post Image

Cultura cannábica va en ascenso en Yucatán, pero en la informalidad

Activistas buscan dar a conocer las bondades de su uso medicinal y recreativo

G. empezó a cultivar cannabis hace más de ocho años, entonces tenía como objetivo aminorar el dolor y sufrimiento de su abuela, por secuelas que le dejaban las quimioterapias. Gracias al cannabis, los resultados fueron instantáneos: las náuseas, vómitos y otros malestares se esfumaron. A través de sus conocimientos en agroecología y lo que ha investigado en estos años, ha desarrollado semillas de cannabis nativas adaptadas al clima de Yucatán, para la elaboración de diversos productos medicinales, para aliviar el dolor de más personas, que no tienen acceso a la planta.

G indica que es necesario legalizar y regular el consumo de cannabis y sus derivados, ya que esto podría ayudar en las enfermedades y tratamientos de muchas personas, que por ahora no pueden conseguirla de manera libre, sólo mediante la vía del amparo.

La cultura cannábica en Yucatán va creciendo cada día, ya sea para consumo adulto o recreativo, así como para su uso medicinal. Cada vez es más frecuente ver en páginas de redes sociales que se ofrecen diversos derivados de la mariguana, alimentos, leches, postres, pomadas, cigarrillos que contienen el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol), más gente cultiva en sus espacios la planta, pero la mayoría lo hace la informalidad; además que se han realizado marchas y eventos para promover los beneficios de su uso recreativo y medicinal; sin embargo aún falta un camino legal y jurídico, para que se regularice su consumo.

Un ejemplo es el servicio de “cannabis kitchen” en Mérida que se ofrece por instagram: venden gomitas sabor jamaica y crepas elaboradas con ingredientes locales como sal de Celestún, y una crepa con miel de abeja melipona y tocino. También hay numerosas tiendas de accesorios como Pachemama, con su local en la colonia García Ginerés. Acaban de cumplir un año de actividades y ofrecen promociones en accesorios. Cuentan con artículos como molinos, pipas, papel para liar, etcétera, para el consumo de la planta.

No obstante, todavía prevalece la desinformación, miedo y estigma de ciertos sectores de la población y de las mismas autoridades sobre los y bondades del cannabis, según dieron a conocer personas, activistas y colectivos en pro de su regulación.

G, quien prefirió guardar anonimato, es licenciado en agroecología, y comentó que su primer acercamiento con la cannabis, hace unos ocho años, fue con fines medicinales, para ayudar a su abuela, quien tenía cáncer. Ella fue su primera paciente. “Durante sus quimioterapias recibía mucho malestar, se decaía demasiado”, indicó.

En ese tiempo ya había investigado sobre los beneficios que el cannabis aportaba a este tipo de pacientes, por lo que decidió hacer la prueba. Consiguió un poco para cocinar y dárselo a su familiar a través de los alimentos. Era tanto el dolor de su abuela, que aceptó recibir tratamiento sin cuestionarla.

Así comenzó a cultivar algunas plantas y con el paso del tiempo se hizo más necesario para ayudarla. La mujer consumía un bocadillo con cannabis, galletas, pan, antes y después de sus quimioterapias. El efecto se daba de manera instantánea, afirmó. Ya no tenía los malestares que tenía antes; las náuseas, vómitos, mareos, cansancio, falta de apetito, de sueño, y sobre todo el dolor.

“Cualquier persona que esté con un tratamiento de quimioterapia, y reciba cannabis en su cuerpo, no va a decaer, ni tener falta de apetito”, aseguró.

Al ver los evidentes resultados positivos que mostró su abuela, siguió cultivando más plantas, estudiando, la agricultura y agroecología.

Si bien, su abuela falleció, su legado quedó plasmado en sus investigaciones con las cuales ha podido ayudar a más de 15 personas con distintos padecimientos.

Para el agricultor, la cannabis debe legalizarse, sobre todo para el uso medicinal, pues se han comprobado los múltiples beneficios que ofrece. Actualmente, quien quiere conseguir para sus tratamientos, requiere seguir una serie de trámites legales que son tediosos, tardados y costosos.

G. está consciente que su labor es riesgosa, pues es algo ilegal, lamentablemente, ya que ayuda a la salud de muchas personas.

 

Situación legal

Mitsuo Téyer Mercado, presidente el Colectivo Baktún 420 , asociación dedicada a defender el derecho a consumir mariguana, indicó que en materia legal, el gobierno federal, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ha diseñado lineamientos para el cannabis de uso medicinal, pero en su opinión son excesivos, ya que están elaborados para el comercio de grandes empresas. “No hay un beneficio para los usuarios”. indicó.

