en clave satírica

Juan Manuel Contreras

‘Ciudad Boutique’, un retrato de Mérida desde la óptica de Mario Galván

Obra de los alumnos de Stefanie Schikora se expone en el Pasaje Picheta

Las piezas, en su mayoría, fueron creadas un año antes de la pandemia del Covid-19

Juan Manuel Contreras

Obra de los alumnos de Stefanie Schikora se expone en el Pasaje Picheta

DIF de Mérida inicia nuevo ciclo del programa ''Bordamos por Mérida''

Oportunidad para que mujeres puedan formar un negocio a través de la elaboración y venta de productos

La Jornada Maya

DIF de Mérida inicia nuevo ciclo del programa ''Bordamos por Mérida''