Además, en la cámara de Senadores ya fue aprobado en lo general el proyecto para regular el consumo general de la mariguana, que se discutirá y luego pasaría a la Cámara de Diputados. El Poder Legislativo tiene el 15 de diciembre como fecha límite para emitir una norma en este tema.

“La regularización del cannabis está a la vuelta de la esquina”, aseguró Téyer Mercado, por lo tanto faltan políticas públicas sobre este tema y una campaña de información y concientización en el estado.

El abogado aclaró que el cannabis sí es legal, está contemplado en los códigos penales, pero no está regulado y es lo que generó confusión en las autoridades, lo que derivó en detenciones arbitrarias. Una persona con menos de cinco gramos no debería tener ningún problema en cuanto al uso adulto del cannabis.

 

Cannabis detonaría la economía

Para el activista, regular la mariguana representaría una oportunidad económica del país, ya que mucha gente podría vender diversos productos derivados, sin temor a ser detenidos y dejar la informalidad, se crearían fuentes de empleo y mayores beneficios para la población.

La regulación podría mejorar la calidad de vida de las personas que la cultivan, y que la consumen, subrayó.

 

La cannabis, más allá de las leyes

La cannabis va más allá de las leyes y el marco legal, tiene esta capacidad de abrir brecha y las redes sociales se han servido para que muchos productos se puedan distribuir a pesar de ser de que no se ha regulado, indicó Mitsuo Téyer.

Algunas personas tienen que recurrir a trámites legales, amparos para obtener licencias para de manera legal hacer sus actividades. Sin embargo, la mayoría está en la informalidad.

En redes sociales se puede observar diversos emprendimientos que ofrecen una gama de productos derivados de la cannabis; desde gomitas, crepas, pasteles, leches, y demás alimentos, o pomadas para uso medicinal que contienen THC y el CBD.

La agrupación civil realizará cursos, seminarios, diplomados y otras acciones para fomentar la cultura cannábica y combatir la desinformación y estigma que hay sobre esta planta, que es menos nociva que otras drogas que sí son legales, y que no es una “puerta de entrada” para otras. “Es una planta que ofrece mucho”, indicó.

Cuauhtli Laguna Peraza, del colectivo Dzac Yah, es una de las 11 personas que consiguió un amparo colectivo para consumir, portar o cultivar mariguana en el estado, sin alguna sanción; sin embargo, a más de un año de la resolución, la Cofepris todavía no les otorga la licencia que valide esta situación.

El activista explicó que una vez que exista esta sentencia, las autoridades no deberían sancionarlos, ni procesarlos por portar cannabis, semillas o cultivar, como suele suceder, como indica la Ley General de Salud; pero para esto necesitan una licencia, que es una especie de certificado avalado por la Cofepris, que aún no les han entregado.

En su opinión, aún se mantiene cierto estigma, pero cada día surgen más colectivos y agrupaciones especializadas que divulgan información y características sobre la cannabis y sus bondades: ya hay acciones concretas para que la lucha llegue a todos lados.

 

Mariguana, droga de mayor consumo entre adolescentes  

La cannabis es la sustancia de mayor consumo e impacto entre los usuarios que atienden en el Centro de Integración Juvenil (CIJ). Ocho de cada 10 jóvenes que ingresan lo hacen por consumo de mariguana, que ha ocasionado problemas en su familia, trabajos y en su salud emocional, indicó Víctor Roa Muñoz, director de esta asociación que apoya a jóvenes y adolescentes con adicciones.

En lo que va de este año han atendido a cerca de 400 personas, indicó, el 80 por ciento por cannabis; las edad de los usuarios es de entre los 13 a 35 años.

El activista respaldó el uso medicinal de la mariguana, no obstante dijo estar en contra del uso recreativo, pues afectaría a la juventud, principalmente, según detalló.

“CIJ está a favor de que se pueda utilizar la planta para uso medicinal, pero en cuanto al recreativo, sabemos que hay riesgos para los adolescentes”, indicó.

Roa Muñoz agregó que, de acuerdo con evidencia científica, el consumo de la mariguana es un factor de riesgo para el desarrollo de la esquizofrenia, además que pueda detonar problemas mentales en personas entre otras cosas.

Entonces, si se llega a regular el consumo de la mariguana, debe haber una estricta vigilancia y control por parte de las autoridades para no vender productos a menores de edad, como pasa con el tabaco o el alcohol, drogas de fácil acceso para la población joven.

Edición: Elsa Torres

NOTICIAS RELACIONADAS

...
19 de Octubre del 2020
Cultura
Dzibilchaltún seguirá cerrado una semana más
Leer más
...
19 de Octubre del 2020
Economía
Mérida redirecciona recursos de COVID-19 para atender inundaciones
Leer más
...
19 de Octubre del 2020
Sociedad
No más ciclistas ni peatones muertos en Yucatán: Cicloturixes
Leer más